Economía
Activismo

Paolo Bray: "Los consumidores deberían preguntarse cuál es el origen de cada producto"

El fundador y director de la Organización Mundial de la Sostenibilidad, de Friend of the Earth y Friend of the Sea conversó con este medio sobre la importancia de tomar conciencia de la crisis ambiental.

Se escucha mucho la frase ?Hay que cuidar la tierra', pero no se incluye en ello el cuidado de nuestra salud y calidad de vida, como si la humanidad no fuese parte de la naturaleza. En esta era, felicidad y estabilidad emocional se venden asociadas y equiparadas a la idea de consumismo desenfrenado. Importa "tener todo y ya", hasta cuando se trata de comida. Sin embargo, ¿sabemos qué nos estamos llevando a la boca? ¿conocemos su recorrido realmente?   

Mirá también: "El Etiquetado Frontal de Alimentos sorteó la grieta y ¡ya es ley!"  

"Los consumidores deberían preguntarse cuál es el origen de cada producto", dijo a Carbono News, Paolo Bray, fundador y director de la Organización Mundial de la Sostenibilidad que lleva adelante las certificaciones Friend of the Earth (Amigo de la Tierra) y Friend of the Sea (Amigo del Océano) -creadas en 2016- para que los consumidores reconozcan por sus sellos si los productos que quieren adquirir tienen un origen sustentable.

Esta organización posee varios programas de conservación de especies y Bray, particularmente, lleva luchando más de 30 años por la protección de la biodiversidad. Fue director del Proyecto Dolphin-Safe/Earth Island Institute que salvó millones de delfines de la muerte en las redes de pesca de atún e inició el movimiento de productos de mar sostenibles.

Paolo Bray (Gentileza)

En conversación con Carbono.news, Paolo Bray profundizó sobre la relación del ser humano con su salud, con su entorno, con los animales y declaró que es necesario un cambio de mentalidad para superar la crisis ambiental.

Paolo, usted se interesa desde hace más de 30 años en el cuidado de nuestra casa común, ¿ve que ahora todos comprenden el caos ambiental en el que estamos? ¿Quiénes todavía no toman conciencia?

Los humanos son parte de la naturaleza, la naturaleza es parte de nosotros y no podemos sobrevivir sin ella. No es solo un asunto de mera subsistencia: necesitamos también de la naturaleza para tener una buena calidad de vida y un equilibrio mental. Es parte de nosotros. Y es por esto que ahora nuestro instinto nos está llevando a un cambio radical en nuestro comportamiento que al principio fue lento, pero que ahora se está acelerando.

Treinta años atrás, cuando trataba de convencer a las compañías de obtener sus productos alimenticios de origen marítimo mediante prácticas sustentables y sin matar delfines, ellas me miraban como si yo viniera de Marte. Actualmente, todas las empresas dicen que se están reinventando, pero parte de estas afirmaciones no están respaldadas por cambios reales y engañan a los consumidores. Los consumidores deberían preguntarse cuál es el origen de cada producto y confiar solamente en certificaciones de terceros, como Friend of the Sea y Friend of the Earth. También, todos debemos consumir menos, reutilizar, reducir y reciclar.

Aún no hay un Tratado de los Océanos eficiente en la ONU, ¿cómo incide esto en el aumento de las colisiones que generan daños y muertes de ballenas?

La Ley del Océano, si bien es un buen paso adelante, ya está desactualizada y no considera en detalle cuestiones como las colisiones con barcos balleneros. No hay límite para la cantidad de embarcaciones que navegan por nuestros océanos. Además, los límites de velocidad de estos barcos, que van tres veces más rápido que las ballenas, a menudo son solo voluntarios. No se aplican tarifas por chocar con ballenas, ni es obligatorio informar sobre estos choques. Con el programa y la certificación Whale-Safe estamos tratando de motivar a las compañías navieras a autorregularse, ya que los gobiernos están ausentes en materia de introducir leyes y regulaciones obligatorias para limitar este impacto insostenible en las poblaciones de ballenas.

EE. UU. y Canadá se encuentran entre los pocos países que han introducido áreas de desaceleración, en su mayoría de forma voluntaria. Las compañías navieras deberían ser consideradas responsables de la matanza de ballenas. Los sistemas de observación de ballenas efectivos y de tiempo completo deben ser obligatorios a bordo de los principales buques de navegación y cruceros; todos los barcos también deberían informar en línea y en tiempo real sobre la presencia de ballenas y ser multados económicamente si golpean cetáceos. Ese monto tendría que ser donado a un proyecto internacional para proteger aún más a las ballenas. Son animales icónicos que han acompañado a la raza humana a lo largo de su presencia en el planeta. No podemos darnos el lujo de permitir que se extingan, pero la tasa de choques con barcos balleneros es tal que algunas especies de ballenas están en peligro crítico. Todos deberíamos sensibilizarnos sobre el tema y los medios de comunicación son muy útiles para informar a los consumidores en este sentido. Las colisiones son su principal causa de muerte.

¿Cómo se puede colaborar con sus proyectos?

 Las colisiones son la principal causa de muerte de las ballenas (Foto: Boris Horvat/ Friend of the Sea)

Todos aquellos que trabajan en empresas y hacen uso de proveedores de envío (la mayoría de las empresas mandan sus productos por transporte marítimo) pueden enviar cartas a sus proveedores pidiéndoles que se vuelvan seguros para las ballenas y se comprometan a reducir el riesgo de colisiones con barcos. Aquellos que planean cruceros turísticos pueden escribir un correo electrónico a las líneas de cruceros pidiéndoles que participen de una manera similar para proteger a las ballenas.

Las compañías navieras deberían ser consideradas responsables de la matanza de ballenas (Foto: Friend of the Sea/ NOAA, HIHWNMS)

Friend of the Sea ha premiado a Hapag Lloyd y MSC Cruises por su compromiso de alto rendimiento para reducir las colisiones de barcos con ballenas. La mayoría de las certificaciones de sostenibilidad han sido creadas por los propios grupos de presión de la industria y sus directorios están integrados por las mismas empresas que certifican. En cambio, Friend of the Sea y Friend of the Earth siempre han mantenido su independencia de la industria. Además, estamos entre los pocos que también son monitoreados por los Organismos Nacionales de Acreditación y, por lo tanto, somos más confiables para los consumidores.

Esta nota habla de:
Más de Economía
Iberia, Lufthansa y Swiss Air apuestan a la descarbonización: modernizan sus flotas y compensan su huella de carbono
Economía

Iberia, Lufthansa y Swiss Air apuestan a la descarbonización: modernizan sus flotas y compensan su huella de carbono

La empresa española ha contraído un firme compromiso con la sostenibilidad y tomado importantes medidas en favor del medio ambiente
Coldplay y las baterías recicladas: las multinacionales ya buscan alternativas por la escasez de recursos naturales
Economía

Coldplay y las baterías recicladas: las multinacionales ya buscan alternativas por la escasez de recursos naturales

La banda de Chris Martin puso en agenda los avances industriales en torno a la campaña "Raze to Zero Emissions" (Carrera a las cero emisiones).
"Si los municipios argentinos hubieran comprado dos vehículos eléctricos cada uno, nuestra industria no correría peligro" dijo Pablo Naya, titular de Sero Electric
Economía

"Si los municipios argentinos hubieran comprado dos vehículos eléctricos cada uno, nuestra industria no correría peligro" dijo Pablo Naya, titular de Sero Electric

Tras una década de trabajo, la empresa no pudo consolidarse en el mercado local de vehículos sustentables y anuncia su posible partida del país.