Activismo
Sustentabilidad

Comprar, vender, reusar: la fórmula para quienes aman el planeta tanto como la moda

Con cuatro locales en Buenos Aires, Galpón de Ropa circuló en su historia más de un millón de prendas.

Cuando abrieron Galpón de Ropa, en 2012, sus dueños Gonzalo Posse (32) y Juan Báez (32) no tenían un objetivo ambiental. Nació con el concepto de recircular ropa usada seleccionada, y con el tiempo creció mucho y muy rápido. En ese camino, la idea de la circularidad y el reúso fueron tomando fuerza, y actualmente es algo que aplican a mucho más que la ropa.

"En los últimos cuatro años la propuesta de recircular es súper sólida y no va solo a la ropa, tratamos de que llegue a todo lo que hacemos. Reciclamos toda la basura que podemos, tanto en los locales como en la oficina, y en los últimos dos proyectos en que se abrió un nuevo local reutilizamos material que había quedado en desuso", cuenta Florencia López De Carlo, encargada de Arte y Comunicación del Galpón.

A tono con la tendencia de la slow-fashion (en contraposición a la "moda rápida") y de las tres R -reducir, reusar y reciclar- Galpón de Ropa funciona como un centro de reciclado: quienes tienen prendas para vender las pueden llevar, y los que quieren sumar algunos ítems a más a su armario pueden ir y comprar, como en cualquier tienda, con una diferencia: los productos del Galpón son usados, en busca de otra oportunidad.

Quienes dejan ropa pueden recibir dinero, o bien crédito para comprar nueva, y así se genera el círculo que da origen también a una comunidad alrededor del negocio, que ya cuenta con cuatro locales.

"Hay de ambas: la mayoría compra y vende, y hay muchos clientes que están horas metidos en el Galpón, a veces pasan todos los días, o más de una vez en el día a ver qué hay, porque la ropa circula muy rápido", explica Florencia.

Según los números que se registran desde 2015, aproximadamente, Galpón de Ropa circuló casi un millón de prendas de ropa, zapatos, zapatillas y accesorios de mujer, hombre y niños.

En detalle son 805.896 prendas tomadas y vendidas, y 180.720 prendas donadas, que fueron dejadas por la gente en el Galpón, o bien nunca se vendieron, y ellos mismos entregan a distintas fundaciones.

Y la cantidad de "galponeros" que pasaron por algunos de sus locales, ya sea para comprar o vender artículos, es de 131.687.

"Hay gente que viaja mucho, o que se compró mucha ropa afuera y la revende acá, o no le entró, o no le gustó. Algunos incluso la venden con etiqueta, nueva a estrenar", relata Florencia.

Entonces el equipo de Galpón de ropa selecciona lo que se va a tomar y lo que no "para asegurarnos de que eso lo compre otra persona", dice. Por supuesto, los precios del Galpón son mucho más bajos que los originales de la prenda, incluso cuando están sin usar.

"Sin ir más lejos, el otro tuve que pasar por un local y me terminé comprando un blazer de Allo Martínez de este invierno que estuvo a $8000 en la tienda. Entonces sí, es realmente económico y se consiguen cosas incluso con etiqueta", recuerda.

La ropa usada tiene todavía una especie de mala prensa, y la misión del Galpón está orientada también a cambiar esa imagen. "No exponer la ropa apilada ni toda revuelta tiene que ver con esto de sacar el estigma que tiene. Es una intención separarnos de lo que es una feria, para que el cliente empiece a sacar ese estigma de que algo usado es malo", explica Florencia.

"Esa es una construcción. Hay mucha ropa que está buena y que se puede volver a usar. Y hay demasiada producción de ropa en el mundo que termina siendo desechada e impacta realmente en el ambiente", agrega.

Ver esta publicación en Instagram

Consumir de forma responsable se trata de cuestionarse todos los di%u0301as que%u0301 ha%u0301bitos afectan al medioambiente y/o impactan socialmente. Como todo proceso, es un trabajo constante, de ida y vuelta, de errores, aciertos y de muuuuucha paciencia. %u2060 %u2060 Les compartimos 3 puntos claves a la hora de consumir a consciencia: %u2060 %u2060 %u279D Informarse sobre el impacto ambiental de los productos que compramos, valorando los procesos de produccio%u0301n, transporte y distribucio%u0301n.%u2060 %u279D Comprometerse a la reduccio%u0301n, la reutilizacio%u0301n y el reciclamiento de los distintos productos consumidos. %u279D Investigar si la empresa que vende "x" producto, es socialmente justa y se basa en principios de no discriminacio%u0301n y no explotacio%u0301n.%u2060 %u2060 #ConsumoResponsable #ElGalpo%u0301nEsMovimiento%u2060

Una publicación compartida por Galpo%u0301n De Ropa (@galponderopa) el

Algunos números de la "moda rápida" en el mundo

  • Todos los años se "descartan" ocho toneladas de ropa usada en el mundo.
  • Solo el 2% de la ropa se reutiliza (en donaciones, ventas, intercambios).
  • Menos del 1% de la ropa se recicla.


Esta nota habla de:
Más de Activismo
Respuesta de organizaciones ambientales al Pacto de Mayo
Activismo

Respuesta de organizaciones ambientales al Pacto de Mayo

Frente a los dichos del presidente de la Nación y la promoción del avance sobre los recursos naturales, las organizaciones ambientales argentinas presentaron una contundente respuesta
Nuevo informe vincula la producción de plásticos con la contaminación
Activismo

Nuevo informe vincula la producción de plásticos con la contaminación

La relación entre la producción de plástico y la contaminación sugiere que reducir la producción de plástico en el sector de productos de consumo rápido es una solución viable para frenar la contaminación por plásticos a nivel global.
Campaña: El reciclaje está en peligro
Activismo

Campaña: El reciclaje está en peligro

Frente a la crisis del reciclaje, ayer, 4 de julio se llevó a cabo una conferencia de prensa convocada por más de 100 organizaciones ambientales de Argentina.