Activismo
Movilizaciones

El país marchó para reclamar por el cuidado del agua

Diferentes organizaciones se movilizaron para dejar en claro la importancia de este recurso y para reclamar en contra del avance extractivista

El agua es un recurso vital para la supervivencia humana y la del medio ambiente. Tanto, que tal como expresaron desde la organización Río Santa Cruz Libre, "la vida en el planeta existe porque existe el agua".

Sin embargo, este elemento tan preciado está en riesgo por la crisis climática mundial. Por esto, miles de personas, pueblos originarios, organizaciones y asambleas campesinas, de Derechos Humanos, socioambientales, estudiantiles, antiespecistas y autoconvocados se movilizaron este martes en todo el país con la consigna: "El agua vale más que todo". El objetivo fue reflexionar sobre la necesidad de cuidar este recurso, reclamar que el Estado tome acciones concretas y defender "el agua, la soberanía, la integridad, la dignidad y la salud ambiental de los territorios".

Mirá también: "Cuatro documentales para tomar conciencia en el "Día Mundial del Agua"

En ese sentido, Río Santa Cruz Libre enumeró a través de sus redes sociales cuáles son las demandas:

   Que se respete la Ley de Glaciares y la ley de Ambiente

   Que dejen de violentar nuestros ríos y océanos

   Que se garantice el acceso al agua de los pueblos

   Que se respete el derecho humano a un ambiente sano

   Un río Santa Cruz libre

"El gran campo de hielo patagónico sur y sus glaciares, que están en riesgo por la crisis climática mundial y la construcción de mega represas en el cauce del Río Santa Cruz, forma parte de las grandes reservas de agua dulce que tenemos en el mundo", sostuvieron. Por esto, señalaron que es urgente tomar acción.

Al respecto, la Coordinadora Basta de Falsas Soluciones sostuvo: "La sequía y la injusta distribución del agua, que se está viviendo en muchos territorios del país, ha llevado a una emergencia hídrica que se prolonga y agrava cada día. Asimismo, el agua es el elemento indispensable para que las actividades extractivistas se sigan llevando a cabo sin tener en cuenta el pasivo ambiental que generan sobre las comunidades y territorios explotados".

Por su parte, desde el Movimiento de Mujeres Indígenas para el Buen Vivir mostraron su preocupación por las muertes por deshidratación y apuntaron contra las empresas extractivistas. "No hay agua. Por el contrario. aumentan los incendios a lo largo de todas las latitudes de nuestros territorios, los ríos están siendo amenazados a muerte por represas, por trasvases y por contaminación. Los lagos están siendo privatizados, las cuencas hídricas están siendo disecadas y aquellas que hemos logrado proteger poniendo en juego nuestra vida, nuestros cuerpos y la vida de nuestros pueblos, están siendo hoy subastadas y ofertadas al mercado capitalista de las grandes empresas extractivistas y de los megas latifundios", expresaron.

"Somos la naturaleza que nos rodea, nuestro cuerpo es 70% agua", expresaron desde Río Santa Cruz Libre y dejaron en claro que cuidar de este recurso "es cuidar nuestra propia vida y la de los que vienen después de nosotxs".

Esta nota habla de:
Más de Activismo
En una nueva era para Argentina, la defensa del ambiente debe mantenerse fuerte
Activismo

En una nueva era para Argentina, la defensa del ambiente debe mantenerse fuerte

Es posible que el nuevo gobierno haya echado por tierra muchos de los logros de la última década, pero también hay que hacer frente a décadas de fracasos en materia de desarrollo, escribe Manuel Jaramillo, director de Vida Silvestre Argentina
Nuevo Atlanticazo en la costa argentina
Activismo

Nuevo Atlanticazo en la costa argentina

Hoy, jueves 4 de enero, organizaciones sociales y ambientales llevarán a cabo un nuevo Atlanticazo en distintos puntos de la Costa Atlántica.
Fiestas de Navidad y Año Nuevo, su impacto ambiental. Segunda parte
Activismo

Fiestas de Navidad y Año Nuevo, su impacto ambiental. Segunda parte

Las Fiestas de fin de año ( Navidad y Año Nuevo) se transformaron hace ya tiempo, y cada vez más, en temporada de comprar, comprar y comprar. Este consumismo vertiginoso está perjudicando al planeta. Las compras excesivas forman parte de una cultura insostenible que está alimentando una triple amenaza planetaria: crisis climática, pérdida vertiginosa de naturaleza y biodiversidad, y niveles exponenciales de contaminación y desechos.
Es hora de ser conscientes de que toda esa parafernalia es muy perjudicial para nuestras vidas.