Activismo
Sustentabilidad

¿Qué es la permacultura?

Los cambios a gran escala en el uso del suelo son necesarios para una vida a largo plazo y de calidad, pero también es importante adquirir hábitos saludables y ecológicos.

La sostenibilidad es un término que cada vez es más utilizado y reconocido. Y con razón. En época de pandemia ocasionada por un virus de origen zoonótico y con miles de expertos de todo el mundo que señalan un urgente llamado a la acción para impedir que la Tierra se siga calentando y genere desastres ecológicos y sociales, esta palabra cobra aún más sentido.

Sostenibilidad o sustentabilidad significa que algo se puede sostener a lo largo del tiempo sin agotar sus recursos o perjudicar el medio ambiente. Es decir, describe cómo los sistemas biológicos se mantienen productivos con el transcurso del tiempo. Se refiere al equilibrio de una especie con los recursos de su entorno.

Jardín pedagógico permacultual en Borgoña, Francia (Foto: De Alôsnys)

En este sentido, entra la permacultura en escena. La permacultura es un sistema en el que se combina la vida de los seres humanos de una manera respetuosa y beneficiosa con la de los animales y las plantas, de modo que se pueda proveer las necesidades de todos de una forma adecuada. La idea es que exista un equilibrio para una vida sustentable en el planeta.

(Fuente: Permanent Culture Principles)

Bill Morrison (Foto: Nicolas Boullosa/ Wikipedia)

El origen de la palabra es en inglés "permanent culture" que significa "cultura permanente". Esto hace referencia a la "agricultura permanente", es decir, que el método agrícola utilizado tiene que tener futuro. Junto al ingeniero David Holmgren, el biólogo australiano Bill Morrison, ya fallecido, es considerado el padre de este movimiento.

Su lema es: "Una cultura no puede sobrevivir por mucho tiempo sin una base agrícola sostenible y una ética del uso de la tierra".

Por lo tanto, es un sistema de principios de diseño agrícola y económico, político y social basado en los patrones y las características del ecosistema natural. El proceso de diseño permacultural se compone de la planeación, implementación y mantenimiento enfocados en una optimización tanto para las necesidades actuales como futuras.

Su objetivo es una integración óptima de las necesidades ecológicas, económicas y sociales del sistema, de modo que pueda auto regularse a largo plazo y mantener un equilibrio dinámico. 

Tal vez te interese: "Agronegocio vs agroecología: ¿cuáles son las consecuencias del trigo genéticamente modificado?"

(Fuente: permanentcultureprinciples.com)

Los ejes centrales de la permacultura son la producción de alimentos, abasto de energía, el diseño del paisaje y la organización de (infra)estructuras sociales. Holmgren ideó una ética de la Permacultura basada en tres principios fundamentales:

   Cuidado de la tierra: agua, suelo, bosques.

   Cuidado de las personas: tanto de modo personal como familiar y social.

   Repartición justa: redistribución de los excedentes, que todas las personas puedan cumplir sus necesidades. También, hace alusión a los límites del consumo y la producción. Y, por último, que todo se regenere, es decir, que se reciclen y reutilicen los residuos.

Bioconstrucción permacultural realizada con materiales sostenibles. (Foto: S Woodside/ Flickr)

Para lograr todo esto, los autores proponen que cada persona se conecte con la naturaleza para que pueda aprender de ella: desde consumir alimentos de estación hasta observar e interactuar con ella. Hacen hincapié en la en que la sostenibilidad es inclusiva e integradora.

Tal vez te interese: "La verdadera sostenibilidad no es posible sin la inclusión de las discapacidades"

Además, valoran la diversidad de lo natural, la creatividad y de la reutilización de los residuos para no generar basura.

¿Cómo aplicarlo a la vida diaria?

Casa sustentable permacultural (Foto:holmgren.com.au)

Cualquier persona puede cambiar sus hábitos para mejorar la salud del planeta y ser más sustentable, más allá de los cambios a gran escala que son urgentes y necesarios para que tenga un impacto real en los objetivos del Acuerdo de París.

Tal vez te interese: "Circularidad desde el edificio hasta las ideas: así son las primeras escuelas sustentables de Latinoamérica"

Estas nuevas costumbres son: reducir el consumo de la energía, hacer compost, reciclar y reutilizar, usar racionalmente el agua, comprar alimentos agroecológicos y apoyar a comercios locales para favorecer la economía circular. La idea es vivir "más lento", es decir, salir de la velocidad y el consumo sinsentido impuesto en la sociedad.

Reciclar y reutilizar es clave en la permacultura (Foto: Pixabay)

Actualmente, Holmgren da cursos todos los años para cualquier persona que quiera tener una vida más sustententable.

Esta nota habla de:
Más de Activismo
Piden liberar de Mundo Marino a la única orca en cautiverio que queda en Sudamérica
Activismo

Piden liberar de Mundo Marino a la única orca en cautiverio que queda en Sudamérica

Desde la asociación de Activistas Animalistas de La Costa lanzaron una petición por Change.org para liberar a Kshamenk, que lleva 28 años de encierro.
"Ruta Natural", turismo sustentable y economía circular por Argentina
Activismo

"Ruta Natural", turismo sustentable y economía circular por Argentina

A través de una resolución, el Ministerio de Turismo lanzó esta iniciativa que ofrece rutas territoriales y circuitos temáticos para disfrutar de unas vacaciones al aire libre que favorezcan a la economía circular.
Qué es Yawa, la tecnología hecha en Perú que convierte el viento en agua
Activismo

Qué es Yawa, la tecnología hecha en Perú que convierte el viento en agua

El inventor es Max Hidalgo Quinto y fue galardonado como uno de los Campeones de la Tierra 2020 por ayudar a las comunidades que tienen escasez.