Economía
Movilidad

Las grandes automotrices se vuelcan al mercado de las bicicletas

Harley Davidson presentó sus nuevos modelos.

En medio de la pandemia de coronavirus, que suma más de 100.000 nuevos casos por día en Estados Unidos, la firma de motos más emblemática de ese país, Harley Davidson, anunció que ha decidido incursionar ahora en el mercado de las bicicletas.

Los cuatro primeros modelos que lanzará Serial 1 (Foto: serial1.com)

En 2021 saldrán a la venta en Norteamérica y Europa sus primeros modelos urbanos de pedaleo asistido, ya que tendrán motores de tracción media y baterías integradas. La empresa se llama Serial 1 Cyle Company.

Las Harley, sinónimo de alta cilindrada, no hacen otra cosa que copiar un modelo exitoso que llevan adelante desde hace algunos años los líderes de la industria automotriz.

Algunas de las principales fábricas de vehículos globales dieron el puntapié inicial para no quedarse fuera de una movida de transporte sustentable que no para de crecer en las ciudades tanto grandes como medianas o pequeñas.

Tal vez te interese: "Éstas son las ciudades más bici-friendly del mundo"

El precio de la mayoría de las bicicletas eléctricas parte desde los 500 dólares y puede llegar hasta los 1500 dólares. Son valores que pueden ser "amortizados" por quienes quieren dejar de lado su automóvil o el transporte público de pasajeros.

La pasión por las dos ruedas se multiplicó en las principales capitales del viejo continente y luego emigró hacia las urbes estadounidenses más relevantes: la súper potencia va a importar en 2020 nada menos que medio millón de bicis motorizadas.

Todas las unidades tienen iluminación tanto en la parte delantera como en la trasera y batería de iones de litio. Prácticamente no requieren mantenimiento y pueden alcanzar una velocidad de hasta 40 kilómetros por hora.

La autonomía de las bicicletas depende del equipamiento, pero oscila entre los 50 y 180 kilómetros sin necesidad de recargas.

Los antecedentes

Una de las primeras marcas líderes de rodados que se sumó a la pasión de las dos ruedas fue Peugeot. Los franceses regalaban un modelo de bellísimo diseño por cada coche vendido en el mercado local o internacional.

Luego, se sumaron alemana BMW, oriunda de Baviera, que fabrica bicicletas clásicas y motos eléctricas

Otras germanas como Audi y Porsche se especializaron en las unidades para subir montañas.

Tal vez te interese: "La micro-movilidad será una parte fundamental de las grandes ciudades del mañana"

La norteamericana Ford compró la startup de scooters eléctricos Spin.

Por su parte, la prestigiosa Jeep, fiel a su estilo, desarrolló ejemplares de alta potencia.

Los japoneses, amantes como pocos de las bicicletas (hasta la policía las utiliza para patrullar) se plegaron con pasión desde Honda, Yamaha y Toyota.

Se estima que en los próximos años se dará una natural masificación de este fenómeno aún incipiente en las calles de Sudamérica.

Esta nota habla de:
Más de Economía
Iberia, Lufthansa y Swiss Air apuestan a la descarbonización: modernizan sus flotas y compensan su huella de carbono
Economía

Iberia, Lufthansa y Swiss Air apuestan a la descarbonización: modernizan sus flotas y compensan su huella de carbono

La empresa española ha contraído un firme compromiso con la sostenibilidad y tomado importantes medidas en favor del medio ambiente
Coldplay y las baterías recicladas: las multinacionales ya buscan alternativas por la escasez de recursos naturales
Economía

Coldplay y las baterías recicladas: las multinacionales ya buscan alternativas por la escasez de recursos naturales

La banda de Chris Martin puso en agenda los avances industriales en torno a la campaña "Raze to Zero Emissions" (Carrera a las cero emisiones).
"Si los municipios argentinos hubieran comprado dos vehículos eléctricos cada uno, nuestra industria no correría peligro" dijo Pablo Naya, titular de Sero Electric
Economía

"Si los municipios argentinos hubieran comprado dos vehículos eléctricos cada uno, nuestra industria no correría peligro" dijo Pablo Naya, titular de Sero Electric

Tras una década de trabajo, la empresa no pudo consolidarse en el mercado local de vehículos sustentables y anuncia su posible partida del país.