Energía
Tecnología

Horse: la máquina que convierte residuos orgánicos en electricidad y abono ecológico

Es un sistema de bioenergía que favorece a la economía circular.

Horse AD25 es una máquina que tiene un sistema de bioenergía -de generación in situ de energía- a partir de materiales orgánicos residuales y de alimentos. Además, produce abonos o fertilizantes ecológicos.

Está diseñada para reducir el tamaño y el costo de la digestión anaeróbica (DA). La DA es el proceso en el cual microorganismos descomponen material biodegradable en ausencia de oxígeno. Sin embargo, esto genera diversos gases y, el dióxido de carbono y el metano son los más abundantes.

Horse permite reciclar 25 toneladas al año de basura orgánica (Foto: Impact Bioenergy)  

Por su parte, este sistema proporciona generación in situ de energía a partir de residuos de alimentos y materiales orgánicos similares, por lo que puede reducir la huella ambiental, por ejemplo, de un restaurant o cafetería al compensar el transporte por camión. Además, compensa las formas de energía menos sostenibles con energía renovable autogenerada.

Horse utiliza los desechos orgánicos como recursos (Foto: Impact Bioenergy)

De esta manera, reduce los residuos, el consumo de energía, los costos del transporte y ayuda a mantener la economía local de las comunidades. El sistema es totalmente autónomo. Solo necesita tener una conexión de agua y energía para funcionar.

La unidad viene equipada con un control para prevenir olores (Foto: Impact Bioenergy)  

El sistema Horse pertenece a la empresa Impact Bioenergy que desarrolla y fabrica productos bioenergéticos que permiten que las comunidades y los generadores comerciales de desperdicios de alimentos reduzcan su huella ambiental y conserven los recursos locales del suelo, al tiempo que reducen la eliminación de desechos y los costos de energía.

Esta nota habla de:
Más de Energía
La luz que no llega: la pobreza energética también es un problema de género
Energía

La luz que no llega: la pobreza energética también es un problema de género

En Perú hay miles de personas sin electricidad y el 11% de la población recurre a la biomasa como fuente de energía. Las mujeres estarían entre los grupos más afectados por esto. Las encargadas de recolectar la leña son ellas, y se ven expuestas a diversos obstáculos y peligros, que van desde la falta de acceso a la educación e internet, hasta daños a su integridad. Como bien lo refleja la pobreza energética, no puede haber desarrollo sostenible si no hay igualdad de género.
La nueva estrategia de Argentina para reducir las emisiones de carbono, analizada
Energía

La nueva estrategia de Argentina para reducir las emisiones de carbono, analizada

El plan nacional a 2030 de reducción de emisiones y adaptación al cambio climático sitúa al gas como combustible de "transición"
La brecha de electrificación en Perú: la fuente para negar otros derechos
Energía

La brecha de electrificación en Perú: la fuente para negar otros derechos

Más de 700 mil viviendas no están conectadas a ningún sistema eléctrico legal en Perú. Esto es grave porque la pobreza energética retrasa el desarrollo educativo y socioeconómico, resta oportunidades e impacta negativamente en la calidad de vida de los habitantes. Quienes la sufren también están más expuestos a los incendios y, por ende, a la posibilidad de perder la vida o sus bienes materiales.