Ambiente y naturaleza
Crónica de un desastre anunciado

Las tormentas que afectaron al país fueron informadas por el SMN

El día sábado un violento temporal azotó Buenos Aires causando víctimas fatales y cuantiosos daños

El día sábado una violenta ráfaga de 150 kilómetros por hora causó 13 muertes en Bahía Blanca, tras provocar la caída de un muro y el techo de una construcción donde se llevaba adelante una práctica deportiva de patinaje. El Servicio Meteorológico Nacional había alertado sobre este fenómeno, pero los asistentes se sintieron protegidos puertas adentro.

Tras el desastre, el mismo organismo pidió tener conciencia ya que esa tempestad viajaba hacia el Área Metropolitana de Buenos Aires. Arribaría en la madrugada del domingo.

En lugar de suspender las actividades al aire libre, por ejemplo, los organizadores de la popular Fiesta Bresh en Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA), informaron que se habían "tomado medidas precautorias" y que existía un "protocolo de evacuación". A las cuatro de la mañana del 17 de diciembre, tres asistentes resultaron heridos por el temporal y, milagrosamente, no se registraron víctimas de gravedad.

Mirá también: La furia del cambio climático dejó al Paso Pehuenche al borde de la inutilidad

Los videos del desastre se viralizaron rápidamente y pudo comprobarse como el clásico escenario de la Bresh se vino abajo, colapsó.

A la misma hora, muy cerca, en Aeroparque, un total de 16 aviones de Aerolíneas Argentinas quedaron inoperativos porque no les habían colocado los frenos para prevenir daños en grandes tormentas.

Consultada por Carbono.news, Cindy Fernández, vocera del Servicio Meteorológico Nacional declaró: "Huracanes, por suerte, en Argentina no tenemos porque se forman en zonas tropicales y sobre el agua oceánica con más de 27°C de temperatura para que el viento se acelere en alta mar. Tornados si hay, pero en este caso no fue lo que tuvimos porque hubiéramos padecido daños muy diferentes, más circunscriptos y puntuales, acotados y de menor duración. Lo que hemos soportado fue una tormenta severa con ráfagas destructivas. La situación meteorológica estaba prevista, se veía venir en nuestros radares cinco días antes. Hubo alertas amarillas y luego naranjas con 48 y 72 horas de anticipación. Tuvimos vientos de más de cien kilómetros por hora en CABA y el Gran Buenos Aires".


A la hora de evaluar cómo puede ser que a pesar de tantos avisos mucha gente sigue desdeñando los peligros de la agudización de las tempestades, la meteoróloga explicó: "Las informaciones del SMN son gratuitas y públicas. La mayor parte de la población está pendiente del clima. Tenemos memoria a corto plazo y a veces olvidamos que ya hemos pasado por este tipo de situaciones". 






Esta nota habla de:
Más de Ambiente y naturaleza
Aapresid publicó un manual para conservar los suelos y frenar el retorno del arado por la crisis económica
Ambiente y naturaleza

Aapresid publicó un manual para conservar los suelos y frenar el retorno del arado por la crisis económica

La Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa insistió en la necesidad de no abandonar la "labranza cero".
Los agricultores del sur de Brasil, en la primera línea de la crisis climática
Ambiente y naturaleza

Los agricultores del sur de Brasil, en la primera línea de la crisis climática

Las desastrosas inundaciones de mayo fueron el último de una serie de fenómenos meteorológicos extremos que han afectado al estado de Rio Grande do Sul y han hecho que los productores se planteen su futuro
Un proyecto turístico y deportivo busca que el Riachuelo vuelva a ser navegable en la Boca y la Isla Maciel
Ambiente y naturaleza

Un proyecto turístico y deportivo busca que el Riachuelo vuelva a ser navegable en la Boca y la Isla Maciel

La iniciativa es impulsada en conjunto entre el gobierno nacional, a través del ministerio de Turismo y Deportes, y el de la ciudad de Buenos Aires.