Salud y alimentación
En carne propia

Exaltación de La Cruz: pueblos fumigados que se resisten a ser silenciados por el agronegocio y el abandono del Estado

Como en Pergamino y en Lobos, los vecinos se organizaron y lograron analizar muestras de agua. El resultado: agrotóxicos. La respuesta del Municipio: negarlos. Mientras tanto: enfermedades y muertes en los barrios rurales; pero el grito de la justicia más fuerte que nunca.

-"El mundo puede seguir contando con la Argentina para continuar contribuyendo con alimentos sanos, inocuos y nutritivos, producidos de forma sostenible" (Alberto Fernández, presidente de la Argentina, en la Cumbre de Naciones Unidas sobre Sistemas Alimentarios, 23 de septiembre de 2021)

-¿Qué están tirando? Hay una escuela acá.

-No no, es agua, no te preocupes.

El hombre, luego de vaciar un bidón, se vuelve a subir rápidamente a la camioneta que acompaña al "mosquito", esas máquinas que tienen alas por donde largan agroquímicos. Verónica Garri y su marido se acercan a ese charco de "agua" que está solo a tres metros de la Escuela Rural n°5 y sacan fotos. El líquido es azul, larga un fuerte olor y a ella se le empieza a dormir la boca. Él intenta tomar muestras, pero ella se lo impide, para no ponerlo en peligro. Llaman al Municipio de Exaltación de la Cruz para pedir ayuda. Llegan los bomberos y, sin recopilar pruebas, le echan agua encima y así el líquido se esparce aún más. No siguen ningún protocolo.

"Agua no era, seguramente era glifosato o algún otro veneno", contó Verónica a Carbono News, unos días después de aquel episodio que, lejos de ser una excepción, es solo una muestra de la contaminación del agronegocio.

"No sabemos si fue a propósito... justo en frente de mi casa, en el barrio Parada la Lata. Acá todo el mundo sabe que tenemos el veneno en el cuerpo y que no podemos estar en contacto y somos algunos de los que para algunas personas rompemos las pelotas. No sé qué pensar, prefiero pensar que fue alguien que no se dio cuenta", se lamentó.

Verónica (38) y su marido (42) tienen glifosato en sangre. Ella 2,0 y él 2,5. La doctora les explicó que lo que el cuerpo puede llegar a soportar es un 0,03%. "Nosotros tenemos un volumen muy alto. No podemos estar en contacto con ningún tipo de venenos por recomendaciones médicas. La casa la tengo que lavar con vinagre, no puedo usar ningún producto químico", explicó.

Verónica Garri junto a su marido y sus hijas (Foto: Gentileza)

Ellos se enteraron que tenían glifosato cuando estaban investigando qué le había provocado la alopecia universal a su tercera niña, Corina, de tres años. Antes de llegar al año, perdió todo su pelo y los médicos no encontraban la razón de la enfermedad.

Era 2019 y justo unas vecinas habían registrado casa por casa en 30 manzanas (280 hogares) de los barrios San José y Esperanza cuántos casos de cáncer había en las familias porque sabían que las fumigaciones hacían estragos. Así, descubrieron que había 50 personas con esta enfermedad de las cuales 30 ya murieron, entre ellas, tres niñas de entre 13 y 15 años y otro menor. Por eso, estos padres se preguntaron ¿será por lo mismo? No conocían los efectos de los agroquímicos en ese entonces.

El médico de cabecera de Cori los derivó al Hospital Gutiérrez de Niños y ahí, por primera vez les preguntaron dónde vivían. "¿Fumigan en la zona?", fue la segunda pregunta y ahí encontraron la causa de la enfermedad. A la niña le hicieron estudios pero todos daban bien, entonces los padres tuvieron que examinarse, a través de un análisis de orina, para saber si tenían glifosato. Tuvieron que ir a un laboratorio privado en Mar del Plata para hacerlo ya que solo ahí y en Córdoba están los únicos dos que lo realizan.

"Esto es algo muy nuevo, no se sabe a qué parte del cuerpo va a terminar el veneno ni cuánto dura dentro", explicó Verónica.

A raíz de esto, la familia de Corina hizo una denuncia penal hacia el productor que fumigaba al lado de su casa sin respetar las distancias mínimas. En ese momento, el fumigador fue a increpar a Verónica diciendo: "Vos a mí con esta denuncia me cagás. Si yo no puedo fumigar tengo que poner plata de mi bolsillo". A lo que Vero le contestó: "¡Mirá qué lindo, vos perdés plata y vos a mi hija le complicaste la vida". La causa aún sigue en pie.

