Recursos naturales
Fracking

Vaca Muerta: avanza la causa de contaminación por residuos petroleros

La Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas acusó a funcionarios neuquinos y a Comarsa por dejar a la intemperie 400.000 metros cúbicos de residuos sin tratar que afectarían al ambiente y la salud de la población.

Tras la denuncia penal presentada por la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas (AAdeAA) sobre presunta falta de tratamiento de los residuos petroleros en dos plantas de la empresa Comarsa (en Neuquén y Añelo), la Fiscalía de Delitos Ambientales y Leyes Especiales de Neuquén realizó dos allanamientos en las sedes comprometidas.

"Da cuenta de la solidez de nuestra presentación", destacó a Carbono.News el abogado que lleva adelante la denuncia, Rafael Colombo, sobre la rapidez con la que se actuó. 

Los residuos petroleros de la empresa Comarsa (Foto: Twitter/ Lucas Castillo)

Quien ordenó el allanamiento fue el fiscal jefe Maximiliano Breide Obeid. Personal de la Policía de Neuquén de las áreas de Criminalística y de Informática incautó documentación que puede servir a la causa. Sin embargo, todavía no hay noticias de los resultados.

Antes, el fiscal había requerido informes a la subsecretaría de Ambiente de la provincia sobre el funcionamiento de la empresa.

Colombo contó que quieren constituirse como querellantes en la causa para conseguir un "mayor impulso y protagonismo". Además, explicó que la denuncia enfocada en la contaminación de miles de residuos de tóxicos de dos plantas que no "hacen ningún tipo de tratamiento", también engloba un problema aún mayor que es la funcionalidad en sí en de Vaca Muerta. El experto detalló que es "antieconómica" y "obsoleta" ya que va en contra de las medidas de descarbonización del mundo por el cambio climático.

Por un lado, negó que sea un "milagro" para la Argentina como sostienen sus defensores, y dijo que solo sobrevive por las inmensos subsidios que recibe por parte del Estado. Además, contó que incluso las empresas aseguran que si no los reciben "se van del país".

En este sentido, dijo que el presupuesto 2021 le brindaría a la extracción convencional y no convencional de gas y petróleo (dentro del Plan Gas IV) 78.000.000 de pesos. "Es diez veces más que el presupuesto adjudicado para el Ministerio de Ambiente y cuatro veces más que el de Salud", enfatizó.

"Para el Estado es más importante beneficiar a Vaca Muerta en estas condiciones que las políticas ambientales y las de salud", concluyó. De esta forma, con su denuncia aseguró que intenta "poner en crisis el relato de Vaca Muerta".

La denuncia: El "lado B" de Vaca Muerta

La Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas (AAdeAA) denunció penalmente a algunos funcionarios responsables de Energía y Ambiente de Neuquén y a la empresa Comarsa por supuesta contaminación de residuos petroleros del fracking de la formación Vaca Muerta en "plantas de tratamiento" que "no funcionan o solo lo hacen en apariencia" y que, además, funcionan en terrenos fiscales y están dentro de los ejidos municipales de las ciudades de Neuquén y Añelo.

Se trataría de 400.000 metros cúbicos de residuos sin tratar que equivaldrían a 44 hectáreas de un metro de altura. En su petitorio, la Asociación exige la clausura inmediata de las plantas de COMARSA del PIN y de Añelo y que se ordene el saneamiento "inmediato, completo y definitivo".

Según la investigación, el acopio de barros con hidrocarburos, aguas residuales y químicos exponen la salud de la población y el ambiente. Las autoridades gubernamentales le concedieron a la empresa casi 50 hectáreas donde estarían dejando un pasivo ambiental -deuda que dejan una empresa por daños ambientales- valuado aproximadamente en 5 millones de pesos.

"Si fuera un cuento, sería uno de terror. Las empresas reciben millonarias sumas para el tratamiento de residuos que nunca tratan, luego consiguen que el Estado les ceda tierras fiscales para terminar disponiendo ilegalmente de los residuos peligrosos. Construyen piletas para acopiarlos, pero no los tratan, luego consiguen otra vez tierras fiscales para ampliarse y comienzan nuevamente. Nadie las controla", explicó Rafael Colombo, letrado de la AAdeAA, quien presentó la denuncia penal de más de 160 carillas ante el Ministerio Público Fiscal de Neuquén y quedó radicada en la Unidad Fiscal de Delitos Ambientales de la provincia.

