Recursos naturales
Biodiversidad

Los grandes animales podrían ayudar a remediar la Tierra

Un estudio publicado recientemente afirma que la reintroducción de veinte especies, tanto de depredadores como de herbívoros, tendría un efecto notable en la restauración global de la biodiversidad planetaria.

lenise@carbono.news

Según el estudio llevado a cabo en conjunto por el Centro de Monitoreo de la Conservación Mundial del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA-WCMC) y la organización estadounidense sin fines de lucro Resolve, solo un 15% de la superficie terrestre está ocupada actualmente por grandes mamíferos. La reintroducción en diferentes lugares de algunas especies clave permitiría la restauración de un 25% de la biodiversidad en el planeta gracias al lugar que cada una ocupa en la cadena alimenticia, impactando además en la vegetación y en el secuestro de carbono.

Es sabido que, cuanto mayor sea la biodiversidad vegetal y animal, puede secuestrarse más dióxido de carbono a nivel del suelo, gas que es uno de los principales responsables del cambio climático. Esto significa que con la reintroducción de estos grandes mamíferos no solo podría restaurarse el ciclo de la biodiversidad y recuperar ecosistemas enteros revirtiendo la desaparición progresiva de especies, sino también contribuir a la atenuación del calentamiento global.

El estudio identifica veinte especies clave (Foto: Pixabay)

El estudio identifica veinte especies, siete depredadores y trece herbívoros cuya reintroducción en regiones objetivo, garantizando un hábitat adecuado y solucionando las causas de su declive original, sería la más efectiva para restaurar "intactos" conjuntos de grandes mamíferos.

Los "conjuntos intactos de grandes mamíferos" son agrupaciones de todas las especies naturales de grandes mamíferos que estaban presentes en un área antes de que una especie se perdiera debido a la destrucción de su hábitat o a la caza excesiva. El equipo de investigación comparó la distribución actual con las estimaciones de su distribución en el año 1500. Estas agrupaciones naturales intactas tienen un papel fundamental en el mantenimiento de los ecosistemas e influyen en otras especies de la cadena alimentaria.

Mirá también: "Estos son los cuatro ecosistemas más amenazados de América Latina"

Existe un ejemplo de esto con la reintroducción de lobos en los años 90 dentro del parque nacional Yellowstone, en EE UU. Los predadores permitieron que praderas y riberas de ríos se regeneraran porque forzaron a los herbívoros, como los ciervos, a desplazarse continuamente. De esta manera, la vegetación se renovó y diversificó favoreciendo la reproducción de numerosas especies amenazadas, como fue el caso de los castores. A su vez, la acción de los castores les facilitó a los peces su reproducción dándole a otras especies, como los osos, la oportunidad de alimentarse de ellos. La reintroducción de una sola especie restauró el equilibrio entre depredadores y herbívoros, beneficiando la vegetación.

En Yellowstone, la reintroducción de una sola especie restauró el equilibrio entre depredadores y herbívoros (Foto: Pixabay)

Además de identificar a los animales clave, estas veinte especies prioritarias, el equipo cartografió más de 190 áreas o "ecorregiones" donde los hábitats adecuados podrían estar fácilmente disponibles para la reintroducción:

   En Europa: la reintroducción de bisonte europeo, castor euroasiático, reno, lobo y lince recuperaría poblaciones históricas de grandes mamíferos en 35 ecorregiones.

   En Asia: la restauración de caballos y lobos salvajes en el Himalaya aumentaría la cobertura intacta de conjuntos de grandes mamíferos en la región en un 89%.

   En África: la reintroducción de hipopótamos, guepardos, tsessebes comunes, perros salvajes africanos y leones podría más que duplicar la cobertura regional de conjuntos intactos (un aumento del 108%).

   En América del Norte: la reintroducción específica o la mejora de la conservación de los osos pardos y negros americanos, el bisonte americano y el glotón o carcayú aumentaría la cobertura de conjuntos intactos en la región en un 117 %.

   En América del Sur: la reintroducción del jaguar, la pacarana, el venado de las pampas, el venado de los pantanos y el pecarí de labios blancos aumentaría la cobertura del conjunto intacto en cientos de miles de kilómetros cuadrados.

La reintroducción de especies brinda esperanza a los especialistas (Foto: Pixabay)

El objetivo de este estudio es recomendar explícitamente la reintroducción de las especies y que los resultados del análisis sirvan para que los políticos legislen diseñando programas de conservación efectivos. También sirven para que los donantes orienten sus aportes hacia los nuevos objetivos globales para la protección y restauración de la naturaleza como parte del Marco de Biodiversidad Post-2020 de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica.

La autora principal del estudio, la Doctora Carly Vynne, ecologista y directora de programas de Resolve, señaló: "Nuestros resultados brindan esperanza y posibilidades para revertir el agotamiento de las agrupaciones de fauna intactas a través de programas de restauración proactivos y estratégicamente implementados. Estamos viendo un impulso real de financiamiento y atención hacia la restauración de ecosistemas y soluciones basadas en la naturaleza; también debemos asegurarnos de que los esfuerzos de conservación y restauración traigan consigo la diversidad y abundancia de vida en la Tierra y ayuden a restaurar grupos completos de vida natural".

Mirá también: "¡Sorpresa! Siete animales que se creían extintos y reaparecieron"

Joe Gosling, oficial principal del programa en el estudio de PNUMA-WCMC, agregó: "Nuestros hallazgos muestran que hay grandes áreas del mundo que podrían ser adecuadas para la restauración de grandes mamíferos, si se manejan los factores atenuantes. Estamos en una década crítica para la naturaleza: la Década de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas. Un próximo paso prioritario sería ver la restauración de las poblaciones de grandes mamíferos como una ambición explícita a nivel internacional y nacional. La restauración efectiva y generalizada de la naturaleza no será posible sin la participación de los gobiernos, con el apoyo de los principales actores y financiadores de la conservación".

Esta nota habla de:
Más de Recursos naturales
El jaguar, el más grande de los felinos de América
Recursos naturales

El jaguar, el más grande de los felinos de América

La población de jaguares ha disminuido drásticamente en los últimos 150 años. Se considera que no llega al 5% de la cantidad de ejemplares que había en América a principios del siglo XX.
Dos nuevas alternativas para lograr la desalinización del agua de mar: el sueño de convertir desiertos en productivos viveros
Recursos naturales

Dos nuevas alternativas para lograr la desalinización del agua de mar: el sueño de convertir desiertos en productivos viveros

¿Cómo lograron áridas regiones de España e Israel armar vergeles para producir frutas y hortalizas destinadas a cubrir las necesidades de sus mercados locales?
Incendios en Salta: estiman que van más de 177.000 hectáreas arrasadas en 2022 y los vecinos exigen que se declare la Emergencia Ambiental e Hídrica
Recursos naturales

Incendios en Salta: estiman que van más de 177.000 hectáreas arrasadas en 2022 y los vecinos exigen que se declare la Emergencia Ambiental e Hídrica

Los bomberos aseguran que las últimas quemas en Orán que arrasaron más de 50.000 mil hectáreas fueron intencionales y que se extendieron por la sequía