Energía
Energía nuclear

Argentina podría imitar a Rusia y tener centrales nucleares flotantes

La agencia de energía atómica rusa contó que el país estaba interesado en estas centrales, cuyos detractores llaman "Chernobiles flotantes".

La noticia se conoció de fuentes oficiales de la propia Rusia. Ese país ha logrado generar centrales nucleares flotantes para asistir a sitios con serios problemas de infraestructura energética, o que fueron muy afectados por fenómenos naturales. La agencia de energía atómica de la nación más extensa del planeta señaló que al menos 12 países están interesados en comprar estas naves. Entre ellos figuran Argentina, Argelia, Cabo Verde, Canadá, Indonesia y Malasia.

Planta nuclear flotante Akademik Lomonosov en Rusia (Foto: Reuters - Maxim Shemetov)

Los detractores de estas iniciativas los llaman peyorativamente "Chernobiles flotantes" o "Titanics nucleares". Greenpeace, por ejemplo, asegura que serían fáciles objetivos para terroristas que podrían secuestrar los buques o impactar explosivos contra ellos.

Los defensores de esta modalidad destacan el avance ruso para construir en sus propios astilleros de San Petersburgo maravillas técnicas como el Akademik Lomonosov que fuera presentado por el gobierno de Vladimir Putin tras 11 años de investigación y trabajos. Se trata de la primera plataforma flotante del mundo que alberga dos reactores nucleares. 

Mirá también: El valor de la energía mareomotriz en la Patagonia

Sostienen sus impulsores que estas iniciativas reducen las emisiones de carbono ya que no contribuyen al efecto invernadero. Son mucho más sostenibles que las que usan hidrocarburos o carbón.

Tanto China como Estados Unidos también trabajan en la idea de construir centrales nucleares sobre el agua.

Estas embarcaciones no sólo suministran energía a las regiones alejadas sino que abastecen de electricidad a los hogares y los diferentes edificios de ciudades de hasta cien mil habitantes. Cada navío podría estar anclado en puerto y trabajando hasta 24 años de manera consecutiva.

¿Cuánto costaría adquirir uno de estos gigantes que producen hasta 70 Megavatios? Cerca de 250 millones de dólares cada uno.

Los desechos, el principal problema 

La unidad es autosuficiente ya que sólo debe recibir combustible cada tres años y sus reactores tienen una vida útil superior a los 40 años. Sin embargo, el mayor inconveniente radica en los residuos radiactivos que permanecerán sobre cubiertas hasta 12 años seguidos.

Tienen una eslora de 145 metros, una manga de 30 metros y un calado inferior a los seis metros. Son ideales para mares, ríos o lagunas profundas. Pueden transportar hasta 22.000 toneladas y llevar a una tripulación de 70 personas que viven a bordo, adonde dispone de gimnasios, piscinas y comedores.

Mirá también: Vivir en la Antártida: cómo es Halley VI, la base construida sobre esquíes y pintada para simular la luz solar

Consultado por Carbono News, el ingeniero nuclear Jorge Barón, vicerrector de la Universidad Nacional de Cuyo, expuso defectos y virtudes de la iniciativa.

"La tecnología rusa en la materia está muy desarrollada y es muy segura. Las centrales tipo Chernóbil fueron desactivadas en su totalidad hace muchos años. No tienen nada que ver con las actuales que son muy parecidas a las norteamericanas, chinas o coreanas", detalló Barón.

Y agregó: "Una central flotante es de menor potencia. Se las pensó para desalinizar agua de mar, por ejemplo, en sitios casi desérticos. Se las pensó también desde el punto de vista bélico y para zonas de desastres, ya que transportan energía de manera rápida hasta cualquier puerto del mundo. Rusia ya tiene centrales de este tipo operando en el mar Báltico y en la Siberia".

A la hora de evaluar una eventual compra para Argentina, señaló: "Es una opción a estudiar aunque no creo que tenga mucho sentido para Argentina en la actualidad. Es mejor una planta instalada en tierra firme que una sobre el agua. Nuestro país va a construir centrales nucleares en el mismo predio de Atucha 1 y 2 en Lima, provincia de Buenos aires. Lo ideal sería multiplicar allí las unidades tradicionales. Argentina tiene un sistema propio de control muy robusto. Tiene una maduración histórica. Somos un país confiable y ninguna instalación aquí va a estar por debajo de los estándares de seguridad internacionales"

¿Servirá la buena sintonía entre Buenos Aires y Moscú para destrabar todos los obstáculos que plantean los especialistas?

Esta nota habla de:
Más de Energía
Hidroeléctricas en riesgo revelan la necesidad de avanzar en la resiliencia climática de Perú
Energía

Hidroeléctricas en riesgo revelan la necesidad de avanzar en la resiliencia climática de Perú

Ante los efectos del cambio climático y El Niño, las hidroeléctricas enfrentan desafíos operacionales en Perú. La escasez de lluvias ha disminuido drásticamente la capacidad de los embalses, obligando a tomar medidas extremas como la quema de diésel para mantener el suministro energético. Esto no solo retrasa la transición energética, sino que también subraya la urgencia de diversificar las fuentes de energía y fortalecer la resiliencia del sistema ante un futuro climático cada vez más desafiante.
Hidrógeno: la Nueva Era de la Energía ya ha comenzado
Energía

Hidrógeno: la Nueva Era de la Energía ya ha comenzado

En el contexto de descarbonización de la economía que atravesamos, el Hidrógeno se ha convertido en un rotundo protagonista. La producción de Hidrógeno con fines energéticos es un tema de interés mundial. La inversión en su producción aumenta cada vez más a nivel global y se incrementan nuevos proyectos que lo tienen como figura central.
Revolución solar en Chile: más sol y menos carbón
Energía

Revolución solar en Chile: más sol y menos carbón

Chile ha emergido como líder en la adopción de energías renovables en América Latina y, en particular, en la producción de energía solar. Sus recursos naturales privilegiados sitúan al país en una posición envidiable para transformar su matriz energética. Sin embargo, el boom de proyectos solares camina más rápido que la retirada de centrales a carbón. ¿Estamos reemplazando realmente los combustibles fósiles o solo agregando capacidad renovable al sistema energético?