Ambiente y naturaleza
Contaminación asesina

Muere ballena de 17 metros y 54 toneladas en Hawái por ingerir enormes cantidades de plástico

Se trata de un cachalote que llegó sin vida a la costa y puso de manifiesto la inmensa contaminación por derivados de hidrocarburos que soportan las especies marinas

En el estómago del animal se hallaron siete tipos de redes de pesca, seis trampas, un flotador e innumerables bolsas de polietileno. Fue una cantidad de basura tan grande que ni siquiera este gigante oceánico la pudo digerir.

Es la primera vez que fallece un cetáceo de estas características en la conocida isla norteamericana.

Mirá también: Península Valdés: la avidez de las pesqueras por el langostino convierte las playas en un basurero

El cachalote es uno de los cetáceos más grandes que existen en el planeta, se dice que fue la inspiración original para la novela de Moby Dick, de Herman Melville. Estos mamíferos se alimentan por filtración por lo que, de acuerdo a estudios del laboratorio de la Universidad de Hawái, ingieren millones de partículas microplásticas al día. Eso los convierte en los mayores consumidores de desechos del planeta. A lo largo de tres o cuatro meses, el peso de basura marina consumida se estimó entre 230 kg y 4 toneladas.

La presencia de pescados y calamares no digeridos por el malogrado espécimen ratificó que hubo bloqueos severos en su organismo. Los cachalotes suelen recorrer enormes distancias en el océano, de manera que no quedó claro el origen de los escombros.

¿Qué pasa en Argentina?

En 2014, se registró en nuestras costas un caso que tiene cierto paralelismo con lo ocurrido en el Pacífico. Un estudio publicado en la revista Marine Pollution Bulletin, destacó el alcance del problema a nivel local.

Los investigadores del Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral (liderado por el Instituto de Conservación Ballenas) encontraron desechos plásticos en el tracto digestivo de un ejemplar muerto varado en las cercanías de Península Valdés.

Se trataba de un juvenil macho que nadaba en inmediaciones del Golfo Nuevo, un área clave para la reproducción, que fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por UNESCO debido a su valor para la conservación de la fauna acuática y terrestre.

Los investigadores examinaron el contenido intestinal y encontraron fragmentos de soga de nylon y envoltorios plásticos.

Consultado por Carbono.news, el Dr. Mariano Sironi, Director Científico del ICB y co-director del Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral, sostuvo: "Mientras que la ballena franca del Atlántico Norte está en vías de extinción, las ballenas francas australes son un ejemplo de esperanza. En 1930, casi son exterminadas por la caza comercial hasta que esa práctica fue prohibida. Desde entonces, se han recuperado lentamente y, ahora, son consideradas una especie de preocupación menor por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN)".

Foto: ICB

El destacado científico agregó: "Se alimentan en primavera y verano barriendo la superficie del mar con la boca abierta, por la que ingresa el agua que luego expulsan y filtran a través de las barbas para atrapar su principal fuente de alimento, el zooplancton, los copépodos y el krill. Por el contrario, el cachalote es un cetáceo con dientes. Es el mayor predador del planeta y se alimenta con especies muy grandes, como los calamares gigantes. Esto lo hace susceptible de ingerir basura plástica de gran tamaño, como es el triste caso de este animal magnífico que apareció muerto en Hawái. La responsabilidad del hombre en esta muerte es un sinsentido".

Mirá también: Plastic Oceans: "El océano genera una de cada dos respiraciones"

La contaminación plástica es considerada una crisis planetaria por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Producimos más de 300 millones de toneladas de plástico al año. Se estima que 8 millones de toneladas de estos desechos llegan a las aguas saladas cada año. A este ritmo, en 2050, los mares tendrán más plásticos que peces.

Más de 800 especies ya están afectadas, incluyendo todas las de tortugas marinas, más del 40% de ballenas y delfines, y el 44% de las aves marinas.

Esta nota habla de:
Más de Ambiente y naturaleza
Aapresid publicó un manual para conservar los suelos y frenar el retorno del arado por la crisis económica
Ambiente y naturaleza

Aapresid publicó un manual para conservar los suelos y frenar el retorno del arado por la crisis económica

La Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa insistió en la necesidad de no abandonar la "labranza cero".
Los agricultores del sur de Brasil, en la primera línea de la crisis climática
Ambiente y naturaleza

Los agricultores del sur de Brasil, en la primera línea de la crisis climática

Las desastrosas inundaciones de mayo fueron el último de una serie de fenómenos meteorológicos extremos que han afectado al estado de Rio Grande do Sul y han hecho que los productores se planteen su futuro
Un proyecto turístico y deportivo busca que el Riachuelo vuelva a ser navegable en la Boca y la Isla Maciel
Ambiente y naturaleza

Un proyecto turístico y deportivo busca que el Riachuelo vuelva a ser navegable en la Boca y la Isla Maciel

La iniciativa es impulsada en conjunto entre el gobierno nacional, a través del ministerio de Turismo y Deportes, y el de la ciudad de Buenos Aires.