La ley y la trampa: la lucha para restringir el uso de agroquímicos

El municipio de Exaltación de la Cruz, ubicado en la provincia de Buenos Aires, tiene un poco más de 60.000 hectáreas y más de 30.000 tienen cultivos transgénicos que traen asociados su paquete tecnológico con agroquímicos. Por lo tanto, este lugar es altamente pulverizado. Según el INTA, el 80% de los cultivos es de SOJA, lo que implica que el herbicida a base de glifosato sea el más utilizado.

Gracias a la movilización popular, en marzo de 2019 los vecinos del municipio lograron una ordenanza de prohibición aérea total para las fumigaciones. Además, ese mismo año, pero en septiembre, consiguieron una cautelar judicial que prohíbe la aplicación de agroquímicos a menos de 1000 metros de las viviendas, escuelas, cursos de agua, lugares turísticos, etc.

Sin embargo, los vecinos hicieron reiteradas denuncias de incumplimiento de la cautelar y hasta se apartó al fiscal a cargo por "cajonearlas". Además, no quieren depender de una medida judicial que les garantice sus derechos, sino que esperan que se incluya, aunque sea, estos 1000 metros de prohibición de fumigaciones terrestres en la ordenanza 101/12 que actualmente solo las aleja 150 metros de viviendas y 300 de escuelas.

Mirá también: "Los alimentos más contaminados con agrotóxicos de Argentina, que comemos todos los días"

La concejal peronista Andrea Melo escuchó a los vecinos y propuso incorporar estos metros en la ordenanza municipal, pero solo un concejal, de Cambiemos, votó a favor. El resto del Frente de Todos y del partido liderado por Patricia Bullrich votó en contra y se abstuvo, respectivamente.

En un comunicado, una de las asambleas de vecinos del municipio llamada "Exaltación Salud" informó: "Las autoridades siguen sin cuidarnos. La votación se dio con un inusitado despliegue policial, con personas de civil, armadas y un despliegue nunca visto en este lugar".

La mamá de Corina afirmó que quienes tienen la obligación de cuidarlos, no lo hacen. "Tienen tanta impunidad los productores que hacen lo que quieren y nosotros estamos en la nada, muriendo de a poquito, porque es así, les están dejando que nos maten y nadie se hace cargo por esto", dijo y agregó: "Esto también le hace mal a la tierra, al aire, a todos, pero parece que no alcanza".

Además, el mismo día de la votación los vecinos presentaron un estudio de la Universidad de la Plata que demostraba que el agua está contaminada con agroquímicos. La justificación de los concejales por su decisión fue: "El intendente está preparando un proyecto superador".

Proyectos superadores y proyectos vacíos

El "proyecto superador" se trató en comisiones por fuera del reglamento, es decir, no figuraba en la orden del día. Andrea Melo presentó una queja formal por haberse juntado "a sus espaldas". En esta plenaria estuvieron presentes los directores de producción y fiscalizaciones, productores y la Sociedad Rural, todos dentro del recinto. Sin embargo, cuando se votó días después la propuesta de Melo, no dejaron ingresar a ningún vecino por "protocolo covid".

En contacto con Carbono News, la concejal Andrea Melo dijo: "Después de la votación nunca se presentó la ordenanza que supuestamente tres días atrás la tenían lista. Fue una excusa y no es la primera vez que lo hacen con este tema tampoco. El ejecutivo municipal tiene por costumbre no llevar adelante las ordenanzas que salen del Concejo Deliberante y también pasa en varios municipios".

Ante la pregunta de por qué los concejales votaron en contra si ellos con sus familias viven en el municipio, Melo contestó: "Asistimos a una estructura de poder en la que las familias patricias de la pampa húmeda se creen dueñas, por decirlo de alguna forma, y, más la complicidad política de los gobernantes y del legislativo, estos sectores dominantes no dan el brazo a torcer y no cambian su postura en términos de producción y uso de la tierra".

