Recursos naturales
Estudio

Bajo tierra: así deben quedar el 60% de los proyectos de petróleo y gas a nivel global para evitar el sobrecalentamiento

La mayor parte de las reservas de combustibles fósiles que aún quedan sin explotar deberían permanecer de esa manera para evitar que la temperatura terrestre aumente más de 1.5°C de los niveles preindustriales.

Los combustibles fósiles representan el 81% del consumo mundial de energía, pero su producción y su uso deberán disminuir sustancialmente para cumplir los objetivos climáticos acordados internacionalmente y establecidos por el Acuerdo de París en 2015. El objetivo de estas regulaciones es limitar el calentamiento global a 1.5 °C con respecto a la época preindustrial.

La revista Nature publicó esta semana un estudio que concluía que, para cumplir con esa meta, esta limitación debía producirse de manera inmediata. En 2015, en sintonía, publicó otro artículo en el que ya se sostenía que al menos un tercio de las reservas mundiales de petróleo, la mitad de las de gas y más del 80% de las de carbón deberían quedar sin ser explotadas para que en 2050 tuviéramos una oportunidad de contener el calentamiento global sin que este supere los 2°C. Sin embargo, el nuevo trabajo llevado a cabo por científicos del University College de Londres (Reino Unido), es aún más estricto. Aumenta los límites de extracción de petróleo y gas a 60% y los de carbón a 90% para que se pueda tener al menos un 50% de probabilidades de evitar las catástrofes asociadas a este fenómeno. También reduce la tolerancia de calentamiento de 2°C a 1,5°C.

Mirá también: "El más reciente informe de la ONU ultima al mundo: "Es probable que el escenario se ponga peor"

Solo con la concreción de los proyectos de extracción ya programados, aunque no se agregara ninguno nuevo, sería imposible cumplir los objetivos climáticos fijados a nivel internacional, por lo que estiman que debe rebajarse la producción actual de gas y petróleo en un 3% anual de aquí a 2050. Asimismo, todo el petróleo y el gas no explotados en el Ártico deben permanecer bajo tierra.

"Esto tiene importantes implicaciones para los productores de las regiones que dependen en gran medida de los ingresos de los hidrocarburos para sostener la economía nacional", señaló a la agencia SINC el científico Dan Welsby, líder de la investigación. Por eso, no solo basta con reducir la extracción actual restringiendo la producción, sino que se debe alentar a las economías a diversificarse y convertirse a energías limpias lo antes posible.

Todo el petróleo y el gas no explotados en el Ártico deben permanecer bajo tierra (Foto: Pixabay)

¿Cómo lograr la conversión a energías limpias en el corto plazo?

En la investigación se incluye un análisis de los costos futuros del uso de tecnologías con bajas emisiones de carbono, como la energía solar, la eólica y los vehículos eléctricos de batería. Estos costos han bajado considerablemente desde el primer informe de 2015. También ha habido un aumento en la producción de hidrógeno a partir de la electrólisis, hidrógeno que es empleado sobre todo como combustible naval.

Mirá también: "Argentina pone en marcha la donación más grande de la ONU en Latinoamérica para proteger los bosques nativos"

Es necesario un esfuerzo mundial a gran escala para conseguir la trayectoria neta cero para 2050 y, si se quiere lograr, se deben proporcionar oportunidades de trabajo e inversión en energías limpias. Por ello, muchos países desalientan el uso de transportes con alta huella de carbono en favor de otros de bajo impacto con incentivos económicos e impositivos como exenciones fiscales y subsidios a la producción.

Esto se suma a diferentes regulaciones como la prohibición de usar ciertas tecnologías. En el Reino Unido, por ejemplo, se ha prohibido la venta de nuevos automóviles que funcionen con combustibles fósiles a partir de 2030. "Lo más importante es que si cualquier país o región añade una unidad de petróleo o gas a la oferta neta mundial, debe contrarrestarse con reducciones de la producción en otros lugares" afirmó Dan Welsby a la agencia SINC y añadió: "Esto garantiza que de la producción mundial (y, por lo tanto, el presupuesto mundial de carbono) se mantenga en el buen camino".

Mirá también: "Huella de carbono: ¿Qué es y cómo puedo calcular la mía?"

Las economías desarrolladas de Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá reducen su producción más rápidamente, lo que deja más espacio en el presupuesto de carbono para las regiones en desarrollo.

Un trabajo factible pero urgente

"Suponiendo que exista la voluntad política de cumplir los compromisos adquiridos en París, las reducciones de combustibles fósiles sugeridas en nuestro trabajo son totalmente factibles", destacó Welsby. Sin embargo, dijo que "el descenso de los combustibles fósiles debe complementarse con políticas, tanto por el lado de la demanda, como por el lado de la oferta".

Esta nota habla de:
Más de Recursos naturales
Bogotá, otra capital de Latam que se queda sin agua. Una crisis similar soporta Quito, Ecuador
Recursos naturales

Bogotá, otra capital de Latam que se queda sin agua. Una crisis similar soporta Quito, Ecuador

La falta de agua está afectando a diversas ciudades latinoamericanas que se ven alcanzadas además por problemas en la generación de energía hidroeléctrica.
La pesca eléctrica, prohibida en los mares de Europa, se realiza de manera clandestina en los rios argentinos
Recursos naturales

La pesca eléctrica, prohibida en los mares de Europa, se realiza de manera clandestina en los rios argentinos

Se denomina de esta forma a la captura de peces en la que se emplea electricidad.
National Geographic inició su expedición en las costas de Chubut para proteger a las Ballenas Sei
Recursos naturales

National Geographic inició su expedición en las costas de Chubut para proteger a las Ballenas Sei

El 1 de abril comenzó una expedición de National Geographic que durará al menos 20 días con el fin de obtener información sobre las ballenas Sei en las costas de Chubut, una especie críticamente amenazada, de la que poco se sabe y que se encuentra en las costas del Golfo San Jorge, en la provincia de Chubut. Desde el área protegida Punta Marqués, una punta de tierra de 1500 has conservadas, se llegó a contar a simple vista unas 70 ballenas en simultáneo.