Energía
Cambio climático

Qué es el metano y por qué es mucho más contaminante que el CO2

No tiene tanta prensa, pero hay científicos que creen que el metano contamina unas 100 veces más que el dióxido de carbono. Cuáles son los sectores que más emiten.

El gas metano, del que poco se habla, contamina mucho más que el ya famoso dióxido de carbono (CO2). Al menos a corto plazo. Si bien el CO2 es menos contaminante, permanece por más tiempo en la atmósfera. La razón: el tiempo de descomposición: mientras que el gas metano tarda unos 12 años en descomponerse de forma natural, el CO2 lo hace en 120.

Burbujas de metano atrapadas bajo una capa de hielo, que al derretirse serán liberadas a la atmósfera (Foto: Instagram @mpicazo"

Pero, ¿cuánto más contaminante es el metano? Los expertos no se ponen de acuerdo: muchos sostienen que contamina 23 veces más que el dióxido de carbono, es decir, que cada kilogramo de metano calienta la Tierra 23 veces más que la misma cantidad de dióxido de carbono. Por si fuera poco, algunos expertos van aún más lejos y aseguran que el metano ha sido subestimado y que la diferencia sería mucho mayor, entre 80 y 120 veces más.

Lo que sí está claro es que el uso de este súper-contaminante tiene que ser reducido para evitar que la Tierra se siga calentando de forma acelerada y tener que afrontar las consecuencias más devastadoras del cambio climático ya en curso, como la frecuencia y gravedad de las tormentas, sequías más agudas y olas de calor y de frío más incisivas.

Mirá también: Sin vuelta atrás: los puntos de inflexión que podrían causar daños irreversibles al planeta

En esta dirección apunta un informe publicado por la Coalición Clima y Aire Limpio, liderada por la ONU. El documento señala que se podría limitar el calentamiento global en 0,3 grados centígrados para 2045, si se limitan las emisiones de metano. De acuerdo al informe, la solución está en nuestras manos, pues se conseguiría con tecnologías ya disponibles y económicas para el bolsillo. La aplicación de medidas generalizadas en los sectores del petróleo y el gas, la agricultura y los residuos es una de las estrategias más rentables y potentes para combatir el calentamiento global.

¿Qué es el metano y cómo se produce?

El metano es un tipo de hidrocarburo y el principal componente del gas natural, una fuente de energía que suele ser promocionada como limpia. Sin embargo, el gas natural comercializable contiene entre un 83% y un 97% de metano, con algunos otros hidrocarburos en pequeña proporción, como el etano, propano, butano y nitrógeno. En las minas de carbón el metano es conocido como grisú, muy peligroso por ser inflamable y explosivo.

Las emisiones de metano provienen, principalmente, de tres sectores:

  1. La extracción, procesamiento y distribución del petróleo y el gas y la minería del carbón representan un 35% de las emisiones totales de metano.
  2. Los residuos: el sector de los desechos, los vertederos y las aguas residuales constituyen aproximadamente el 20% de las emisiones.
  3. La agricultura representa el 40% de las emisiones de metano, la mayoría proviene del estiércol del ganado, la fermentación, y en menor medida el cultivo del arroz.

Si se limitan las emisiones de metano, la salud de las personas y también la agricultura se verían beneficiadas. El informe detalla que la reducción del 45% de las emisiones de este gas en 20 años, evitaría 180.000 muertes prematuras y medio millón de complicaciones de salud vinculadas al asma y a otras dolencias respiratorias. También, el rendimiento de los cultivos mejoraría 26 millones de toneladas al año. También se podrían reducir el 30% de las emisiones de aquí al 2030, especialmente trabajando para evitar las fugas y los escapes de metano en el sector del gas y del petróleo.

Mirá también: Las investigaciones coinciden: a mayor contaminación ambiental, menor fertilidad

De acuerdo al Panel Intergubernamental sobre el cambio climático (IPCC), las emisiones globales de metano deben reducirse entre 40% y 45% para 2030 para lograr que las vías de menor costo limiten el calentamiento global a 1,5 °C en este siglo. Además de esto, se tiene que reducir el dióxido de carbono, que sigue siendo el predominante en la atmósfera. Hay unas 220 veces más CO2 que metano.

¿Qué pueden hacer los países?

Para reducir la emisión de metano e impedir que llegue a la atmósfera, dañe la capa de ozono y produzca el aumento de la temperatura a nivel planetario, cada región y cada país tiene sus oportunidades.

Por ejemplo, Europa y la India tendrían que mitigarlo en el sector residuos, China debería hacerlo en la producción de carbón y también en la producción de carne. El resto de la región asiática podrían reducir las emisiones en la producción de carbón y en los residuos.

En Oriente Medio, América del Norte y Rusia deberían hacerlo en el ámbito del petróleo y del gas. África podría hacerlo también en el sector agropecuario y en la producción de petróleo y gas.

En América Latina, el sector ganadero es el que debería limitar las emisiones de este gas.

¿Se está haciendo?

Según la información recogida por la ONG argentina Periodistas por el Planeta (PxP), hasta el momento no existe un marco común ni límites a las emisiones de metano, ni hay indicios de que éstas estén disminuyendo. De hecho, por el contrario, el fuerte aumento de metano en la atmósfera durante los últimos años se ha relacionado al enorme incremento de la producción de gas en Estados Unidos. El gas estadounidense es uno de los más sucios del mundo y sus exportaciones se dirigen principalmente a Europa y a los mercados emergentes de Asia, indica PxP.

En general, la conciencia sobre el efecto contaminante del metano se está despertando y cada vez son más los que advierten sobre la necesidad de reducirlo. Desde Putin, durante su intervención en la Cumbre de Líderes del Clima que organizó Joe Biden el pasado 22 de abril, hasta el Senado de Estados Unidos, que el 29 de abril aprobó el restablecimiento de una normativa de la era Obama que busca controlar las fugas de metano de los pozos de petróleo y gas.

Por su parte, la Comisión Europea adoptó a finales de 2020 la Estrategia sobre el Metano de la UE, en la que se esboza la intención de reducir las emisiones de metano, y se esperan propuestas específicas para finales de este año, según la información de esta ONG.

Esta nota habla de:
Más de Energía
Camino hacia la sostenibilidad: SAP creó una app que ayuda a las empresas a calcular su huella de carbono para poder rediseñarse
Energía

Camino hacia la sostenibilidad: SAP creó una app que ayuda a las empresas a calcular su huella de carbono para poder rediseñarse

El objetivo es avanzar hacia operaciones con menores emisiones de carbono gracias a la aplicación que considera todo el ciclo de vida de los productos.
Día Mundial Sin Auto: ¿cuáles son los avances en la región sobre la movilidad sustentable?
Energía

Día Mundial Sin Auto: ¿cuáles son los avances en la región sobre la movilidad sustentable?

En contacto con Carbono News, el especialista en energía eléctrica, Diego Delfino, dijo que "crear soluciones de transporte sostenibles que faciliten el aprovechamiento y la gestión de las energías renovables y el autoconsumo será un tema, sin dudas, a tratar en el corto plazo".
¿Por qué el biocombustible es clave para la descarbonización?
Energía

¿Por qué el biocombustible es clave para la descarbonización?

En la Semana de la Movilidad Sustentable, el bio emerge con fuerza como alternativa a la quema de combustibles fósiles para el sector transporte que, en Argentina, es responsable del 14% de las emisiones de C02.