Activismo
Premio

Campeones de la Tierra 2022: Arcenciel, la ONG que trata el 87% de los desechos hospitalarios del Líbano para evitar enfermedades

Este reconocimiento es el máximo galardón ambiental otorgado por la ONU

Campeones de la Tierra (Champions of the Earth) es un premio que entrega el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) cada año para galardonar a quienes con voluntad, esfuerzo y dedicación movilizan a miles de personas o generan acciones que impactan positivamente en la vida de las comunidades y del ambiente en general.

"Los ecosistemas sanos y funcionales son fundamentales para evitar que la emergencia climática y la pérdida de biodiversidad causen daños irreversibles a nuestro planeta. Los Campeones de la Tierra de este año nos dan la esperanza de que nuestra relación con la naturaleza pueda repararse", dijo Inger Andersen, directora ejecutiva del PNUMA. "Los Campeones de este año evidencian cómo revivir los ecosistemas y apoyar la notable capacidad de regeneración de la naturaleza es tarea de todos: los gobiernos, el sector privado, los científicos, las comunidades, las ONG y las personas a nivel individual".

Este reconocimiento es el máximo galardón ambiental otorgado por la ONU. "Están tomando medidas audaces e inmediatas para proteger y restaurar nuestros ecosistemas porque nuestra salud, bienestar y desarrollo económico dependen de ellos. La edición de 2022 pone de relieve los esfuerzos para prevenir", dicen desde la ONU.

Los Campeones de la Tierra 2022 del PNUMA son:

Arcenciel (Líbano) en la categoría Inspiración y Acción:

Arcenciel es una empresa ambiental que sentó las bases para la estrategia nacional de gestión de residuos de ese país. Recicla cada año alrededor del 87% de los residuos hospitalarios potencialmente infecciosos del Líbano.

Arcenciel - Foto: ONU

Fundada en 1985, Arcenciel se creó para apoyar a las personas heridas en la guerra civil del Líbano, pero con el tiempo su misión se fue ampliando. A través de su programa de Agricultura Sostenible y Medio Ambiente, proporciona servicios de gestión de residuos sólidos en el Líbano, un país que necesitaba todo el apoyo posible para eliminar la basura de manera segura y sistemática. En 2003, la organización comenzó a tratar los desechos médicos que, si se dejan sin tratar en vertederos a cielo abierto y basureros, puede causar infecciones, transmitir enfermedades, contaminar el agua y contaminar los ecosistemas. Para hacer esto, utiliza máquinas de esterilización mediante vapor para convertirlos en residuos domésticos. Solo en 2020, Arcenciel procesó 996 toneladas de desechos médicos.

"Estamos reduciendo el riesgo de infecciones y residuos infecciosos en los vertederos. El impacto resulta en un suelo más limpio, aguas subterráneas más limpias y una mejor salud para todos", dijo Marc-Henri Karam, el encargado de sustentabilidad de la ONG.


Constantino Aucca Chutas (Perú) en la categoría Inspiración y Acción:

Constantino Aucca - Foto: ONU


Es pionero desde hace tres décadas en un modelo de reforestación comunitaria impulsado por comunidades locales y pueblos originarios: consiguió plantar más de tres millones de árboles en el país y también está liderando iniciativas de reforestación en otros países andinos. "La conservación sin dinero es solo conversación. Y si no incluiste a las comunidades locales, es una conversación terriblemente mala", dice.

El interés de Constantino por la conservación comenzó hace tres décadas con el trabajo de campo que realizó como estudiante de biología en Cusco. En ese momento, las laderas de los Andes de Perú que rodeaban la ciudad estaban sometidas a la explotación forestal y la agricultura en expansión.

"La conservación se convirtió en una necesidad", dijo Constantino Aucca. Su vocación de defensa de la naturaleza se fortaleció a instancias de sus abuelos, agricultores quechuas. "Me dijeron: mira, tu nombre es Aucca, significa guerrero. Intenta hacer algo por nosotros, los agricultores".

Constantino Aucca lidera a las comunidades locales en un esfuerzo por proteger los bosques en América del Sur que son fundamentales para combatir el cambio climático y albergan especies únicas de plantas y animales. La Asociación de Ecosistemas Andinos, que Constantino Aucca fundó en 2000, plantó más de 3 millones de árboles en Perú y protegió 30.000 hectáreas.

