Activismo
Colombia

Activistas sub-13: los niños que encabezan la lucha y piden más acción climática

Impulsan la acción desde todos los puntos del territorio, en un país donde ser líder ambiental es una actividad de riesgo.

La organización "Guardianes por la Vida" está formada por niños y jóvenes de 3 a 20 años de diversos puntos de la geografía colombiana. Se dedican a promover el cuidado del ambiente y piden al gobierno más acción climática, en el país donde más líderes ambientales son asesinados.

Guardianes por la Vida en una de sus actividades (Foto: Guardianes por la Vida- Instagram)

Con tan solo 11 años, Francisco Vera es uno de los activistas ambientales reconocidos por instancias internacionales. Es integrante de la organización "Guardianes por la vida". Este movimiento trabaja por la sostenibilidad y por la promoción de los derechos de los niños. Ponen especial énfasis en la educación ambiental, dimensión que les parece esencial para que más niños y jóvenes como ellos tengan una conciencia más responsable con el ambiente.

Son niños y jóvenes que no le temen a un país con más líderes ambientales asesinados del mundo. En 2020, la organización internacional Global Witness, informó que Colombia pasó de segundo lugar a primera posición con 64 líderes ambientales asesinados, casi triplicando los números del año anterior.

De hecho, Francisco, ya fue amenazado de muerte por Twitter después de que participara en una sesión del Congreso para pedir mejoras en la conectividad de los niños que estudian en línea, en enero pasado.

Por sus campañas ambientales y su labor como activista climático, Michelle Bachelet, la Alta Comisionada de la ONU, quiso reconocer personalmente su labor como activista ambiental. "El mundo necesita más jóvenes con su "pasión por proteger el planeta", decía la carta firmada por la expresidenta chilena.

Francisco Vera (Foto: Guardianes por la Vida- Instagram)

Pero estas amenazas no lograron bajar la voz de este activista ni de sus compañeros de movimiento, que han seguido enfrentándose a algunas de las industrias más contaminantes del mundo, como el fracking o la minería.

Francisco cuenta que empezó a preocuparse por el ambiente y los animales desde que tenía seis años, cuando asistía a las protestas contra las corridas de toros con sus familiares.

Desde ese momento, su preocupación por la naturaleza no ha dejado de crecer y ha logrado vincular a otros niños y jóvenes, que como él, buscan cuidar el planeta.

Esto provocó que Francisco empezara a manifestarse los viernes en el marco de las movilizaciones contra el cambio climático lideradas por la activista climática, Greta Thunberg. Aunque el punto de inflexión se produjo en la marcha de 2019.

"Iniciamos una movilización con seis niños, tres con unas pancartas, otros dos iban con una bolsa de basura recogiendo papeles y basura y otro con unos volantes. Nos fuimos desde mi casa (Villeta) a la alcaldía y ahí hicimos un discurso sin megáfono, sin micrófono, sin nada y luego empezamos a generar esas mismas movilizaciones cada viernes", dijo Francisco a la BBC.

Muchas veces ha sido comparado con la activista sueca, líder del movimiento "Fridays for future" pero para él, esto supone un error. "Admiro su trabajo, pero Greta está en Europa, es otro contexto en el que ella vive, mientras que Colombia es un país desigual", contó el niño a DW.

"En Colombia, el ser líder ambiental es una amenaza, mientras allí se garantiza mucho más poder alzar la voz", dijo y añadió que "compararme con Greta es descontextualizar por las realidades que vivimos los dos".

 Guardianes Por La Vida en una colecta de residuos (Foto: Guardianes por la Vida- Instagram)

Plantan árboles, arman recogidas colectivas de basura, campañas por internet, defienden animales en peligro, hasta sacaron un podcast donde hablan con expertos reconocidos internacionalmente en la protección del planeta.

La máxima de los Guardianes es "cuidar la vida", una consigna que resume muy bien la visión de estos jóvenes. Para ello, saben que sin la participación de los gobiernos y los tomadores de decisión no pueden hacer mucho. Por eso, uno de sus objetivos es incrementar la conciencia ambiental de la población y pedir al Estado colombiano compromisos más ambiciosos en materia climática.

Su labor avanza sobre los prejuicios de los más mayores. "Los niños y las niñas tenemos derecho a expresarnos", dicen desde el movimiento y añaden que es necesario que su voz se tenga en cuenta en la toma de decisiones. Después de algunos años de activismo, ya cosechan algunos logros, como la prohibición de los ensayos en animales y la gran campaña de recogida de firmas para prohibir los plásticos de un solo uso, por ejemplo.

