Política
Cambio climático

El Río Paraná sufre una bajante histórica que afecta a la fauna y a la población

El caudal del Paraná alcanza su bajante histórica afectando a los pescadores, la fauna del río, el abastecimiento de agua a las comunidades y la generación eléctrica.

La bajante del Río Paraná es histórica y preocupante para todo el Litoral. El hidrómetro del Puerto de Rosario midió este lunes "-0,17 centímetros", una altura que el río no registraba en los últimos 50 años. Este caudal afecta a la navegación, el uso recreativo del río, la pesca y, en especial, la captación de agua para consumo humano. 

Por la escasez hídrica, la Universidad Nacional de Rosario (UNR) presentará un documental llamado "Bajo Río" sobre el impacto de la bajante en la vegetación, en el comportamiento de la fauna y la migración forzada de algunas especies. Se podrá ver hoy a las 22.30 por Santa Fe Canal, y el martes 20 a las 20 por el Facebook y el canal oficial de Youtube de la UNR. 

Por otro lado, el Gobierno anunció un fondo de $1000 millones para asistir a las provincias y las localidades afectadas.


Hace unas semanas Chaco y Corrientes vivieron algo insólito, hacía más de 117 años que el río Paraná no sufría una bajante tan pronunciada en su caudal, lo que encendió las alarmas en el gobierno provincial, que determinó una veda total de pesca, medida que afecta al ingreso básico de cientos de familias.

Río Paraná (Foto: Pixabay).

La secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente de Chaco, Marta Soneira, contó a Carbono News que nunca había pasado que el río redujera tanto su caudal: "No hay registros desde 1907 que muestren que el río haya bajado a 59 cm como lo tuvimos la semana pasada", declaró. Ya el año pasado el río Paraná había tocado puntos históricos, tendencia que venía produciéndose desde la mitad del 2019. Según los expertos, esta situación se debe a la reducción de las precipitaciones medias en la región, especialmente en la cuenca del río Iguazú, cuyos afluentes el Paraná y el Paraguay se ven afectados. Además, las represas de Brasil no tienen agua suficiente como para realizar alguna descarga especial como ya se hizo el año pasado cuando se dio una problemática similar. De acuerdo al Instituto Nacional del Agua (INA), no hay pronósticos de mejora hasta por lo menos agosto de 2021. 

Mirá también: Bajan los ríos: ¿cambio climático, sequia, o represas brasileñas?

Para reducir el riesgo para la fauna del río, la Secretaría de Desarrollo Territorial y de Ambiente de Chaco ya puso en marcha el año pasado la Mesa de Monitoreo de Pesca que establece la regulación de la pesca según el nivel del caudal del río. "Decidimos con mucho esfuerzo semaforizar la actividad pesquera en el Río Paraná. Cuando está por debajo del metro declarar la veda total, cuando está entre el metro y los dos metros veda flexibilizada, es decir tres días de pesca habilitados y después sobre los dos metros, pesca normal", explicó Soneira.

En este caso, y dados los números de bajante histórica, se ha dispuesto la prohibición total de la pesca mientras que el río se encuentre por debajo del metro. Una medida que tiene implicaciones directas sobre las comunidades pesqueras locales, cuyo ingreso básico familiar proviene de la actividad. Además, la situación parece no mejorar en el corto plazo. "Tenemos una tendencia de que el río va a seguir bajo, esto va a derivar a que no se pueda pescar y hay muchas familias muy vulnerables que dependen de la pesca, por lo que tenemos que establecer un mecanismo de compensación", explicó Soneira a Carbono News.

También preocupa el abastecimiento de agua potable, la navegación, la fauna de la zona y la generación de energía eléctrica, pues en Corrientes se encuentra la central hidroeléctrica de Yacyretá que genera energía eléctrica para la mitad de los hogares argentinos y es alimentada por el río Paraná. Yacyretá viene registrando bajas históricas. En enero pasó de 13000 metros cúbicos por segundo a menos de la mitad en estos meses.

Mirá también: Cinco datos sobre la desalinización, una de las salidas posibles a la escasez de agua potable

"Es un registro histórico, esto no pasó nunca", alertó Soneira, quien también reflexionó sobre cómo el cambio climático está ya teniendo graves consecuencias en la provincia. "El cambio climático ya lo estamos viviendo, no se puede eludir, el cambio climático nos muestra que estamos en una situación problemática en el mundo, en la Argentina y también en la provincia del Chaco", concluyó.

Esta nota habla de:
Más de Política
El desastre en Europa recuerda la importancia de abordar la crisis climática
Política

El desastre en Europa recuerda la importancia de abordar la crisis climática

Las graves inundaciones que arrasaron Europa Central durante la semana, enfatizan la necesidad de tomar medidas de adaptación y mitigación ante el cambio climático.
Derrumbe en Miami: ¿cambio climático o desidia privada y estatal?
Política

Derrumbe en Miami: ¿cambio climático o desidia privada y estatal?

El derrumbe del Surfside en Miami encendió el debate sobre si influyó el cambio climático en la catástrofe.
Comprueban que los pulpos y otros invertebrados tienen sensaciones, y piden incluirlos en una ley
Política

Comprueban que los pulpos y otros invertebrados tienen sensaciones, y piden incluirlos en una ley

Reino Unido podría sancionar una ley que consideraría lo que los animales sienten a la hora de tomar decisiones políticas.