"La conservación sin dinero es solo conversación. Y si no incluiste a las comunidades locales, es una conversación terriblemente mala"


Mirá también: "Un estudiante filipino creó paneles solares con frutas y verduras"


Partha Dasgupta (Reino Unido) en la categoría Ciencia e Innovación:

Partha Dasgupta. Foto: ONU

Es un prestigioso economista cuyo estudio histórico sobre la economía de la biodiversidad reclama un replanteamiento fundamental de la relación de la humanidad con el mundo natural para evitar que los ecosistemas críticos alcancen puntos de inflexión peligrosos.

En 2019, la Tesorería del Reino Unido se acercó a Partha Dasgupta para llevar a cabo una revisión de la economía de la biodiversidad. El economista de la Universidad de Cambridge no lo pensó dos veces antes de decir "sí". El resultado fue el estudio "La economía de la biodiversidad: Revisión Dasgupta".

Publicado en febrero de 2021, el informe histórico muestra que el crecimiento económico tuvo un coste devastador para la naturaleza: la humanidad está destruyendo su bien más preciado, el mundo natural, al vivir por encima de las posibilidades del planeta. Además, destaca las estimaciones recientes que dicen que se necesita 1,6 veces la Tierra para mantener el nivel de vida actual.

"Cuando se leen las previsiones económicas, se habla de inversión en fábricas, tasas de empleo, crecimiento [del producto interno bruto]. Nunca mencionan lo que les está pasando a los ecosistemas", dijo Dasgupta. "Es realmente urgente que pensemos en ello ahora".

El informe fue la culminación de cuatro décadas de trabajo en las que Dasgupta ha buscado traspasar los límites de la economía tradicional y dejar al descubierto la conexión entre la salud del planeta y la estabilidad de las economías.


Purnima Devi Barman (India) en la categoría Visión Emprendedora

Purnima Barman. Foto: ONU

Es una bióloga de vida silvestre que lidera el "Ejército Hargila", un movimiento de conservación de base formado exclusivamente por mujeres dedicadas a proteger de la extinción a la gran cigüeña ayudante. Las mujeres crean y venden textiles con motivos del ave, y así ayudan a sensibilizar sobre la especie mientras construyen su propia independencia económica.

Su pasión por estas aves comenzó cuando tenía cinco años y fue enviada a vivir con su abuela a orillas del río Brahmaputra en el estado de Assam. Separada de sus padres y hermanos, la niña se sintió desconsolada, pero para distraerla, su abuela, una granjera, comenzó a llevarla a los arrozales y humedales cercanos para enseñarle las aves que había allí. "Vi cigüeñas y muchas otras especies. Ella me enseñó canciones de pájaros. Me pidió que cantara para las garcetas y las cigüeñas. Me enamoré de las aves", afirmó Barman.

En la actualidad existen menos de 1.200 grandes cigüeñas ayudantes maduras, menos del 1% de lo que eran hace un siglo. Se debe en parte a la destrucción de su hábitat natural. Los humedales donde prosperan las cigüeñas fueron drenados, contaminados y degradados, reemplazados por edificios, carreteras y torres de telefonía móvil a medida que la urbanización de las áreas rurales se acelera. Los humedales nutren una gran diversidad de vida animal y vegetal, pero en todo el mundo están desapareciendo tres veces más rápido que los bosques debido a las actividades humanas y al calentamiento global.

Después de obtener un título de máster en zoología, Purnima Barman comenzó un doctorado sobre la gran cigüeña ayudante. Sin embargo, al notar que muchas de las aves con las que había crecido ya no existían, decidió retrasar su tesis para centrarse en mantener viva la especie. Comenzó su campaña para proteger a la cigüeña en 2007, centrándose en las aldeas del distrito de Kamrup de Assam, donde las aves estaban más concentradas y eran menos bienvenidas.

Allí se denigra a las cigüeñas por hurgar en los cadáveres, llevar huesos y animales muertos a los árboles donde anidan, muchos de los cuales crecen en los jardines de las personas. Los animales miden alrededor de1,5 metros de altura con una envergadura de hasta 2,4 metros y los habitantes de los pueblos a menudo prefieren talar árboles en sus patios traseros antes que permitir que las cigüeñas aniden en ellos. "El pájaro fue totalmente incomprendido. Se les trató como un mal augurio, mala suerte o portadores de enfermedades", dijo Purnima Barman, quien también fue objeto de burlas por intentar salvar las colonias de anidación.

Para proteger a la cigüeña, Barman sabía que tenía que cambiar la percepción del ave, conocida a nivel local como "hargila" que en idioma asamés (que significa "tragahuesos") y, por eso, movilizó a un grupo de mujeres del pueblo para que la ayudaran.

