Recursos naturales
Compostaje

Vida después de la muerte: ¿cómo son los entierros ecológicos?

A pesar de que la muerte forma parte ineludible de la vida, muchas veces nos negamos a reconocerlo. Cuando pensamos en cuál es nuestro papel en la naturaleza deberíamos darnos cuenta cuenta de que la vida continúa después de la vida.

Si hay algo que está ganando cada vez más terreno en cuanto a la conciencia ecológica actual es el compostaje. Sepamos o no cómo compostar, nadie duda de cuál es el circuito de los alimentos: pueden volver a ser ser parte de la naturaleza en forma de abono. 

Tampoco está en discusión la descomposición natural de los animales cuando mueren en sus hábitats naturales: ningún ecosistema fue degradado por las muertes de los seres vivos, al contrario, esa descomposición natural siempre dio luz a una nueva vida, fertilizando los suelos. Sin embargo, hay una parte fundamental que queda excluida de este razonamiento: ¿qué pasa con los seres humanos?, ¿acaso no formamos parte del circuito de la naturaleza?

La respuesta es que sí formamos parte del ciclo de la vida, aunque lamentablemente, la muerte, en muchos casos, se asocia a cementerios en lugares llanos, sin mucha vida. Pero, ¿y si cambiamos los cementerios por bosques?

Aunque los seres humanos también formamos parte del proceso natural, los entierros no son ecológicos. En la actualidad, se utilizan mayoritariamente ataúdes de madera que implican la tala, en promedio, de dos árboles. A esto se le suman materiales no degradables o de difícil degradación. Otra opción es la cremación que emite dióxido de carbono a la atmósfera y contamina el aire.


Mirá también: "Restaurar para sanar: plantan árboles en honor a las víctimas del COVID-19"


Ante esta situación, varios emprendedores comenzaron a estudiar cómo modificar este final que no permite un eficiente compostaje, impidiendo una disposición de los restos más amigable con la naturaleza. Estas son algunas de las propuestas que se ofrecen:

Cápsula Mundi

Capsula Mundi es un proyecto cultural que prevé un enfoque diferente de la forma en que concebimos la muerte. Es una cápsula, una urna, con forma de huevo, hecha de material biodegradable, en la que se ponen las cenizas. Luego, este objeto es enterrado como una semilla en la tierra. Un árbol, elegido en vida por el difunto, se planta encima y, así, queda como memorial para sus familiares y como un "legado para la posteridad y el futuro de nuestro planeta", según los emprendedores.

"Los cementerios adquirirán un nuevo aspecto y, en lugar del frío paisaje gris que vemos hoy, se convertirán en vibrantes bosques", agregan.

Foto: Capsula Mundi

Foto: Capsula Mundi

Esta cápsula puede conseguirse en Europa, principalmente en Italia. Recientemente, Capsula Mundi estuvo en el Edificio de Artes e Industrias del Smithsonian en Washington DC. Su precio es de 330 euros.


También están trabajando en cápsulas de mayor tamaño que sean efectivas para poner los cuerpos en posición fetal, aunque para esta opción se necesitaría el acompañamiento de una legislación especial.






Loop

La empresa Close the Loop inventó un ataúd "vivo" a base de micelio, un hongo. Este ataúd se descompone en 45 días y, además, alberga bacterias y microorganismos que ayudan a neutralizar las toxinas tanto en el cuerpo como en el suelo circundante, lo que permite enriquecer y limpiar el suelo con los propios nutrientes de los cuerpos.

Foto: Loop

Desde la empresa, señalan: "Su propio cuerpo aumentará la biodiversidad y permitirá que prosperen nuevas plántulas. Del cementerio al bosque. ¿Cómo quieres ser recordado?". Se consigue a partir de 1250 euros.

EcoUrna en Argentina

El cementerio Parque del Sol vende unas "Eco-Urnas" biodegradables que están diseñadas para optimizar el crecimiento del árbol que se colocará sobre ellas.

Foto: Parque del Sol

La ECO URNA se entrega con un plantín de algarrobo, de Eugenia o de Wilma, entre otros. Se entrega sellada dentro de una caja. En su interior, se encuentran las cenizas en un contenedor de material reciclable y, sobre ellas, dos unidades de sustrato liviano con todo lo que la planta necesita para crecer (compost). La ECO URNA se retira de la caja y se abre quitando -quebrando- con cuidado las piezas demarcadas en su parte superior. Luego, se extraen solo las bolsas de compost y en ese espacio se coloca el plantín (sin quitar ni abrir el contenedor de las cenizas). Finalmente, se abren las bolsitas y se esparce el compost alrededor del plantín, completando la ECO URNA. Sólo resta elegir el mejor lugar y seguir los cuidados de riego naturales.

Pueden consultarse los precios en su página web.

RestBox en Argentina

El ataúd RESTBOX? está fabricado con materiales que provienen en un 90% del reciclado del papel y cartón y posee Certificación de Sustentabilidad. "Al no poseer ceras, metales ni barnices no contamina las aguas subterráneas y es reutilizado por la tierra como nutrientes", afirman desde su página web.

Foto: Rest Box

Mirá también: "El uso de ataúdes ecológicos creció durante la pandemia"


"Por año mueren aproximadamente 30 millones de personas en el mundo. Para hacer un ataúd de madera se requiere talar 2 árboles. ¿Tiene sentido talar 60 millones de árboles al año y gastar dinero en metales pesados que contaminarán el suelo donde crecerán nuestros hijos?", se preguntan desde el sitio web.

Sus características son:

Largo: 1.8 m

Ancho: máx 0.56 m - min 0.40 m

Peso: 4,6 kg

Es resistente al agua, no utiliza adhesivos nocivos, aditivos o metales, solo materiales ecológicos y reciclables. Está realizado con un cartón especialmente fabricado y un sistema de cierre de seguridad. Esta empresa provee de ataúdes ecológicos a crematorios, casas funerarias, jardines de Paz, municipios, cementerios municipales y privados.

Más información en: https://www.restbox.com/

Aún queda mucho por descubrir, pero los primeros pasos ya se están dando para que la humanidad tenga un entierro digno y ecológico, en sintonía con la naturaleza.


Esta nota habla de:
Más de Recursos naturales
Humedales del Delta de Paraná: desde el 2020 ya se quemaron más de 800.000 hectáreas
Recursos naturales

Humedales del Delta de Paraná: desde el 2020 ya se quemaron más de 800.000 hectáreas

Desde FARN, aseguran que la tarea de la Justicia debe ser más potente

Calor abrasador en Europa causa estragos en Inglaterra, Francia, Alemania y España
Recursos naturales

Calor abrasador en Europa causa estragos en Inglaterra, Francia, Alemania y España

Algunas geografías europeas soportaron durante varios días alertas rojas por calores extremos. Desde los gobiernos, se instó a los vecinos a no abandonar sus casas durante las horas diurnas.
Pueblos indígenas y quilombolas en Brasil cuestionan represas que interrumpen ríos y sus formas de vida
Recursos naturales

Pueblos indígenas y quilombolas en Brasil cuestionan represas que interrumpen ríos y sus formas de vida

Las comunidades tienen medios de vida y cultura ligados a la tierra y al ambiente ecológicamente equilibrado y denuncian cambios en los ecosistemas fluviales por la instalación de barreras físicas para la generación de energía. Los proyectos no siempre benefician a las comunidades afectadas.