Política
Compromisos climáticos

COP26: ¿cuáles son los avances globales sobre transición energética?

En contacto con Carbono News, la empresa líder en sostenibilidad, Schneider Electric, celebró el tratado que pone fin al uso del carbón en 46 países, pero sostuvo que "es hora de que las empresas dejen de esperar el consenso político y tomen una postura".

"Relegar el carbón a la historia". Esa fue una de las frases contundentes del Secretario General de la ONU, António Guterres. Recientemente, en el "Día de la Energía" celebrado en la Conferencia sobre el Clima -más conocida como COP26- 77 firmantes se comprometieron en la "Declaración mundial sobre la transición a la energía limpia" para poner fin a las inversiones en carbón, aumentar la energía no contaminante, llevar a cabo una transición justa, y eliminar el carbón para el 2030 en las principales economías, y en para 2040 en las demás.

Entre los adeptos se encuentran 46 países como Polonia, Vietnam y Chile que tienen una larga trayectoria con el uso de carbón como fuente de energía. Y, aunque el presidente de esta conferencia, Alok Sharma, dijo que "estamos llegando a un punto en el que la energía del carbón pasará a la historia", los mayores financiadores de este mineral, China, Japón y Corea, no participaron de la Declaración a pesar de haberse comprometido anteriormente a dejar de financiar su generación en el extranjero para finales de 2021.

Mientras debatían los funcionarios en las cómodas salas del edificio ubicado en Glasgow, Escocia, activistas de diversos países -algunos disfrazados de Pikachu, el famoso personaje de Pokemon- exigían mayor ambición: "No más combustibles fósiles". Es decir, poner fin también al petróleo y el gas.

Mirá también: "El más reciente informe de la ONU ultima al mundo: "Es probable que el escenario se ponga peor""

En este punto hubo avances y retrocesos: por un lado, un grupo de gobiernos e instituciones financieras públicas de todo el mundo, incluidos los de Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá y el Reino Unido, afirmaron que no subsidiarán más a los combustibles fósiles a partir de 2022; pero por otro, 506 productores tienen previsto aumentar su producción a 190.000 millones de barriles de petróleo en los próximos siete años.

La buena noticia fue brindada con cautela por el director del programa de justicia energética del Centro para la diversidad biológica de Estados Unidos, Jing Zhu, durante una rueda de prensa. Sin embargo, no es suficiente ya que China, Japón y Corea aún no se sumaron a la iniciativa de no apoyar a los combustibles fósiles.

Por su parte, la mala noticia fue dada a conocer, también en conferencia de prensa, por la ONG alemana Urgewald y la Red de Acción por el Clima.

"En los dos últimos años hemos asistido a un aumento de las políticas sobre el carbón, pero apenas hemos visto nada sustancial sobre el petróleo y el gas. La razón es que las instituciones financieras que quieren alejarse de los combustibles fósiles se enfrentan a un gran problema que es la falta de información", dijo el responsable de la campaña de finanzas de Urgewald.

Mirá también: "Primera Cumbre Mundial sobre el Futuro del Turismo: las claves de un llamado internacional con foco en la responsabilidad y la sostenibilidad"

En la última publicación de la organización, denominada "Lista de salida mundial del petróleo y el gas" señalaron la cantidad de productores que quieren seguir fomentando el petróleo y el gas.

"Al menos el 96% de los productores de gas y petróleo quieren ampliar sus activos", añadió el representante de Urgewald. "La industria está en un curso de expansión imprudente, con formas de producción más sucias que representan el 50% de los nuevos proyectos".

Además, Zhu, en esta línea de retrocesos, fue contundente: "Hemos visto que el G20 va en la dirección contraria. De 2018 a 2020 los países del G20 han destinado 188.000 millones de dólares para los combustibles fósiles. Eso es 2,5 veces la cantidad que han asignado para las renovables; eso es una atrocidad", dijo.

Por último, la representante especial para la "Energía Sostenible para Todos" de la ONU, Damilola Ogunbiyi, dio un dato fundamental:

"El sector energético es responsable de dos tercios de las emisiones de gases de efecto invernadero. Y, sin embargo, 759 millones de personas en el mundo aún carecen de acceso a la electricidad básica, y más de 2600 millones no tienen acceso a soluciones higiénicas para cocinar", enfatizó.

También, destacó: "Se nos acaba el tiempo y no debemos ser decisivos y comprometernos con la colaboración y la financiación necesarias para hacer posible una transición energética justa, equitativa e inclusiva para los que menos han contribuido al cambio climático".

Eliminar combustibles fósiles y gravar el carbono estimulará el crecimiento y la innovación (Foto: habitantes de la aldea peruana de Sibayo utilizan una máquina de hilar con energía solar/ UNDP/Anette Andresen)

Según los estudios de la Agencia para el Desarrollo de Naciones Unidas, "eliminar combustibles fósiles y gravar el carbono estimulará el crecimiento y la innovación. Esta medida podría proporcionar hasta 10 años de inversión en innovación e infraestructuras verdes, lo que aportaría crecimiento y nuevos puestos de trabajo más seguros". En este sentido, Schneider Electric es una empresa modelo en sostenibilidad energética que entendió que el cambio favorece a todos.

