Activismo
Viajes

Vacaciones: tips para ser un viajero sustentable en cualquier destino

No importa si es una gran ciudad o un pueblo perdido, la forma de interactuar con el entorno es la clave

Con noviembre llegando a su fin, y los adornos navideños copando las góndolas de los supermercados, la idea de vacaciones cobra cada vez más fuerza. Y en un año tan fuera de lo común como este 2020, muchas cosas serán distintas a como siempre fueron.

Los viajes a Estados Unidos o Europa, las tradicionales vacaciones en la Costa Atlántica, o en Chile o Uruguay, serán reemplazados este verano por otro tipo de vacaciones: quintas alquiladas o destinos cercanos son las opciones más elegidas por los argentinos, en plena pandemia, para cortar con la rutina, sobre todo en un año especialmente estresante y difícil para todos.

Pues bien, independientemente de cuál sea el destino, la idea es que los viajes y escapadas sean lo más sustentables posible y con el mínimo impacto en el lugar que se elija para visitar.

"El turismo sustentable busca ser una herramienta que traccione el desarrollo del visitante a través de la conservación y del cuidado de la biodiversidad. Se trata de encontrar un equilibrio entre lo social, lo económico y lo ecológico", explica a Carbono.news Romina Priore, exgerente de Turismo Sustentable de la Ciudad de Buenos Aires y directora de sustentabilidad de 2cool.

"Que haya un desarrollo programado de lo social, con crecimiento económico y potenciando siempre la ecología o la biodiversidad", amplía.

Con este objetivo, cada vez más localidades, e incluso ciudades enteras, emprendieron el proceso para convertirse en destinos sustentables, pero independientemente de eso, hay varias herramientas para que los viajeros minimicen su impacto en los lugares que visitan, y que se vuelvan ellos mismos "viajeros sustentables", tanto en una gran ciudad como un pueblito de campo.

Tal vez te interese: "El Azufre: así es el primer centro de ski completamente autosustentable, en Mendoza"

Cómo ser un viajero sustentable

Para empezar, siempre hay que tener en cuenta la triada ya citada: sociedad, ecología y economía. Si se aplican estos tres ejes a la lógica a las decisiones, la visita será positiva. 

"Siempre que se reduzca el impacto ambiental en las acciones que realicemos y con respecto al tipo de consumidor que seamos, estaremos generando un cambio positivo en el destino que visitamos", dice Priore.

  • Elegir el hospedaje

Actualmente la mayoría de los alojamientos brindan información sobre sus acciones de sustentabilidad, por lo que muy probablemente tendrán a la vista alguna certificación "verde" si la poseen. Si no, es importante considerar que hagan un uso responsable de algunos ejes que son fundamentales: el agua y la energía, la forma en que gestionan sus residuos, y cómo y cuánto esto afectan al entorno al que pertenecen.

  • La movilidad

Para moverse por el lugar y sus alrededores, siempre que sea posible, es mucho mejor elegir un medio de transporte sustentable, como la bicicleta. Es la mejor opción en cuanto al ejercicio físico, el precio, y su impacto en el ambiente.

El transporte público o compartido es una buena opción para evitar los vehículos particulares, e incluso en el caso de alquilar un auto o camioneta, hacerlo por horas en lugar de por días es una buena forma de minimizar su uso.

  • Compromiso con lo local

Este punto puede considerarse en distintos momentos del viaje, siempre con la premisa de priorizar el consumo de productos y servicios locales. Desde los trabajadores del hospedaje, los espacios que se elijan para comer o para conocer, y las compras que se hagan durante la visita, siempre que el aporte sume a la economía del lugar, mucho mejor. Y si está inmerso en un sistema circular, mejor aún.

"Con respecto a la gastronomía, que sea con materia prima local, productos regionales y estacionales", aconseja Priore.

  • Cuidar el entorno

Durante toda la estadía, y en cada actividad que se realice, es fundamental proteger al máximo la conservación de la biósfera del lugar y no alterar de ninguna manera el ecosistema o la biodiversidad local.




Esta nota habla de:
Más de Activismo
Atlanticazo: "La desinformación es lo que más me llama la atención"
Activismo

Atlanticazo: "La desinformación es lo que más me llama la atención"

Hace dos días fue la marcha por un mar libre de petroleras en Mar del Plata; sin embargo, la concurrencia no fue multitudinaria. En contacto con Carbono.News, una activista y una vecina de la localidad costera explican que el mayor problema es la falta de información para la sociedad.
Lo mejor de 2022
Activismo

Lo mejor de 2022

El cambio climático llegó para quedarse. A pesar de las múltiples adversidades y del negacionismo imperante, son muchas las personas que se comprometen y toman acciones a favor del ambiente.