Activismo
Imprescindibles

Valientes y con mucha vocación, cómo trabajan a diario los Bomberos

En el Día Nacional del Bombero Voluntario, Carbono.news dialogó con Carlos, Ramón y Nelson que contaron sobre el día a día de su trabajo en el cuartel

redaccion@carbono.news

De acuerdo con información publicada en la página oficial de Bomberos Voluntarios de la República Argentina, en el país existen más de 1.000 Asociaciones integradas por más de 43.000 bomberos voluntarios (36.000 hombres y 7.000 mujeres) "profesionales de la emergencia con vocación de servicio cuya misión es la de salvar vidas y proteger los bienes de la comunidad".

Cada día, todos se ponen a disposición de los ciudadanos para dar solución a diferentes contingencias. En diálogo con Carbono.news, bomberos voluntarios de diversas zonas del país contaron cómo es su vida cotidiana y cómo se vive dentro de los cuarteles.

"El trabajo es en equipo, no es individual"

Cada 2 de junio se celebra en todo el país el Día Nacional del Bombero Voluntario. La fecha no es azarosa, sino que rinde homenaje a la fundación del primer cuerpo de bomberos voluntarios de La Boca hace más de cien años.

Esa zona de la provincia de Buenos Aires era, por 1884, un espacio de recepción del fuerte flujo de inmigrantes que arribaba al país. Fue por entonces que un incendio producido en una casa del barrio de La Boca, llevó al vecino Tomás Liberti a dar los primeros pasos hacia la formación de una sociedad cuyo principal objetivo fuera el sostenimiento de una asociación de bomberos.

Para ello, invitó a sus conciudadanos a reunirse el siguiente domingo y, así, se sentaron las bases para formar la Asociación Italiana de Bomberos Voluntarios de La Boca. Con el tiempo, esta fecha quedó en la historia y desde 2001, por la Ley 25.425, el 2 de junio se celebra el Día del Bombero Voluntario.

El domingo 2 de junio de 1884, se aprobaron las bases para la formación de la "Asociación Italiana de Bomberos Voluntarios de la Boca" (Foto: Bomberos de La Boca)  

Más de un siglo después, Carlos Milanesi, quien preside la Asociación de Bomberos Voluntarios de La Boca, contó a Carbono.news la historia de cómo encontró la vocación que lo ha acompañado durante toda su vida: "Llegué a los 12 años. Vivía enfrente del cuartel y, a esa edad, un bombero me vio que llegaba del club de jugar a la pelota y días posteriores me invitó a jugar al fútbol en un terreno al lado del cuartel. Obviamente, yo ya tenía conocimiento de los bomberos porque me gustaban y salía a verlos al balcón. A partir de ese día, todos los días salíamos a jugar. Hasta que un día, el 27 de octubre de 1981, hubo un incendio en medio del juego, me puse en la puerta del cuartel, llegó el jefe y me hizo pasar, me dijo que quería hablar al día siguiente con mi papá. A partir de ahí hice toda mi carrera".

Mirá también: "Manejo del Fuego: qué dice el proyecto de ley que quiere evitar más incendios intencionales"

Desde entonces, las cosas han cambiado: la tecnología, la ciudad, la infraestructura y las comunicaciones. Pero los siniestros siguen ocurriendo y Carlos ha asistido a muchos de ellos. Hoy es ingeniero ambiental, pero toma con mucha responsabilidad sus dos trabajos. "Lo más difícil es llevar adelante la responsabilidad en una institución histórica, por lo que representa. Y lo que más me gusta son los proyectos que se concretan. Hace tiempo que entendí que el trabajo es en equipo, no es individual", aseguró.

"Lo que más me gusta son los proyectos que se concretan", dijo Carlos Milanesi (Foto: Pablo José Rey)  

"Nos gustan los desafíos y la camaradería"

Nelson Caminoa trabaja en un centro de formación profesional. Su primer acercamiento al cuartel de bomberos se dio tiempo atrás, cuando era comerciante y lo invitaron a participar como secretario de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Lago Puelo.

"Una vez que entrás, es difícil salir", reconoció al dialogar con Carbono.news. Es que este hombre participó luego como tesorero y ahora preside la institución.

Lo que destaca entre los bomberos voluntarios, es el trabajo en equipo (Foto: Gentileza)

En marzo de 2021, la comarca andina se vio afectada por el fuego. Y si bien Caminoa reconoce que hasta entonces en esa zona tuvieron muchos incidentes complejos, ese fue "el más emblemático por la cantidad de viviendas que se destruyeron, fue el más dramático".

"Fue un incendio que nos encontró con personal afectado a otro foco que estaba transcurriendo en El Maitén, teníamos personal y móviles trabajando allí y cuando se desató acá, hubo que correr y tratar de atender a lo que estaba pasando en nuestra jurisdicción. Vino gente de todos lados y tuvimos el acompañamiento de todo el país, incluso del exterior. Hicieron donaciones de todos lados y con eso logramos comprar una autobomba", rememoró.

Y resaltó: "Eso fue una gran satisfacción, saber que el pueblo se movió con una velocidad y con una eficiencia mayor a la del propio estado y nos permitió comprar un camión nuevo para el cuartel".