La denuncia incluye mapas, datos, fotos, imágenes satélites y detalles de las supuestas "fraudulentas" maniobras en ambas plantas de Comarsa. La del Parque Industrial de Neuquén está ubicada a 25 metros de viviendas, a sólo 500 metros de un barrio muy poblado y a 50 cuadras del centro de la ciudad. En este lugar, hay acopiados 300.000 metros cúbicos (300 millones de litros/kilos) de recortes de perforación, lo que equivale a 33 manzanas urbanas de un metro de altura.

Las dos plantas que COMARSA tiene en Neuquén tienen una superficie total de 46,5 hectáreas (Foto: OpSur / Fabián Ceballos)

Para los abogados es ilegal lo que sucede ya que las plantas no contarían siquiera con la capacidad técnica necesaria para el tratamiento de los residuos petroleros, como hornos de tratamiento térmico, por lo cual solo estarían juntándolos, ya sea en piletones improvisados construidos sin impermeabilización necesaria, o mezclándolos con suelos no contaminados. Esta práctica es conocida como "pastoneo".

"Los basurales petroleros de Vaca Muerta son el resultado de una serie de maniobras que forman parte de una connivencia entre empresas y autoridades estatales para negociados millonarios, sacrificando territorios y poniendo en riesgo la salud humana de vecinos, vecinas y comunidades", advirtió Colombo.

El pasivo ambiental sería de 5 millones de pesos (Foto: OpSur/ Martín Álvarez Mullally)

"Aunque en noviembre de 2015 se sancionó el decreto 2263/15 que ordenaba cerrar la planta de la compañía, se le permitió seguir operando y le cedieron tierras fiscales provinciales para ampliar el predio a 29 hectáreas y le dejaron aumentar el acopio: pasó de tener 224.000 metros cúbicos de residuos petroleros a los 300.000 que tiene en la actualidad (sólo en una de sus plantas)", detalló el Observatorio Petrolero Sur (OpSur).

Por su parte, los abogados ambientales denunciaron que "según las disposiciones de la provincia, las plantas de tratamiento de residuos petroleros tienen que estar ubicadas a un mínimo de 8 kilómetros de los ejidos municipales, algo que no se cumple ni en la ciudad de Neuquén ni en Añelo, que es la cabecera de operaciones de Vaca Muerta".

Y agregaron que en junio de 2019, mediante la Resolución 791/19, se autorizó un plan de COMARSA para enterrar en un relleno, residuos peligrosos, sin ningún tipo de tratamiento. "Es inconstitucional, ilegal y contrario a toda norma ambiental", enfatizaron.

"Empresas como COMARSA y otras reciben en sus plantas de tratamiento los residuos producidos por corporaciones como YPF, Chevron, Exxon y Shell, entre otras. Estos son depositados y acumulados en gigantescos piletones sin ningún tipo de tratamiento, contaminando la tierra, el agua y el aire de grandes extensiones territoriales", indicó Colombo.

Tal vez te interese: "¿Fracking sí o no?: expertos opinan sobre su impacto ambiental y social"

Y concluyó: "De esta manera, al cuestionamiento histórico acerca de la inviabilidad política, económica y socio-ambiental de Vaca Muerta, se suma esta comunidad ilícita de negocios entre el Estado y las empresas. De hecho, quizá la única manera de entender Vaca Muerta hoy sea a través de la corrupción millonaria que existe detrás de la gestión de los residuos petroleros".

Esta nota habla de:
Más de Recursos naturales
Las ONG que protegen las aves piden un uso responsable de camionetas, motos y cuatriciclos en las playas argentinas
Recursos naturales

Las ONG que protegen las aves piden un uso responsable de camionetas, motos y cuatriciclos en las playas argentinas

Cada verano, millones de turistas visitan la costa argentina y afectan sus playas, dunas y humedales porque ingresan con ruidosos y pesados vehículos de importantes cilindradas.
¿Se acerca el "Juicio Final"?
Recursos naturales

¿Se acerca el "Juicio Final"?

El glaciar Thwaites, un enorme bloque de hielo en la Antártida, se derrite a toda velocidad. Corrientes de aguas cálidas amenazan su estabilidad y podría provocar, en breve, un alza de 65 cm en el nivel de las aguas de los mares.
No es el fuego ¡somos los humanos!
Recursos naturales

No es el fuego ¡somos los humanos!

El Dr. Guillermo Defossé, investigador principal del Conicet y actual director del Centro de Investigación Esquel de Montaña y Estepa Patagónica (CIEMEP), explica que los incendios son necesarios para la evolución de la naturaleza y responsabiliza a los seres humanos por el desconocimiento, la intromisión en los ecosistemas y la poca capacidad de prevención.