Salud y alimentación
Ultraprocesados

El "mea culpa" de Nestlé: admitió que la mayoría de sus productos no son saludables

Alrededor del 70% no cumplen con estándares de calidad alimentaria, según un informe interno.

Nestlé, la multinacional suiza de alimentos y bebidas, admitió que más del 60% de sus productos no son saludables, y que algunos de ellos nunca podrán serlo "sin importar cuánto se renueven", informó el diario británico Financial Times (FT) citando un documento interno de la compañía al que tuvo acceso.

Según FT, el documento se preparó a principios de este año y se distribuyó entre los altos ejecutivos de la empresa. En él, se señala que solo el 37% de los alimentos y bebidas lograron una calificación superior a 3,5 puntos en un sistema de calificación australiano con un puntaje máximo de 5 estrellas que es utilizado en las investigaciones de grupos internacionales. Nestlé describe el umbral de 3,5 estrellas como una "definición reconocida de salud".

Mirá también: "Los alimentos más contaminados con agrotóxicos de Argentina, que comemos todos los días"

En esos productos, no se incluyen los preparados para bebés, los alimentos para mascotas, el café y la división de ciencias de la salud, que fabrica alimentos para personas con condiciones médicas específicas.

Alrededor del 70% no logró las 3,5 estrellas. Entre ellos, están el 96% de las bebidas y el 99% de los productos del segmento de confitería. Sin embargo, el 82% de las aguas minerales y el 60% de los lácteos sí obtuvieron un puntaje superior.

Nestlé es la dueña de numerosos chocolates, entre ellos, el Nesquik (Foto: Chocolates Nestlé/ Todo Disca)

La multinacional suiza dice que está trabajando para mejorar la calidad de sus productos, pero algunos expertos dudan sobre esas promesas. "Hemos realizado mejoras significativas en nuestros productos, pero nuestra cartera aún tiene un desempeño inferior al de las definiciones externas de salud en un panorama donde la presión regulatoria y las demandas de los consumidores se están disparando", destacó el documento.

El CEO de Nestlé, Mark Schneider, admitió al FT que los consumidores buscan una dieta más saludable, pero rechazó que los alimentos "procesados", incluidos los fabricados por su empresa, "sean dañinos para la salud".

Por su parte, una experta en nutrición, Marion Nestle, profesora de la Universidad de Cornell, en EE.UU, dijo al FT: "El trabajo de las empresas de alimentos es generar dinero para los accionistas y generarlo lo más rápido y en la mayor cantidad posible. Van a vender productos -comida chatarra- que lleguen a una audiencia masiva y sean comprados por tantas personas como sea posible".

Por estos resultados, según el Financial Times, los ejecutivos de Nestlé están estudiando qué nuevos compromisos asumir en materia de nutrición.

La compañía afirma en su sitio web que está tomando medidas para reducir a la mitad sus emisiones para 2030 y lograr un valor neto cero para 2050 para luchar contra el cambio climático. Habrá que ver que hace en el plano nutricional.

Esta nota habla de:
Más de Salud y alimentación
Glufosinato de amonio y glifosato, dos herbicidas tóxicos que cuando se juntan aumentan los riesgos para la salud
Salud y alimentación

Glufosinato de amonio y glifosato, dos herbicidas tóxicos que cuando se juntan aumentan los riesgos para la salud

Un estudio de investigadores de universidades públicas de la Argentina y del CONICET descubrió que al combinarse los dos agroquímicos en el ambiente producen daño genético y alteración hormonal.
Agricultura urbana en Rosario: una fisura vital en la ciudad
Salud y alimentación

Agricultura urbana en Rosario: una fisura vital en la ciudad

La experiencia de la agricultura urbana en la ciudad de Rosario, una de las capitales argentinas del agronegocio en un contexto de ecocidio y crisis ambiental, es única en América Latina y el Caribe. Propone una alternativa de resistencia en el contexto de la crisis alimentaria. Desde la política pública municipal, se buscó fomentar una experiencia comunitaria en los modos de producción, intercambio y consumo de alimentos agroecológicos. Las historias de las huerteras detrás de los viveros, huertas comunitarias, el banco de semillas y otros espacios de agricultura urbana: defensoras ambientales y su articulación con la experiencia de espacios de la economía popular
La Food and Drug Administration de EEUU aprobó la producción de carne animal cultivada en laboratorios
Salud y alimentación

La Food and Drug Administration de EEUU aprobó la producción de carne animal cultivada en laboratorios

La Administración de Alimentos y Medicamentos norteamericana aprobó el consumo humano de la llamada carne artificial