Energía
Nuevo paradigma energético

Europa, Estados Unidos, Oceanía y Argentina van a liderar la transición energética a nivel mundial

Según el Índice de Transición Energética del Foro Económico Mundial, Argentina avanzó nueve puestos en relación con el informe anterior y avanza firmemente en el logro de sus objetivos.

Todos los años, el Foro Económico Mundial de Davos elabora el informe llamado Fostering Effective Energy Transition, en el que se mide el Índice de Transición Energética, relevando los datos de 115 países. Este informe compara el desempeño actual de los sistemas energéticos en las tres dimensiones del triángulo energético: desarrollo y crecimiento económico; sostenibilidad ambiental, seguridad energética y acceso; así como su disposición para la transición a una matriz energética segura, sostenible, asequible e inclusiva.

Encabezan este ránking Suecia, Noruega y Dinamarca. Suiza y Austria ocupan el cuarto y quinto lugar, respectivamente. Luego vienen Finlandia, Holanda y Reino Unido.

Mirá también: "Argentina alcanzó un nuevo récord de abastecimiento de energía eléctrica a partir de fuentes renovables"

La vicepresidenta para la Transición Ecológica de España, Teresa Ribera, ha dicho que su país también se está sumando a esa élite de sitios escogidos para la inversión en energías renovables. La funcionaria se basó en un estudio publicado por la agencia Bloomberg en el que se destaca la potencialidad española en materia solar.

A la lista de países europeos, podrían sumarse pronto Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y Argentina, ya que tienen la capacidad de convertirse en futuros líderes en la elaboración de hidrógeno verde para utilizar como combustible. Las naciones con una demanda creciente de energía como China, India y algunos estados africanos han registrado grandes avances puntuales al respecto, pero aún están muy lejos del nivel alcanzado por Europa.

Hablamos de hidrógeno verde cuando este se obtiene al separar las moléculas de agua (H2O) en oxígeno (O2) e hidrógeno (H2) mediante electricidad (electrólisis) generada a partir de fuentes renovables, en especial solar y eólica, un proceso que todavía no es rentable económicamente.

Mirá también: "Hidrógeno Verde en la Patagonia: tres dudas sobre los sonoros anuncios"

En Argentina (y en el mundo en general), se produce hidrógeno gris (a través del reformado de vapor de gas natural, aunque también puede utilizarse petróleo o carbón) y azul, que requiere del mismo proceso que el gris, pero se captura el dióxido de carbono (CO2) en lugar de ser emitido a la atmósfera. El hidrógeno producido luego se almacena, transporta y utiliza de manera no contaminante.

En otras palabras, para producir hidrógeno verde no se utiliza ni se emite dióxido de carbono. Por esto, el hidrógeno verde es central en el proceso de descarbonización de la economía y se piensa como el combustible del futuro porque no contamina. Bill Gates sostiene que si se logra este desarrollo a precios accesibles "se resolverían muchos de los problemas que tiene hoy la humanidad". Las constantes reducciones en los costos de producción del H (que oscilarán entre un 30 y un 60% en la próxima década) harán crecer la oferta y la demanda.

Argentina podría pasar del puesto 47 al top 10 mundial

En Argentina, se encuentran en desarrollo energías limpias como la eólica y la solar. La eólica tiene una capacidad instalada de casi 3 GW, está sub aprovechada y se halla aún muy lejos de las grandes potencias del sector. En la Patagonia, La Rioja y la costa Sur de la provincia de Buenos Aires, el país cuenta con muy buena calidad de corrientes de aire. Los especialistas de la Asociación Argentina de Energía Eólica han determinado que el potencial de generación supera los 2000 Gigavatios (GW), lo que equivale a más de 60 veces el actual consumo eléctrico total del país. Existen decenas de emprendimientos económicamente viables que aguardan un buen financiamiento.

Por su parte, la generación de las fuentes solares está por debajo de 1GW, lo que nos coloca en el puesto número cuarenta a nivel global. Por el momento, casi todo lo que se produce se vuelca en el sistema interconectado, pero en sitios como la Puna y el Noroeste, podrían montarse también plantas de hidrógeno no contaminante asistidas por paneles que reciban la luz ambiente.

Consultado por Carbono.news, Norberto Cafiel, docente y especialista en energías renovables, explicó: "Los costos para crear electricidad desde las (energías) fotovoltaicas van bajando cada año. Se trata de alternativas cada vez más competitivas frente a las plantas convencionales y los recursos que demandan (combustibles) fósiles para su funcionamiento. Lo que logra un molino de viento puede alcanzarlo también un parque solar, sin inconvenientes. Tal vez, con menor potencia. Harían falta unas diez mil placas de 450 vatios, aproximadamente. La luz que nos llega desde el astro rey es más que suficiente para la electrólisis. En España, ya se están practicando con todo éxito estos avances en localidades como Burgos, Valladolid, Zamora y Salamanca. Cada uno de estos proyectos involucra entre 250 y 300 empleos directos durante la construcción de la infraestructura y entre 25 y 30 genuinos y permanentes cuando la planta se halla en pleno funcionamiento".

Por su parte, reporteado por Carbono.news, el ingeniero Héctor Pagani, titular de la Asociación Argentina de Energía Eólica, afirmó: "Las energías no contaminantes servirán para producir hidrógeno en gran escala. Habrá H gris, proveniente de combustibles convencionales; H azul, que se extrae de los gases y el H verde de fuentes limpias. El mundo avanza hacia el 2050, para disminuir de manera vertical las cantidades de los gases de efecto invernadero".

Esta nota habla de:
Más de Energía
Satélites revelan enormes fugas de metano desde empresas en México y exponen las brechas de los reportes oficiales
Energía

Satélites revelan enormes fugas de metano desde empresas en México y exponen las brechas de los reportes oficiales

La industria petrolera en México ha sido protegida y premiada con ingresos gubernamentales durante más de cien años. Pero las emisiones del sector, una de las principales causas del calentamiento global, tienen un turbio historial de transparencia. Así lo demuestran las fugas de metano desde la infraestructura de petróleo y gas, que han sido detectadas por satélites y que superarían las estimaciones oficiales del gobierno
¿Es el gas natural una buena inversión para América Latina y el Caribe?
Energía

¿Es el gas natural una buena inversión para América Latina y el Caribe?

El estudio de Naciones Unidas revela que una expansión de las energías renovables en el sector eléctrico de ALC sería por mucho la mejor opción.
En pleno desierto, Israel logra generar energía de la manera más tradicional
Energía

En pleno desierto, Israel logra generar energía de la manera más tradicional

El uso de los distintos sistemas de calefacción para las personas representa la mitad del uso total de la energía en nuestro planeta.