Activismo
Gaming

Los videojuegos ponen su industria millonaria al servicio del planeta

La alianza "Jugando por el planeta" convoca a decenas de compañías y alcanza a casi 100 millones de usuarios.

Todo comenzó en 2019, mientras los incendios forestales devoraban Australia. Un grupo de jugadores de los videojuegos Space Ape le preguntaron a la compañía cómo podían hacer para ayudar, la firma lanzó una compra a beneficio, y en pocos días reunieron 120.000 dólares. Así, quedó al descubierto que en el mundo del gaming sobran las voluntades para hacerle bien al planeta.

Desde entonces, la idea se esparció y la industria de los videojuegos se alistó para trabajar por el planeta. Así, en agosto de 2020, algunos de los juegos más populares del mundo incluyeron misiones ambientales. Es el caso de Angry Birds 2, Golf Clash y Subway Surfers, por nombrar algunos.

Subway Surfers fue descargado más de 3 billones de veces. (Ilustración: Sybo) 

Los protagonistas de los juegos tienen que proteger a lobos en peligro de extinción, o evitar el calentamiento global, en un género híbrido entre la épica y la cruel realidad. La iniciativa es impulsada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

"Los videojuegos son uno de los medios de comunicación más grandes del planeta. Nuestro objetivo es apoyar a la industria para alentar a los jugadores a ser educados, inspirados y activados en torno a la agenda ambiental más amplia, y hasta ahora parece estar funcionando", asegura Sam Barratt, Jefe de Educación y Promoción del PNUMA.

Actualmente, 2600 millones de personas de todo el mundo juegan videojuegos, y cada vez son más los que se interesan por la conservación del ambiente. En 2019 PNUMA lanzó la Alianza "Jugando por el planeta" y descubrió que así podía involucrar a miles de millones de personas con soluciones para los desafíos sociales y ambientales de la época.

Paralelamente, la industria de los videojuegos tiene ingresos anuales de $140.000 millones de dólares. Supera a Hollywood, Bollywood y la música grabada combinados. En 2017, 666 millones de personas vieron streamings de otras personas jugando en YouTube y Twitch: más que la audiencia combinada de HBO, ESPN y Netflix. El potencial de llegada es enorme.

Playing for the Planet

La mencionada Space Ape es solamente una de las 25 compañías que forman parte de la alianza "Jugando por el Planeta", que nació en 2019 para aprovechar los videojuegos y movilizar en pos de estos objetivos. Ya llegó a más de 970 millones de jugadores.

La Alianza implica compromisos que van desde la reducción de emisiones hasta la activación de movidas ecológicas. A comienzos de 2020 organizó un "Green Game Jam" en el que 11 compañías de juegos móviles compitieron para agregar un elemento de sustentabilidad a uno de sus juegos, generalmente traducidos en objetivos personales, como ir en bicicleta al trabajo, o diseñar entornos verdes, paneles solares o coches eléctricos en los juegos. Y algunas fueron aún más lejos, como Mensah-Bonsu, que convocó a los jugadores a cambiar en la vida real sus focos incandescentes por luces LED.

En el juego "Opciones" (Pixelberry Studios) la protagonista debe concientizar sobre el cambio climático (Foto: Space Ape) 

"Todos estábamos realmente inspirados por la historia de Greta Thunberg. Cualquiera en la empresa que tenga hijos está pensando en qué tipo de mundo le van a dejar a sus hijos. Queríamos mostrarle a la gente que realmente pueden hacer mucho como individuos", dijo Saran Walker, uno de los escritores de Pixelberry.

¿Y por casa?

Mientras intenta crear conciencia y activaciones ecológicas, la industria de la tecnología es responsable por 50 millones de toneladas de desechos electrónicos anuales en todo el mundo, con proyecciones de alcanzar los 120 millones de toneladas para 2050.

Por eso, las empresas comenzaron a comprometerse a ser carbono neutrales o a lo sumo carbono positivas. Supercell, fabricante de juegos para dispositivos móviles, asegura que compensará incluso el dióxido de carbono que usan las personas cuando juegan sus juegos. Rovio y Space Ape quieren emprender acciones similares.

La alianza "Jugando por el planeta" ayudará con el diseño de nueva calculadora de carbono para la industria, desarrollará nuevas orientaciones sobre compensación y forjará nuevos compromisos colectivos en torno a la restauración de paisajes forestales para absorber las emisiones de carbono.

Esta nota habla de:
Más de Activismo
En una nueva era para Argentina, la defensa del ambiente debe mantenerse fuerte
Activismo

En una nueva era para Argentina, la defensa del ambiente debe mantenerse fuerte

Es posible que el nuevo gobierno haya echado por tierra muchos de los logros de la última década, pero también hay que hacer frente a décadas de fracasos en materia de desarrollo, escribe Manuel Jaramillo, director de Vida Silvestre Argentina
Nuevo Atlanticazo en la costa argentina
Activismo

Nuevo Atlanticazo en la costa argentina

Hoy, jueves 4 de enero, organizaciones sociales y ambientales llevarán a cabo un nuevo Atlanticazo en distintos puntos de la Costa Atlántica.
Fiestas de Navidad y Año Nuevo, su impacto ambiental. Segunda parte
Activismo

Fiestas de Navidad y Año Nuevo, su impacto ambiental. Segunda parte

Las Fiestas de fin de año ( Navidad y Año Nuevo) se transformaron hace ya tiempo, y cada vez más, en temporada de comprar, comprar y comprar. Este consumismo vertiginoso está perjudicando al planeta. Las compras excesivas forman parte de una cultura insostenible que está alimentando una triple amenaza planetaria: crisis climática, pérdida vertiginosa de naturaleza y biodiversidad, y niveles exponenciales de contaminación y desechos.
Es hora de ser conscientes de que toda esa parafernalia es muy perjudicial para nuestras vidas.