Ciudades inteligentes
Espacios verdes

Ocho años de espera: la norma para promover las terrazas verdes de Buenos Aires aún no fue reglamentada

A través de la misma se pretende incentivar la creación de espacios verdes a cambio de la deducción de impuestos

La concentración de la población en grandes ciudades es un fenómeno mundial y trae aparejada la reducción de los espacios verdes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un mínimo de nueve metros cuadrados de espacios verdes por habitante, pero la Reina del Plata apenas cuenta con seis metros cuadrados por habitante.

La "ley de terrazas verdes de Buenos Aires", que ya cumplió años desde su sanción, intentó generar soluciones de la mano de deducciones de impuestos para los propietarios. Se buscó incentivar la instalación de azoteas ajardinadas a cambio de reducciones en la Tasa de Alumbrado Barrido y Limpieza.

La idea consistía en acondicionar la cubierta superior de un inmueble para hacer posible la instalación de una pequeña huerta en lo más alto de la construcción. Las superficies duras, artificiales y de materiales tan sólidos como estériles debían dar lugar a un manto natural de tierra lleno de vida.

Mirá también: "¿Cómo armar una huerta en tu terraza?"

Desafortunadamente, la norma aún no fue reglamentada por el Poder Ejecutivo porteño, impidiendo el acceso a los descuentos impositivos mencionados. Cabe destacar que si el Poder Ejecutivo decide no poner en práctica el mencionado paso, las normas pasan a ser letra muerta.

Los beneficios que aporta la instalación de una terraza verde son múltiples:

   reducción del efecto isla de calor en el casco céntrico

   aumento del valor de las propiedades

   incremento de la aislación térmica, lo que genera baja de la temperatura en verano y aumento de la misma en invierno

   reducción del uso de energía en los departamentos porque se alivian los sistemas de calefacción y refrigeración

   purificación del aire gracias a la producción de oxígeno

   aumento de retención del agua de lluvia que ayuda al drenaje de la ciudad y disminuye la posibilidad de inundaciones

   reducción del sonido ambiental.

Consultado por Carbono.news, el legislador capitalino del GEN, Sergio Abrevaya, expresó: "No me sorprende lo que ha ocurrido. Yo tengo una ley de mi autoría, de hace ya diez años, para beneficiar con rebajas de ABL (alumbrado, barrido y limpieza) a quienes colocaran paneles solares y tampoco tuvo una reglamentación, a pesar de estar vigente. Estaba destinada a calentar agua en los termotanques y a calefaccionar ambientes domiciliarios".

Con la pandemia se multiplicaron las huertas en las terrazas (Foto: Pixabay)

La pandemia multiplicó huertas y jardines hogareños

La regeneración urbana ganó mucho espacio en Argentina durante la dilatada cuarentena que soportó el país. Se crearon nuevos espacios vivos y comestibles en miles de techos y patios particulares.

Reporteada por Carbono.news, Florencia Gallino, titular de Sitopia, una empresa dedicada a los espacios verdes domiciliarios, reveló: "El trabajo creció desde marzo de 2020. Muchos nuevos clientes notaron que, a los tres meses de contar con su espacio, ya podían alimentarse con zanahorias, tomates, lechugas, acelgas e, inclusive, frutillas. Cuando alguien no dispone de un sitio demasiado amplio, puede armar su movida en el propio balcón. Para ello, son ideales las plantas aromáticas y comestibles como el orégano, tomillo, albahaca, romero, menta, salvia o perejil. Aunque tengamos pocas horas de sol cada día, la producción va a terminar siendo buena si las sabemos cuidar. ¿La segunda sorpresa? Los sabores son deliciosos, frescos y más intensos. Descubrimos el sabor real de las hortalizas que es totalmente diferente al que conocemos con productos de verdulería que fueron cortados hace varios días y estuvieron expuestos a agroquímicos".

A pesar del mencionado "olvido" reglamentario de las autoridades, los pisos superiores de la gran ciudad se siguen pintando de verde, las personas comienzan a subir para cosechar su propia comida y los alimentos que ingieren son cada vez más sanos.

Esta nota habla de:
Más de Ciudades inteligentes
En tres años, fin para las motos de dos tiempos en Argentina que contaminan hasta 16 veces más que los coches
Ciudades inteligentes

En tres años, fin para las motos de dos tiempos en Argentina que contaminan hasta 16 veces más que los coches

El parque local de motovehículos tiene un cronograma de descarbonización notablemente retrasado respecto de países como Brasil, por ejemplo.
No todo es "color de rosa" en el mundo de los city cars eléctricos: no los dejan circular en rutas argentinas y cuestionan cómo se fabrican sus baterías
Ciudades inteligentes

No todo es "color de rosa" en el mundo de los city cars eléctricos: no los dejan circular en rutas argentinas y cuestionan cómo se fabrican sus baterías

El ingeniero Juan Manuel Baretto ,presidente de la empresa Coradir, fabricante de los autos eléctricos Tito, le pidió al Gobierno argentino que sus unidades puedan desplazarse libremente por las autovías y autopistas del país .
Lo mejor de 2022
Ciudades inteligentes

Lo mejor de 2022

En la actualidad, alrededor del 56 % de la población mundial -4400 millones de habitantes- vive en ciudades. Se espera que esta tendencia continúe, ya que la población urbana aumentará a más del doble para 2050, momento en que casi 7 de cada 10 personas vivirán en ciudades.