Recursos naturales
Solidaridad

Tamy, el elefante "mendocino" al que Santiago Maratea quiere ayudar a llegar a un santuario en Brasil

El influencer se enteró de la campaña "Juntos por Tamy" gracias al mensaje de la activista Daniela Fernández. Si dona el dinero que le sobró de campañas anteriores se podría construir un sector adecuado para el animal.

El influencer Santiago Maratea, que fue ampliamente reconocido por su campaña en la que recaudó dinero entre sus seguidores y reunió dos millones de dólares para Emmita, una beba que necesita el medicamento más caro del mundo, ahora pondrá sus "poderes" a disposición de Tamy, un elefante que actualmente vive en el Ecoparque de Mendoza y necesita ser trasladado.

Después de su última hazaña, en la que reunió casi 100.000 dólares para que atletas argentinos viajaran a Guayaquil al Campeonato Sudamericano, anunció que usaría parte del sobrante de campañas solidarias anteriores para la construcción de un recinto para Tamy en un Santuario brasileño.

Sin embargo, a semanas del anuncio, no está confirmado que el influencer vaya a pagar la construcción del recinto de Tamy, o si cubrirá una parte o el total. Según trascendió Maratea, de la colecta para Emmita le sobraron 30.000 dólares y de la de los atletas, 300.000 pesos. A Uriel, un chico que necesita un implante auditivo que vale 12.000 dólares, el instagrammer le cubrirá el monto total. Y el resto iría para Tamy, dijo en sus redes sociales. Desde el Santuario, afirmaron a Carbono News que el influencer se puso en contacto con ellos aunque "aún no tienen una definición del monto a donar".

Mirá también: "Por la fiebre del marfil, el elefante de bosque está al borde de la extinción"

Tamy es un elefante asiático macho de 50 años de edad que vivió más de 40 años en cautiverio. De pequeño fue obligado a trabajar en un circo chileno, pero lo abandonaron por volverse "inmanejable". Desde ese momento, lo llevaron a vivir, hace más de 30 años, al entonces zoológico de Mendoza, actual Ecoparque.

Donde vive ahora, Tamy está rodeado de cemento, el pasto es casi nulo y no tiene árboles. Está en un pozo de hormigón donde todos lo miran desde arriba. Por el encierro, tiene actitudes nerviosas como balancearse sobre sí. Además, sufre problemas en los pies por estar pisando siempre en el mismo lugar e incluso sus propias heces. Por eso, los especialistas le hacen los cuidados necesarios en sus patas a través de un tratamiento positivo con premios cuando hace lo que le piden, sin golpes.

Este elefante ya tiene el permiso del gobierno de Mendoza para ser trasladado a la Asociación Santuario de Elefantes de Brasil (SEB), una organización sin fines de lucro que rescata elefantes cautivos en situación de riesgo, ofreciéndoles el espacio, las condiciones y los cuidados necesarios para recuperarse, física y emocionalmente, de los años en cautiverio. El movimiento está planeado para 2022.

Este lugar, inaugurado en 2016, es el único santuario para elefantes en América Latina, ubicado en una gran propiedad, en Chapada dos Guimarães, Mato Grosso, en el corazón de Brasil.

Cuando llegue a su destino, Tamy se encontrará con dos elefantes familiares: su hija Guillermina, y Pocha, la mamá de esta. Actualmente, los tres residen en el Ecoparque, aunque en recintos distintos, comunicados a través de una reja, pero el traslado de las dos hembras está previsto para dentro de poco.

      Tamy saludando con su trompa a su hija Guillermina y a Pocha, en el Ecoparque (Foto: Global Sanctuary for Elephants)

Guillermina y Pocha, elefantes asiáticos, están trabajando en su adaptación en el Ecoparque de Mendoza para ser trasladadas este mes al mismo santuario adonde iría Tamy. Si terminan el entrenamiento adecuadamente, viajarán en cajas especiales más de 3000 km por tierra, donde se unirán a otras hembras de la misma especie.

