Activismo
Minería

"Puentes de Agua", el festival para los Pueblos contra los extractivismos, se hará en Andalgalá el fin de semana

El encuentro contará con la participación de autoconvocados, periodistas y asambleas de todo el país con el objetivo de intercambiar experiencias de resistencia, visibilizar diferentes problemáticas y pensar estrategias comunes de lucha.

El encuentro y festival para los Pueblos "Puentes de Agua" se llevará a cabo los días 22 y 23 de octubre en la localidad catamarqueña de Andalgalá, con la finalidad de intercambiar experiencias de resistencia contra los extractivismos, visibilizar la diferentes problemáticas y pensar estrategias comunes de lucha. Habrá personas autoconvocadas, periodistas, activistas socioambientales y asambleas de todo el país. El punto en común: la defensa del agua.

Mirá también: "De La Alumbrera a Proyecto MARA: Andalgalá y su defensa del agua frente a la megaminería"

La idea del Encuentro-Festival nació después de las detenciones de Aldo Flores y Enzo Brizuela el 30 de mayo pasado, con el objetivo de acompañar la lucha de la Asamblea El Algarrobo. Este colectivo se formó en 2009, cuando se conocieron las primeras noticias sobre el mega emprendimiento minero Agua Rica, pero la resistencia contra el extractivismo tiene más de 20 años.

Los organizadores señalan:

"En Andalgalá ya sabían, por tener instalado en sus cerros el yacimiento Bajo La Alumbrera (activo desde 1997), que la mega minería no deja en las comunidades más que pobreza, división y tierra devastada. Y por eso no estaban ni están dispuestos a dejar que el proyecto Minera Agua Rica Alumbrera (MARA) continúe. De hecho, desde hace 12 años que el pueblo camina todos los sábados, de manera ininterrumpida, para expresar que NO hay licencia social para la megaminería. Ya van más de 650 caminatas".

"Esta resistencia generó sus reacciones. Como sucedió en Choya, el 3 de mayo pasado, cuando el pueblo que frenaba el avance de las máquinas mineras fue baleado por la policía y se produjo la detención ilegal de Karina Orquera, vecina de Choya. O como cuando los reprimen cada 15 días por estar sosteniendo un bloqueo en el cerro para evitar la contaminación de las nacientes de agua".

"Las reacciones también se expresan con las patotas parapoliciales que los hostigan permanentemente y cuando los fiscales se apoderan de los celulares de los manifestantes para destruir la evidencia que da cuenta de la violación sistemática de derechos. También, cuando en cada decisión que toma el gobierno se propicia el avance de las empresas transnacionales dando cuenta de la Dictadura Minera a la que se somete a toda la población".

"Actualmente hay alrededor de 100 causas judiciales contra compañeros y compañeras que defienden la tierra, el agua y la vida. Causas en las que sistemáticamente se ordenan indagatorias, detenciones y allanamientos injustificados. Otra forma de violencia institucional contra los pueblos y territorios de sacrificio, otra manera de justificar el Ecocidio, culpabilizando a las víctimas".

En el resto de la provincia la situación también es difícil: Antofagasta de la Sierra, Ancasti, Belén y Fiambalá son algunas de las comunidades afectadas por la megaminería. Los proyectos, en distintas etapas de avance, se distribuyen a través de toda la región.

"Pero la realidad de Catamarca no es excepcional, ya que a lo largo y ancho del país los proyectos extractivistas se multiplican, poniendo en riesgo la vida de los pueblos. Frente a esto, las comunidades nos organizamos, resistimos y construimos alternativas de vida".

En este contexto, el encuentro en Andalgalá apunta a convertirse en una caja de resonancia de todas las luchas a través del intercambio de experiencias y sobre todo para comenzar a delimitar estrategias comunes, respetando los procesos de cada territorio para reafirmar la autonomía y las diferentes formas de cuidar y de habitar en y con la tierra", cierran.

Cualquier persona puede sumarse al festival. Además, muchos activistas reconocidos, como Soledad Barruti, Guillermo Folguera y artistas convocan y participan de esta iniciativa.

Las organizaciones que convocan son: Asamblea El Algarrobo, Pueblo de Choya, Después de la Deriva, Biblioteca Popular Tupac Amaru, No a la Mina Esquel, Asamblea de Ancasti por la Vida, Red Trasandina de Mujeres Diaguitas Ancestras del Futuro, Abrazo al Aconquija, ProEco Grupo Ecologista, Colectivo de Derechos Humanos Yopoi, Sobrevivientes, Familiares y Compañeros de Campo de Mayo, Museo del Hambre, Círculo Soberanía Alimentaria UNSAM, Cronopias, Colectivo de Comunicación ambiental y popular, Multisectorial Santa Catalina, Conciencia Solidaria, Campaña Plurinacional en Defensa del Agua para la Vida, Multisectorial Provincial Paren de Fumigarnos, Santa Fé, Asamblea No a la entrega de la Costa Quilmes - Avellaneda, Marcha Plurinacional de los Barbijos, Multisectorial Humedales Rosario, Coordinadora BFS y la Dirección Nacional de Políticas Socio-Ambientales de la CTA Autónoma.

Mientras, las organizaciones que adhieren son: Asamblea PUCARA, Asamblea Fiambalá Despierta, Colectivo Reciclador, Radio Comunitaria Punta de Indio, Semillero de Pensamiento Crítico, Frente a la Hidra Capitalista, Coordinadora Socio Ambiental de Bahía Blanca y la Asamblea del Yokavil.


Esta nota habla de:
Más de Activismo
En una nueva era para Argentina, la defensa del ambiente debe mantenerse fuerte
Activismo

En una nueva era para Argentina, la defensa del ambiente debe mantenerse fuerte

Es posible que el nuevo gobierno haya echado por tierra muchos de los logros de la última década, pero también hay que hacer frente a décadas de fracasos en materia de desarrollo, escribe Manuel Jaramillo, director de Vida Silvestre Argentina
Nuevo Atlanticazo en la costa argentina
Activismo

Nuevo Atlanticazo en la costa argentina

Hoy, jueves 4 de enero, organizaciones sociales y ambientales llevarán a cabo un nuevo Atlanticazo en distintos puntos de la Costa Atlántica.
Fiestas de Navidad y Año Nuevo, su impacto ambiental. Segunda parte
Activismo

Fiestas de Navidad y Año Nuevo, su impacto ambiental. Segunda parte

Las Fiestas de fin de año ( Navidad y Año Nuevo) se transformaron hace ya tiempo, y cada vez más, en temporada de comprar, comprar y comprar. Este consumismo vertiginoso está perjudicando al planeta. Las compras excesivas forman parte de una cultura insostenible que está alimentando una triple amenaza planetaria: crisis climática, pérdida vertiginosa de naturaleza y biodiversidad, y niveles exponenciales de contaminación y desechos.
Es hora de ser conscientes de que toda esa parafernalia es muy perjudicial para nuestras vidas.