Ciudades inteligentes
Movilidad sustentable

Robotaxis autónomos y electromovilidad: la alianza virtuosa que nos espera

En la industria del transporte, los taxímetros y las compañías de remises están buscando la forma de bajar sus costos.

En la industria del transporte, los taxímetros y las compañías de remises están buscando la forma de bajar sus costos. Dos de los modos más eficientes serán:

  • los coches sin chofer (para ahorrar salarios)

  • los rodados impulsados por baterías de litio (para no depender más de los onerosos hidrocarburos).

Veamos diez razones expuestas recientemente por el Banco Interamericano de Desarrollo en un documento oficial donde se ratifica lo expuesto:

  1. El gigante Uber ya firmó alianzas a gran escala con firmas como Motional, uno de las puntales en el negocio de las unidades autónomas.

  2. Uber Eats entrega comida a través de unidades Hyundai Ioniq 5 habilitadas para los desplazamientos independientes de las personas.

  3. La fabricante Tesla intenta cada año mejorar la performance de sus vehículos eléctricos sin intervención humana. El dueño de la compañía, Elon Musk, pronostica que el futuro del transporte es público, compartido y sustentable.

  4. La firma de alquiler Lyft dispone en Estados Unidos de miles de servicios autónomos.

  5. Google y el holding Renault-Nissan-Mitsubishi se meten también de lleno con los robotaxis, luego de un acuerdo en materia de sistemas multimedia que utiliza una plataforma capaz de administrar todos los datos de manera simultánea.

  6. Los costos de la electromovilidad bajan cada año. En 2017, el valor por kWh era de hasta 300 dólares. Para 2025, se espera que esa misma corriente de energía ronde los 100 dólares, la tercera parte.

  7. Grandes conglomerados como Moscú, Pekin y Shangai están invirtiendo fortunas para integrar las unidades no contaminantes con las autónomas de alquiler.

  8. La disminución de los siniestros viales será posible en un 90% debido a que ya no existirá el cansancio o la embriaguez de los "drivers". Las unidades autosuficientes cumplen las leyes de tránsito de manera estricta gracias a la inteligencia artificial.

  9. La disminución de gases de efecto invernadero significaría una merma entre el 30% y 80 % de las actuales emisiones de CO2 por parte de este sector del transporte público.

  10. Los llamados "independientes" aprovechan las arterias menos congestionadas y consiguen pronto lugares accesibles para el estacionamiento. Eso agilizará el movimiento callejero.

Mirá también: La Unión Europa prohibirá la venta de autos nuevos a nafta o diésel a partir de 2035

Consultado por Carbono.news, el especialista en tecnologías renovables Norberto Cafiel expresó: "Se está buscando ya una alianza entre los taxis y los coches eléctricos. Esto será de una enorme utilidad en el futuro cercano ya que no contaminan el medio ambiente. Además, el acceso a este nuevo tipo de tecnologías se vuelve cada año más económico".


Esta nota habla de:
Más de Ciudades inteligentes
Ponen en duda que paneles solares transparentes puedan reemplazar vidrios de autos y viviendas
Ciudades inteligentes

Ponen en duda que paneles solares transparentes puedan reemplazar vidrios de autos y viviendas

¿Es posible que las casas, en un futuro cercano, tengan captación de energía solar desde los vidrios de sus ventanas gracias a paneles transparentes?
 ¿Se viene otro boom de bicicletas en AMBA por el aumento del boleto de tren, subte y buses?
Ciudades inteligentes

¿Se viene otro boom de bicicletas en AMBA por el aumento del boleto de tren, subte y buses?

El uso de bicicletas creció de manera exponencial en las principales ciudades del país durante la pandemia de 2020 y 2021, ante la imposibilidad de acceder al transporte público por parte de los "no esenciales".
Brasil ya cuenta con 90 ciudades donde el colectivo tiene tarifa cero para limitar uso del automóvil
Ciudades inteligentes

Brasil ya cuenta con 90 ciudades donde el colectivo tiene tarifa cero para limitar uso del automóvil

El coloso sudamericano acelera sus políticas hacia una idea que fue
considerada durante varias décadas como un capricho ecologista: la
gratuidad de los autobuses públicos.