Tecnología y urbanismo
Tecnología única en Perú

Utilizan inteligencia artificial para reciclar hasta 80 tipos de basura

Más de 180 mil personas se dedican al reciclaje en el país incaico pero 93% de ellas se desempeña en condiciones precarias, sin un salario fijo, mientras arriesgan su salud en plena calle.

La sociedad y el ambiente se benefician de la labor de los recuperadores urbanos ya que reducen la contaminación, disminuyen la emisión de gases de efecto invernadero y minimizan la demanda de extracción de materias primas. De todas maneras, está claro que ese tipo de sistema necesita ser reformado y transformado por completo.

En Perú se recupera apenas el 5% de todos los residuos y lo que no se reaprovecha termina en rellenos sanitarios, basureros a cielo abierto, o en la propia naturaleza (ríos y el mar). Ante semejante cuadro, la empresa Sinba (Sin Basura) inauguró en El Salvador, Lima, una de las plantas de recuperación más moderna de Sudamérica. El establecimiento utiliza tecnología inteligencia artificial para el reconocimiento y análisis de los materiales procesados.

Fuente: Sinba

Se trata de una empresa socioambiental, fundada hace apenas siete años, que logra reaprovechar el 100% de los residuos orgánicos convirtiéndolos en alimento animal y abonos orgánicos. Además, recupera inorgánicos en colaboración con los "cartoneros" locales.

Mirá también: Gracias a los recuperadores urbanos, así es el camino del reciclaje en la ciudad de Buenos Aires

Su slogan de cabecera es "donde nada sobra" y ha alcanzado los máximos estándares en distintas pruebas internacionales.

¿Cómo funciona el sistema?

Los desechos llegan a Sinba a través de los acopiadores pequeños que comercializan sus materiales. Una vez que cada elemento ha sido identificado, seleccionado y acondicionado, Sinba se lo provee a industrias para la fabricación de nuevos productos a partir de metales, plástico, vidrio, papel y cartón reciclados.

Mirá también: El reciclaje inclusivo: por un planeta más limpio y más justo

Consultados por Carbono.news, Pipo Reiser, uno de los cofundadores de Sinba, respondió: "El reconocimiento de imágenes está presente a cada hora en nuestra vida cotidiana: códigos QR, ingreso a oficinas o procesos de migración. Entonces: ¿Por qué no aplicarla al reciclaje? Cada desperdicio pasa por un sistema de reconocimiento basado en una machine learning que arroja datos de interés para las industrias. Reconoce hasta 80 tipos de materiales distintos y los puede separar. Gracias a los datos ingresados, se genera inteligencia de mercado porque hasta podemos saber cuáles son las marcas que más basura generan. Toda la información está auditada por terceros. Nuestros algoritmos son intocables y por eso todos nuestros datos están validados".

Fuente: Sinba


Esta nota habla de:
Más de Tecnología y urbanismo
Huella Ecológica e Impacto Ambiental de la Inteligencia Artificial
Tecnología y urbanismo

Huella Ecológica e Impacto Ambiental de la Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial (IA) ha revolucionado y cambiado el mundo. Con aplicaciones en campos tan diversos como la medicina, la ingeniería, la industria o el entretenimiento, entre otros, nuestra relación con las máquinas ya no será nunca más la misma. Sin embargo, el creciente uso de la IA genera una nueva preocupación por su alto consumo energético y su impacto ambiental.

NeuroArquitectura para el mejoramiento ambiental y de la salud integral. Segunda parte
Tecnología y urbanismo

NeuroArquitectura para el mejoramiento ambiental y de la salud integral. Segunda parte

El entorno arquitectónico y el entorno urbano afectan significativamente nuestros campos perceptivos, alteran el cerebro y modifican nuestro comportamiento. La NeuroArquitectura nos alumbra sobre aspectos a considerar dentro de un espacio para lograr un funcionamiento más relajado y saludable de nuestra mente.
NeuroArquitectura para el mejoramiento ambiental y de la salud integral. Primera Parte
Tecnología y urbanismo

NeuroArquitectura para el mejoramiento ambiental y de la salud integral. Primera Parte

La próxima revolución en materia de Arquitectura será liderada por una disciplina relativamente nueva en el imaginario colectivo: la NeuroArquitectura. Hará posible aquella valiosa enseñanza del gran arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright: "la Arquitectura es el triunfo de la imaginación humana sobre materias, métodos, y hombres, para poner al hombre en la posesión de su propio mundo".