Hoy, el "Ejército Hargila" está formado por más de 10.000 mujeres. Protegen los lugares de anidación, rehabilitan a las cigüeñas heridas que se han caído de sus nidos y organizan "baby showers" para celebrar la llegada de las crías recién nacidas. La gran cigüeña ayudante aparece de forma regular en canciones populares, poemas, festivales y obras de teatro.

La Dra. Purnima Barman también ayudó a proporcionar telares e hilo a las mujeres para que puedan crear y vender textiles decorados con motivos de la «hargila». Este emprendimiento no solo genera conciencia sobre el ave, sino que también contribuye a la independencia económica de las mujeres, mejorando sus medios de vida e inculcando el orgullo y el sentido de propiedad en su trabajo para salvar a la cigüeña.

Desde que Purnima Barman comenzó su programa de conservación, la cantidad de nidos en las aldeas de Dadara, Pachariya y Singimari en el distrito de Kamrup ha aumentado de 28 a más de 250, lo que la convierte en la colonia de cría de cigüeñas ayudantes más grande del mundo. En 2017, la. Barman comenzó a construir altas plataformas de anidación de bambú para que las aves en peligro de extinción pudieran incubar sus huevos. Sus iniciativas se vieron recompensadas un par de años más tarde cuando las primeras crías de la gran cigüeña ayudante nacieron en estas plataformas experimentales.



Cécile Bibiane Ndjebet (Camerún) en la categoría Inspiración y Acción

Cécile Ndjebet. Foto: ONU

Es una incansable defensora de los derechos de las mujeres en África para asegurar la tenencia de la tierra. También lidera iniciativas para influir en las políticas sobre igualdad de género en la gestión forestal en 20 países africanos.

Ndjebet se convirtió en una voz destacada de los derechos de las mujeres dedicadas a la tierra en África, y pasó tres décadas abogando por la igualdad de género mientras reparaba cientos de hectáreas de naturaleza dañadas por el (mal)desarrollo. Esto incluye más de 600 hectáreas de tierra degradada y bosques de manglares que han sido restaurados bajo su dirección de Cameroon Ecology, una organización que ella cofundó en 2001.

La humanidad ha alterado significativamente las tres cuartas partes de la tierra seca de la Tierra, talando bosques, drenando humedales y contaminando ríos a un ritmo que los expertos advierten que es insostenible. Ndjebet se encuentra entre los líderes del movimiento para reparar ese daño. Su visión ha resultado en un proyecto de Cameroon Ecology para capacitar a mujeres para revivir más de 1000 hectáreas de bosque para 2030.

Desde 2009, Ndjebet promueve la igualdad de género en la gestión forestal en 20 países africanos como presidenta de la Red de Mujeres Africanas para la Gestión Comunitaria de los Bosques (REFACOF), una organización que cofundó.


El premio "Campeones de la Tierra" fue creado en 2005, para dar visibilidad y reconocimiento a algunos de los líderes ambientales más dinámicos del mundo, desde pioneros científicos y capitanes de la industria hasta jefes de Estado y activistas comunitarios. Los premios destacan ejemplos inspiradores y motivadores que muestran el potencial de la acción individual y colectiva para cambiar el mundo.


Esta nota habla de:
Más de Activismo
Celebremos el día de la Madre Tierra
Activismo

Celebremos el día de la Madre Tierra

En el Día Internacional de la Madre Tierra, todos estamos invitados a reflexionar sobre lo importante que es participar y generar actividades que promuevan la salud de nuestro planeta, tanto a nivel global como regional y local. También, a organizar y materializar cotidianamente todo tipo de acciones de concienciación desde nuestros lugares, para protegerla, para mejorarla, para celebrarla y para honrarla.
Alerta de grupos ecologistas ante el inminente comienzo de la perforación exploratoria en el Mar Argentino
Activismo

Alerta de grupos ecologistas ante el inminente comienzo de la perforación exploratoria en el Mar Argentino

Organizaciones ambientalistas elevaron su nivel de alerta por la inminente llegada de buques que realizarán perforaciones exploratorias
Argumentos y contraargumentos sobre cambio climático
Activismo

Argumentos y contraargumentos sobre cambio climático

Una salida de campo, a una de las zonas paleontológicas más ricas de Colombia, se convirtió en la oportunidad para una estudiante de periodismo de encarar los argumentos de su papá en contra del calentamiento global.