Ciudades inteligentes
Sostenibilidad

Ciudad-huerta: Rosario ganó un premio mundial a la resiliencia climática

Rosario contrarrestó la grave crisis del 2001 con agricultura sostenible. La iniciativa ha recibido el Premio de las Ciudades por su resiliencia ante el cambio climático.

La crisis del 2001 en Argentina dejó a una cuarta parte de la población de Rosario sin empleo. Este hecho, combinado con la vulnerabilidad de la ciudad ante las inundaciones y olas de calor producto de la crisis climática, sentaron las bases del proyecto agricultura urbana que lleva en marcha casi veinte años. Equidad y resiliencia fueron los adjetivos por los que la iniciativa rosarina ganó el Premio Ciudades 2020-2021.

Algunos productores de las huertas urbanas de la ciudad de Rosario (Foto: Secretaría de Ambiente y Espacio Público de la Municipalidad de Rosario)

Corrían los años 2001 y 2002, Rosario vivía una grave crisis económica y social, pues los alimentos se habían multiplicado por cuatro en muy poco tiempo, y cada vez menos personas podían acceder a ellos. Ante este problema, el municipio, diferentes expertos y personas de la comunidad decidieron transformar lotes baldíos en tierras fértiles.

Carbono News conversó con María Cantore, subsecretaria de Ambiente de Rosario, para conocer los detalles del proyecto premiado: "Producción sostenible de alimentos para una Rosario resiliente".

"En el 2002, tanto desde la municipalidad como personas de la comunidad decidimos retomar algunos espacios urbanos que estaban con residuos y desaprovechados, muchos de zonas vulnerables para reconvertir esos espacios vacantes en tierras fértiles y en espacios bellos", dijo Cantore. Hoy Rosario cuenta con 75 hectáreas de huertas agroecológicas dentro de la ciudad.

Pronto se escaló esta idea al cinturón verde de Rosario, a la zona periurbana. En la actualidad hay alrededor de 700 hectáreas reservadas legalmente solo para la producción de frutas y verduras, por lo que otros usos como el industrial están prohibidos. Muchas son agroecológicas y algunas están en transición.

Productor de la zona periurbana de Rosario (Foto: Secretaría de Ambiente y Espacio Público de la Municipalidad de Rosario)

Estas huertas urbanas y periurbanas no sólo alimentaban a la ciudad con productos sanos, también permitieron generar empleo para aquellos que se quedaron sin ingresos en la crisis del 2001. Las mujeres fueron unas de las más afectadas, muchas se quedaron sin trabajo. Por este motivo, la iniciativa también buscó emplearlas a ellas y hoy son el 50% del total de huerteros y huerteras de la ciudad. "Lo bueno de las hortalizas es que el ciclo entre la siembra y la cosecha es corto. Entonces para la población vulnerable era muy importante tener el resultado de forma rápida. Tenían el ingreso y también el alimento", destacó Cantore.

Productor del Cinturón Verde de Rosario (Foto: Secretaría de Ambiente y Espacio Público de la Municipalidad de Rosario)

Otra de las piedras angulares del proyecto consiste en hacerse más resilientes ante el cambio climático, un aporte extra que las huertas también proporcionan, pues estos espacios pueden enfrentar las consecuencias del cambio climático, mejorando la capacidad del suelo para absorber agua. "Estas áreas pueden contrarrestar copiosas lluvias y preservan la ciudad de las inundaciones. También pueden moderar el clima porque absorben calor y captan dióxido de carbono", dice Raúl Terrible, Promotor, consejero y coordinador del Proyecto Cinturón Verde de Rosario.

Mirá también: Composteras comunitarias: una tendencia que llegó para quedarse

Junto con las huertas urbanas y la producción en las afueras de la ciudad, desde la municipalidad también se promovió que las familias construyeran sus propias huertas en sus balcones, jardines o patios. Ya son más de 2400 familias y 40 escuelas con la huerta en casa.

Una de las ferias de comercialización de alimentos sanos en Rosario (Foto: Gentileza Secretaría de Ambiente y Espacio Público de la Municipalidad de Rosario)

Para comercializar los alimentos, son los propios productores quienes venden las frutas y verduras en siete mercados, una verdulería permanente y 18 espacios itinerantes. Al producir de forma local 2500 toneladas de frutas y verduras anualmente, se han acortado las cadenas de suministro y se han reducido las emisiones en un 95%. Rosario consume frutas y verduras de La Plata, sin embargo, ahora se pueden consumir más alimentos de cercanía, una ventaja para enfrentar futuras situaciones de desabastecimiento. 

"Cuando el año pasado empezó el tema del COVID, había la posibilidad de que se frenara la distribución de alimentos dentro de Argentina, por suerte no pasó, pero contar con soberanía alimentaria dentro de la ciudad nos da un resguardo que nos ayudaría a enfrentar posibles crisis. A unos pocos kilómetros de mi casa tengo alimentos sanos o incluso dentro de mi casa, es un plus que queremos impulsar como ciudad", reflexionó Cantore.

Mirá también: Comida sana a precios justos: la UTT abrió una colonia agroecológica en Tapalqué

El proyecto ganó el Premio Ciudades entre 262 proyectos de 54 países, otorgado por el Centro Ross para las Ciudades Sostenibles del World Resources Institute (WRI).

Para la Municipalidad el premio significó un nuevo impulso para seguir sumando productores y al proyecto. "El premio significa un reconocimiento a las muchísimas personas que vinieron trabajando: huerteros, huerteras, técnicos, políticos. Nos da el impulso para seguir profundizando el modelo". Con la dotación económica buscarán que más productores del Cinturón Verde puedan unirse a la agricultura agroecológica y también se proponen mejorar la comercialización.






Esta nota habla de:
Más de Ciudades inteligentes
¡Silencio por favor!: cómo el ruido nos mata silenciosamente
Ciudades inteligentes

¡Silencio por favor!: cómo el ruido nos mata silenciosamente

Tanto la salud humana como la flora y fauna se ven seriamente afectadas por un tipo de contaminación que se escucha, pero del cual mucho no se habla.
Reciclá tu aceite: la campaña que busca impedir la contaminación del agua convirtiendo este residuo en materia prima y concientizando en escuelas
Ciudades inteligentes

Reciclá tu aceite: la campaña que busca impedir la contaminación del agua convirtiendo este residuo en materia prima y concientizando en escuelas

La empresa santafesina DH-SH promueve que las personas acerquen estos líquidos usados a contenedores específicos para luego convertirlos en biocombustibles de segunda generación.
¿Estás planeando tus vacaciones?: ¡estos son los hoteles más verdes de la Argentina!
Ciudades inteligentes

¿Estás planeando tus vacaciones?: ¡estos son los hoteles más verdes de la Argentina!

Tienen una "ecoetiqueta" que los identifica como sitios que promueven prácticas protectoras del medio ambiente, de la comunidad y del destino turístico donde se desarrolla la actividad. En Argentina, son 142 los establecimientos certificados. ¡Agendalos!