"Es hora de que las empresas dejen de esperar el consenso político y tomen una postura"

Schneider Electric es la empresa global líder en manejo, automatización y transformación digital de la energía, seleccionada este año por Corporate Knights como la empresa más sustentable del mundo. Ayuda a sus clientes a reducir la huella de carbono a través de sus productos y herramientas de software que optimizan el manejo de la energía y los procesos industriales.

En su nuevo reporte "Back to 2050" (De vuelta a 2050) realizado con la empresa de inteligencia energética Enerdata plantea las claves para limitar el calentamiento climático al umbral crítico de 1,5ºC y evalúa el impacto a largo plazo de las tecnologías disruptivas emergentes como la conducción autónoma, la generación de energía limpia descentralizada, las estaciones de carga de vehículos eléctricos inteligentes en edificios y el uso de más herramientas digitales en la construcción de infraestructura, entre otros.

La conclusión del estudio es sumamente interesante: no hay puja entre mitigación del cambio climático y progreso humano, sino por el contrario, las energías renovables contribuyen a este desarrollo.

Paula Altavilla, CEO Schneider Electric Argentina (Foto: Gentileza)

"La mejor manera -por no decir la única- de llegar a cero para 2050 es modernizar la economía rápidamente, basándose en innovaciones y cambios de comportamiento que apoyarán la agenda del cambio climático", señala. Y luego, añade: "No habrá mitigación del cambio climático si no se construye en el progreso humano".

Los especialistas llegaron a esta conclusión tras analizar el origen del cambio de las fuentes energéticas en la historia: las transiciones siempre ocurrieron porque generaba impactos positivos para los consumidores. Por eso, invariablemente se buscó aumentar la energía para satisfacer estas necesidades y demandas.

En contacto con Carbono News, el Director de Sustentabilidad y Nuevos Proyectos de Schneider Electric, Edgardo Cuk, afirmó:

"La urgencia para actuar es clara. Las inminentes catástrofes climáticas amenazan con quitarnos el poco tiempo restante para descarbonizar el planeta y transicionar a energías renovables".

"La declaración global de transición a energías renovables es un paso hacia adelante. Sin embargo, es hora de que las empresas dejen de esperar el consenso político y tomen una postura. El cambio sólo será posible cuando empresas locales y multinacionales dejen de dudar y tomen decisiones responsables, acordando metas climáticas claras y con acciones medibles que puedan cumplir", sumó.

"No se trata solo de proteger el planeta, sino de estar abiertos a innovar y superarnos, usando tecnología digital y energía eléctrica, renovable" (Foto: Gentileza)

En este punto, resaltó la labor de Schneider y defendió el uso de la tecnología digital:

"Si queremos cumplir con los objetivos de cambio climático 2050, debemos empezar a trabajar desde hoy, y la tecnología para lograrlo ya está disponible, y en Schneider Electric disponemos de los recursos humanos y tecnológicos para lograrlo. Pero debemos comenzar ya mismo. Las compañías están siendo llamadas a proclamar la acción climática como propia, especificando qué cambios harán, cómo y cuándo. Establecer metas claras es absolutamente fundamental. No se trata solo de proteger el planeta, sino de estar abiertos a innovar y superarnos, usando tecnología digital y energía eléctrica, renovable".

Actualmente, expertos de la empresa se encuentran en Glasgow presentando escenarios de descarbonización posibles.

Esta nota habla de:
Más de Política
Ley de Humedales YA: una deuda argentina que destroza territorios e ignora la voz de los pueblos
Política

Ley de Humedales YA: una deuda argentina que destroza territorios e ignora la voz de los pueblos

Activistas y organizaciones ambientalistas reclaman, una vez más, la sanción de una ley fundamental para la protección de un ecosistema clave en la lucha contra el cambio climático. ¿En qué estado está la normativa?
Ricardo Lorenzetti: "No habrá distinciones ni lugar donde esconderse si el planeta explota"
Política

Ricardo Lorenzetti: "No habrá distinciones ni lugar donde esconderse si el planeta explota"

El juez de la Corte Suprema de Justicia presentó su nueva obra "El nuevo enemigo. El colapso ambiental. Cómo evitarlo" ante un heterogéneo auditorio. En sus páginas, el autor advierte sobre el colapso ecológico, la necesidad de trascender todo tipo de grieta y cómo la crisis "empuja" a la ciudadanía y a los gobiernos a comprender que "el momento es ahora".
De la COP26 al Proyecto de Presupuesto 2022: promesas y contradicciones del Gobierno argentino sobre las metas climáticas
Política

De la COP26 al Proyecto de Presupuesto 2022: promesas y contradicciones del Gobierno argentino sobre las metas climáticas

Todavía no presentó el Plan de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático ni la Estrategia a Largo Plazo a 2050, y el dinero previsto para las provincias no podría ni siquiera cumplir con la Ley de Bosques.