Economía
Blockchain

UPCO2: lanzaron un token de carbono para invertir o compensar la huella

El precio inicial está entre los 11 y los 15 dólares, pero esperan que el mercado se vuelva billonario.

Una empresa lanzó esta semana Universal Carbon (UPCO2), un token "verde" que puede ser intercambiado en la red blockchain como una especie moneda, ya sea para guardar a modo de inversión, o para compensar la huella de carbono.

Cada token representa una tonelada métrica de carbono no emitido a la atmósfera, y se venderá inicialmente a un precio de entre 11 y 15 dólares.

El token, lanzado por Universal Protocol Alliance (UPA), organización que agrupa a empresas líderes en blockchain, puede comprarse fraccionado. El objetivo de sus creadores es que se convierta en "el commodity de las próximas tres generaciones".

"Hay mucha gente que cree que estamos en un punto de inflexión y es un anacronismo inconcebible que mientras hay un precio para el oro o para el petróleo no exista un mercado disponible de carbono para todas las personas", dijo Juan Pablo Thieriot, co-fundador de la UPA y CEO de la plataforma Uphold, a Ámbito.

Las proyecciones de UPCO2 son muy optimistas. "En un principio esperamos una curva con niveles de 20.000 dólares por día y luego de una semanas un salto hasta los 50.000 diarios. A largo plazo estimamos un mercado de trillones de dólares", vaticinó Thieriot.

Y explicó: "Opera en el mercado voluntario, donde empresas como Amazon, Nike o Microsoft acuden voluntariamente para compensar sus huellas de carbono. Hasta hoy solo hubo participación institucional, desde ahora cualquier inversor podrá acceder"

Tal vez te interese: "Tecnología y contaminación: ¿cuánto carbono emite enviar un mail y cómo reducirlo?"

Actualmente, empresas y gobiernos -algunos más que otros- se preocupan por compensar su huella de carbono, resarcir de alguna forma el daño que le hacen al Planeta su mera existencia y actividades. Ahí entra UPCO2.

"La Unión Europea puede decidir, por ejemplo, que cada aerolínea está autorizada a emitir una tonelada de carbono, por lo que si una aerolínea emite solo la mitad de esa cifra le puede vender la otra mitad a una aerolínea que emitió de más y tiene que compensar. Pero estos créditos son anuales y dejan de existir al siguiente año, por eso no son un activo interesante", contó el CEO.

Por el contrario, estos créditos voluntarios de carbono duran para siempre, y su valor varía. Solo se extinguen cuando son retirados o consumidos por una empresa o individuo que busca compensar su huella de carbono.

Tal vez te interese: "Compromiso huella cero: Google compró bonos de carbono y quedó "al día" con el ambiente"

"Lo lanzaremos a un precio de entre 11 y 15 dólares. Pero los estudios sugieren que el precio de la tonelada de mercado llegará a 70 o 75 dólares, y tiene un fundamento racional y sólido en comparación con otras criptomonedas", afirmó Thieriot.

Cada UPCO2 está respaldado por un certificado digital emitido por una agencia de estándares internacionales que permite que determinados proyectos conviertan sus reducciones de gases de efecto invernadero en créditos de carbono negociables.

Esta nota habla de:
Más de Economía
Verano solar: suben las ventas de climatizadores de piletas y termotanques
Economía

Verano solar: suben las ventas de climatizadores de piletas y termotanques

Carbono.news conversó con Solhé y Sustentator, que contaron que desde 2020 hay más interés por los beneficios que traen estas tecnologías para el ambiente y la economía.
IKEA lanzó una mini casa rodante reciclada y sustentable de 47.000 dólares
Economía

IKEA lanzó una mini casa rodante reciclada y sustentable de 47.000 dólares

Diseñada junto a la empresa Escape Homes, el proyecto cree en que se puede vivir de una forma más amigable con el ambiente y cerca de la naturaleza, lejos de las grandes ciudades contaminantes.
Climate Action 100+: cada vez más empresas se comprometen a lograr emisiones netas cero
Economía

Climate Action 100+: cada vez más empresas se comprometen a lograr emisiones netas cero

Es una iniciativa que busca garantizar que las empresas emisoras de gases de efecto invernadero más grandes del mundo tomen las medidas necesarias para combatir el cambio climático.