En el Santuario se busca que no convivan machos con hembras, ni elefantes de distinta especie. Esto es porque no es un lugar de cría, ni para que la gente los vaya a ver, y además, es para evitar peleas entre los distintos tipos de elefantes. Sin embargo, el hábitat masculino asiático tendrá un corredor para conectarse con el femenino asiático para permitir la socialización a lo largo de una barrera común.

"Los elefantes machos y hembras no crían a sus hijos juntos; más bien, en la naturaleza, los elefantes bebés son criados en grupos femeninos matriarcales. Los jóvenes machos generalmente dejan la manada aproximadamente entre los 11 y los 16. años. En otras palabras, una ‘familia' de elefante salvaje comprende a todas las damas y bebés machos. Los elefantes macho adultos generalmente pasan tiempo entre ellos y no juegan un papel en criar y cuidar a sus hijos", explica la ONG Global Sanctuary for Elephants en su web.

Actualmente, en el SEB viven cinco elefantes hembras. Tamy sería el primer macho y por eso es necesario construir un nuevo espacio, cuyas obras empezarán este junio. Será especial para machos asiáticos y, lo habitarían, además de Tamy, otros dos ejemplares que también se mudarían este año.

"La primera fase del hábitat del elefante asiático macho, que albergará al elefante Tamy, se construirá en 60 hectáreas, incluirá un centro de atención veterinaria de 650 m2 y hasta seis recintos que suman 50 hectáreas de área utilizable para elefantes. Una vez finalizado, podrá dar servicio a hasta cuatro elefantes machos u ocho hembras según la dinámica de la población y los elefantes más necesitados en América del Sur", dijo a Carbono News el dueño del Santuario, Scott Blais, quien también fundó The Elephant Sanctuary en Tennessee, el santuario más grande de América del Norte.

Blais también contó que piensan agrandar el área: "Una vez que se complete esta primera fase, trabajaremos en la expansión de la unidad, que eventualmente incluirá cientos de hectáreas. Este será un hábitat natural con fuentes naturales de agua dulce, bosques y pastizales. Es una región increíblemente diversa con desafíos topográficos", detalló.

Así es el paisaje del santuario (Foto: Gentileza SEB)

Y agregó: "Esto será bastante emocionante, ya que no solo ayudará a promover una mejor salud psicológica y estimulación mental, sino también la estimulación física y la resistencia que desarrollará Tamy mientras migra a través de estos terrenos angulosos. Ambos son fundamentales para la salud en general. Muchos de los problemas de salud que experimentan los elefantes son causados por negligencia sistémica, que no necesariamente son causados por las acciones del zoológico, sino por los espacios reducidos donde son mantenidos".

Mirá también: "El Parque Nacional Yasuní, el más biodiverso del mundo, entre el petróleo y la conservación"

En octubre de 2016 el Santuario de Brasil rescató a Maia. Luego, en 2018 fue el turno de Rana, rescatada en 2018; y en 2019 llegó Lady. En mayo y septiembre de 2020, en medio de la pandemia, Mara (trasladada desde el Ecoparque de la Ciudad de Buenos Aires) y Bambi se convirtieron en los miembros más nuevos de la pequeña manada de hembras del SEB.

Todos por Tamy

En Argentina, la campaña "Juntos por Tamy" fue iniciada por Daniela Fernández, una vecina de San Nicolás. Estuvo compuesta en un principio solo por siete personas de distintas provincias y el grupo activista Ecológicos Mendoza, pero gracias a que Maratea difundió su mensaje, empezó a crecer. Daniela contó a Carbono News que "es la primera vez" en que ella se suma a una iniciativa así "porque se sintió movilizada por la vida de Tamy".

Los animales en cautiverio no están capacitados para volver a la vida salvaje, ya que no podrían adaptarse, por eso el santuario es un lugar intermedio donde los cuidan y tienen vallas para protegerlos de los riesgos externos. "Por lo menos, están libres y hacen lo que quieren", destacó Fernández.