Además, como ya pasó con otros movimientos como "Fridays for future'' y otras organizaciones de jóvenes, ya tiene algunos nodos en otros países como Venezuela, México y Argentina, con los que pretenden ampliar más su voz.

Tu Planeta Tu Casa

"Tu Planeta Tu Casa", así se llama la Fundación ecologista que creó Salomé Ramos, con tan solo 13 años. Desde los 10 años, Salomé empezó a preocuparse por el ambiente. Vive en la municipalidad de Villavicencio, en la región del Meta, en Colombia. "Desde los 10 años empecé a preocuparme por el cuidado ambiental de mi pueblo, por la basura que contamina nuestros ríos y nuestros bosques", contó en diálogo con Carbono News.

Salomé Ramos en una actividad de plantado de árboles y plantas (Foto: gentileza)

Su activismo comenzó poniendo videos en Youtube, la acogida fue alta, pronto se convirtió en un fenómeno mediático. Tres años después creó la Fundación "Tu Planeta, Tu Casa" con la ayuda y representación legal de su madre, quien es también activista ambiental.

"En la tarde, cuando termino la escuela es cuando hago las tareas de voluntariado con otros niños de entre 4 y 8 años. Mi madre me acompaña y me apoya en todo lo que hago", narró Salomé.

Algunas de las actividades de Salomé y otros niños y jóvenes son la recolecta de residuos, la limpieza de plásticos, además de las huelgas y las movilizaciones para pedir más acción climática global a las autoridades, Salomé y sus compañeros recolectan residuos, limpian de plásticos las orillas de los ríos de su ciudad y se coordinan con otras organizaciones ambientales lideradas por niños como "Guardianes por la Vida" o con Fridays For Future de Colombia.

Con la Fundación, Salomé se propuso concientizar a otros niños y a otros jóvenes para luchar contra la crisis climática, combatir la minería, el fracking y otras industrias contaminantes para el país.

Valeria, la guardiana

Valeria la Guardiana en una de las actividades de reforestación (Foto: gentileza)

Valeria es una niña de siete años que junto con sus padres lidera "Guardianes de Chiribiquete", una organización ambiental que se dedica al cuidado de la región amazónica. "Como familia hemos decidido actuar sobre lo que está ocurriendo: deforestación, contaminación de los ríos, cambio de conciencia, reforestación", dijo el padre de Valeria, Pipe Hernando, a Carbono News.

"Todo comenzó cuando algunos jóvenes de nuestra localidad, Calamar Guaviare, descubrimos que nuestro municipio tenía nada menos que un parque llamado Chiribiquete, patrimonio mixto de la humanidad que es el segundo más grande de América Latina, teníamos que ser parte de la conservación de este área de interés para el mundo", contó Hernando.

Valeria tiene un papel fundamental. Desde que tiene tres años participa en Guardianes de Chiribiquete. "Al ver que todos los días nos reuníamos, cuando apenas tenía tres años comenzó a grabarse en formato vídeo y a sumarse a las actividades", contó su papá.

Desde ese momento se fue convirtiendo en una promotora de la conservación, tanto es así, que ahora con apenas siete años es la embajadora de los Guardianes de Chiribiquete. "Es nuestra guardiana: Valeria la guardiana. Hoy es una inspiración para muchos niños, jóvenes y adultos del municipio que ven a Valeria con unas cualidades únicas y transmite un mensaje muy poderoso", dijo el referente.

Hernando informó a Carbono News, que Valeria pronto abrirá su propia escuela de Guardianes del Chiribiquete, que busca que ese amor y esa pasión por conservar, por reforestar y por cuidar no sea solo de ella sino de muchos niños alrededor del Guaviare. "Se trata de seguir creando conciencia para preservar no solo Chiribiquete sino también de otras áreas, proteger la vida silvestre que habita en el territorio", cierra.

Esta nota habla de:
Más de Activismo
Respuesta de organizaciones ambientales al Pacto de Mayo
Activismo

Respuesta de organizaciones ambientales al Pacto de Mayo

Frente a los dichos del presidente de la Nación y la promoción del avance sobre los recursos naturales, las organizaciones ambientales argentinas presentaron una contundente respuesta
Nuevo informe vincula la producción de plásticos con la contaminación
Activismo

Nuevo informe vincula la producción de plásticos con la contaminación

La relación entre la producción de plástico y la contaminación sugiere que reducir la producción de plástico en el sector de productos de consumo rápido es una solución viable para frenar la contaminación por plásticos a nivel global.
Campaña: El reciclaje está en peligro
Activismo

Campaña: El reciclaje está en peligro

Frente a la crisis del reciclaje, ayer, 4 de julio se llevó a cabo una conferencia de prensa convocada por más de 100 organizaciones ambientales de Argentina.