Mirá también: "Incendios: "La negativa a discutir política ambiental se traduce en que no podamos mejorar la conservación, protección o producción en los ecosistemas""

Desde sus diferentes roles, como docente y como autoridad de la Asociación, Nelson destacó la importancia de la capacitación y comentó en diálogo con este medio que este es un aspecto fundamental en su trabajo. Pero además, sostuvo que quien quiera sumarse al cuerpo de bomberos debe saber que el trabajo es diario y desinteresado.

Al respecto, opinó: "Es un momento muy particular, no solo para la Argentina, sino para el mundo, donde se cuestiona lo que antes era asumido. Los bomberos, manteniendo nuestro carácter de voluntarios, tenemos que tener plena convicción de lo que hacemos y saber de todo lo que tenemos que resignar. El trabajo del bombero no termina en la emergencia, es un trabajo que implica ir al cuartel, hacer capacitaciones, cumplir horario, no tener feriados, ir a las guardias, cuidar la condición física, muchas cosas. Uno es bombero dentro y fuera de la institución, somos referentes sociales y tenemos que tener esa imagen en nuestra vida cotidiana y ser consecuentes con lo que promovemos".

"Nos gustan los desafíos, nos gusta la camaradería y la posibilidad de intercambiar con colegas de otros cuarteles", dijo Nelson. Y finalizó: "Es un trabajo cotidiano que requiere mucho esfuerzo e implica correr cuando suena la sirena, aun cuando festejas el cumpleaños de tu hijo. Primero debe estar la convicción, si ese valor existe en la persona, tiene las motivaciones para hacerlo".

Formación en una jornada de trabajo semanal en la Asociación de Bomberos Voluntarios de Lago Puelo (Foto: Gentileza)  

"Todo el mundo puede ser bombero mientras tenga ganas de servir a la comunidad"

Ramón Sosa, el presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Caá Catí, Corrientes, siempre fue un miembro activo de su comunidad y eso lo llevó a participar de diversas asociaciones, pero, confiesa a Carbono.news, colaborar con los bomberos lo apasiona.

Su vida se divide entre su trabajo como periodista y la gestión en el cuartel. Al reflexionar sobre lo que más le agrada del servicio, aseguró que es el hecho de "ser útiles para la sociedad". "Una persona me enseñó que el bombero tiene una dulce cuota de locura", sostuvo, porque siempre se está preparando o pensando cómo actuar para afrontar situaciones de alta complejidad.

Ramón Sosa junto a sus colegas (Foto: Gentileza)  

Corrientes se vio afectada por las llamas durante los primeros meses del año. Se quemaron más de un millón de hectáreas, se perdieron campos productivos, viviendas y la vida de miles de animales. Durante tres meses, los bomberos trabajaron sin descanso para apagar las llamas y para asistir a las familias.

Al recordar este momento, Sosa comentó que si bien "cada situación tiene su particularidad, en esta última (el incendio del verano) no era la magnitud, sino la cantidad de focos de incendio lo que nos tuvo a maltraer. Estábamos pendientes del teléfono las 24 horas, durante todos los días".

Mirá también: "Solidaridad en medio del desastre en Corrientes: así trabajaron brigadistas y civiles para salvar el territorio"

Sin embargo, "el momento más difícil fue cuando nos enteramos de que dos compañeros estaban perdidos detrás de las columnas de fuego". Es que dos de sus colegas se encontraban trabajando cuando el viento cambió de dirección y se vieron atrapados por las llamas. Lograron escapar a través del fuego, pero tuvieron heridas de consideración.

El equipo de Caá Catí trabajando durante los incendios del verano (Foto: Gentileza)  

Al momento de reflexionar sobre qué se necesita para ser bombero, Ramón destacó el deseo de ayudar a los demás: "Somos personas comunes y corrientes, con esta cuota de dulce locura. Siempre hay un tiempo de adaptación y en ese periodo uno se prepara en lo teórico y de a poco se van viendo las cuestiones prácticas. Esto te otorga muchas responsabilidades, porque además de concurrir a un llamado de emergencia, hay que ir a las guardias y asistir a las capacitaciones los fines de semana. Yo creo que todo el mundo puede (ser bombero) mientras tenga ganas de servir a la comunidad. Nosotros somos una fuerza como cualquier otra, nada más que no es remunerada, pero las obligaciones y las exigencias son iguales a las de la policía o las de cualquier otro".

Esta nota habla de:
Más de Activismo
Maltrato animal: crecen las peticiones para que estos seres tengan una vida digna
Activismo

Maltrato animal: crecen las peticiones para que estos seres tengan una vida digna

La sociedad civil no para de hacer y compartir en Change.org su voluntad de que los animales dejen de ser considerados mercancía al servicio de los humanos.
Panel sobre Transición Energética organizado por jóvenes activistas
Activismo

Panel sobre Transición Energética organizado por jóvenes activistas

Se llevará adelante el viernes 29 de julio a las 18:00 h en el salón rojo de la Facultad de Derecho (UBA). Participarán activistas climáticos, científicxs y organizaciones de la sociedad civil. La convocatoria está abierta a todo público y es totalmente gratuita.
Nueva edición de las Becas Aves Argentinas
Activismo

Nueva edición de las Becas Aves Argentinas

Aves Argentinas otorgará premios de investigación de hasta $200.000