Actualmente, hay dos campañas para colaborar con la construcción del recinto de Tamy, lanzadas por el propio santuario. Una es internacional y recibe donaciones en dólares y la otra es exclusiva para la Argentina y es en pesos. Esta última se consiguió gracias a la organización "Juntos por Tamy" y estaba próxima a terminar, pero el Santuario la extendió hasta fines de junio.

"El Santuario tiene definido cuánto le sale cada una de las cosas que necesita para construir, y por ejemplo, a la campaña argentina le habían asignado el cemento que son US$ 13.800 o ARS$1.278.000 para la construcción de la primera fase del hábitat para los machos asiáticos", detalló Daniela sobre la colecta que espera poder completar con el aporte de Maratea.

El temor de los activistas era no conseguir la plata a tiempo, ya que sino se retrasa la construcción de los recintos y por consiguiente, el viaje de los elefantes. "Tenemos miedo de que Tamy se muera antes de viajar, sabemos que ahora está bien de salud, pero si se retrasara su traslado la situación podría cambiar. Ya pasó con Pelusa, una elefante de La Plata que murió antes de viajar al Santuario", contó Daniela.

En esta línea, dijo que es estresante la situación que viven actualmente los elefantes en el Ecoparque y contó que a Pocha y Guillermina los cuidadores tienen que darles ramas para jugar, ya que ellas no tienen un árbol cerca de donde arrancarlas. "Es una locura", agregó.

Además, señaló que después de la construcción podría haber otra campaña del SEB para conseguir fondos para el traslado.

Mirá también: "En el mundo hay más tigres en cautiverio que libres, y piden una ley que los proteja"

Mientras tanto, en el SEB están construyendo la primera fase del hábitat de las hembras africanas, que será el nuevo hogar de Kenia (que actualmente vive en el Ecoparque de Mendoza) y Pupi y Kuki (que viven en el Ecoparque de Buenos Aires).

Santi Maratea sigue acumulando campañas solidarias en su vida. Una de sus primeras acciones fue una colecta para comprar una ambulancia para la comunidad wichi. "Más allá del dinero, lo importante fue la gran visibilidad que le dio Santi a Tamy", agradeció Fernández.

Esta nota habla de:
Más de Recursos naturales
La magia de los hongos: son clave para la economía circular, super-alimentos y fuente de grandes beneficios medicinales
Recursos naturales

La magia de los hongos: son clave para la economía circular, super-alimentos y fuente de grandes beneficios medicinales

El mundo fungi fue reconocido como tal en 1967. La evolución del conocimiento científico y su globalización contribuyó a utilizar los hongos para potenciar y agilizar el cambio de paradigma. El micólogo Emanuel Grassi repasa todas sus bondades. Fungipor y Fungus, dos emprendimientos nacionales de impacto.
Con 20 millones de habitantes, Nueva Delhi está en emergencia por la contaminación del aire: suspenden clases y ordenan que se haga teletrabajo
Recursos naturales

Con 20 millones de habitantes, Nueva Delhi está en emergencia por la contaminación del aire: suspenden clases y ordenan que se haga teletrabajo

De acuerdo a una encuesta de la Organización Mundial de la Salud, se trata de la urbe más afectada de 1600 ciudades analizadas en los cinco continentes.
 España e Israel demuestran que el agua de mar es una alternativa para enfrentar la escasez hídrica
Recursos naturales

España e Israel demuestran que el agua de mar es una alternativa para enfrentar la escasez hídrica

En el mundo existen 20 mil desaladoras. España es el quinto líder global y utiliza 20% de dicho recurso en agricultura. Israel tiene 6 plantas que producen 600 millones de m3, alrededor del 40% del suministro de agua dulce del país. Chile, ya lo aplica en la minería pero desafía con abastecer a la población.