"Muchas veces no cumplen con la cautelar de 1000 metros. Tienen la modalidad de fumigar de noche para que no te des cuenta" (Foto: Pixabay)

Además, la concejal peronista detalló: "Hubo presión política del gobierno municipal por parte del intendente Diego Nanni que efectivamente no le interesa la salud de la población. Por otro lado, todos los concejales del FDT que tanto se dicen defender la causa nacional y popular han develado que son funcionales a una estructura de poder que hoy le da la espalda a su pueblo en torno a la salud. De parte de Cambiemos la relación es más directa con algunos sectores de la sociedad rural y creo que han sentido que lo apoyaban con su abstención".

Por último, Melo explicó que el gran problema es la falta de planificación territorial en el municipio. "En los últimos 10 años hubo un crecimiento exponencial y sólo se ocuparon de acomodar gente de cualquier manera y de hacer negocios inmobiliarios, pero sin pensar en la necesidad de que los barrios estén en zonas considerablemente alejadas de los productores. Los 1000 metros no son una solución completa pero sirve para dar el primer paso. El estado está completamente ausente. No es cuestión de rentabilidad, en esas zonas se puede producir de manera agroecológica", señaló.

Desde que el caso de Cori se hizo conocido, Verónica recibió llamadas de varias madres de distintos lugares del país que le contaban que a sus hijas les había pasado lo mismo y que vivían cerca de las fumigaciones (Foto: Gentileza)

Por su parte, la secretaria de Coordinación General y Control de Gestión, María Luz Bozzani, dijo a Carbono News que el "proyecto superador lo está tratando el Ejecutivo municipal con el Ministerio de Desarrollo Agrario de la provincia en una mesa de trabajo donde se expusieron resultados sobre el uso de fitosanitarios (agrotóxicos)". "Nosotros pensamos que tiene que ser un trabajo consensuado interdisciplinario entre todas las áreas que tienen influencia directa en la dinámica", sostuvo.

Al consultarle sobre para cuándo estaría listo respondió: "Ni idea de los tiempos porque no dependen del ejecutivo municipal, se hacen reuniones de vez en cuando y se juntan todos los actores involucrados. Mientras tanto, está la cautelar y nosotros nos fijamos que se cumpla".

Paradójicamente, Exaltación de la Cruz es un municipio adherido a la red de agroecología (RENAMA), pero la ordenanza aún no fue reglamentada y aún no se implementa. "No se está demorando a propósito ni mucho menos, evidentemente, probablemente, tuvimos otras cosas. No sé en qué contexto quedó quizás por ahí sin terminar de definir el decreto reglamentario y alguna cuestión que quizás nos faltó determinar o aplicar directamente. Está casi lista, es cuestión de sentarse y terminar de definir algunas cosas", dijo la secretaria.

Agrotóxicos en el agua de red: Conflicto de... ¿intereses?

Al igual que los vecinos de Lobos, los exaltacrucenses juntaron plata entre ellos y lograron tomar 12 muestras de agua con protocolo adecuado y con el traslado hacia el Laboratorio de la Universidad de la Plata también certificado, para hacerle análisis a cargo del especialista en Química Orgánica Damián Marino. Los resultados fueron escandalosos: se encontraron agrotóxicos en el 40% de las muestras.

Mirá también: "Lobos: encontraron agrotóxicos en escuelas, plazas y hasta en el agua corriente"

El agua estudiada fue la de red de Los Cardales y de Capilla del Señor y se halló la presencia de al menos un agrotóxico peligroso para la salud. "También se detectó la presencia de plaguicidas altamente peligrosos en agua del barrio San José de Capilla del Señor (pozo) y en muestras de napa freática de Capilla del Señor en cercanías del Pequeño Hogar Exaltación y a menos de 1 km del Arroyo de la Cruz", explicó la Asamblea Exaltación Salud en un comunicado.

Y añadió: "Las moléculas químicas encontradas son: Clorpirifos (neurotóxico), Atrazina(disruptor endócrino), Metolacloro (posible cancerígeno), Epoxiconazol (probable cancerígeno), Tebuconazol (posible cancerígeno, disruptor endocrino, teratogénico), Imazetapir".

Frente a esto, los vecinos le exigieron a la Municipalidad que:

   los análisis de agua realizados en los puntos de muestra y analizados por la UNLP en abril 2021 se repitan en diciembre de 2021 en temporada de mayor pulverización con fondos municipales.

   se controle de manera cuatrimestral la calidad de agua de red y de pozo en todo el partido de Exaltación de la Cruz.

   los análisis se realicen en laboratorios estatales homologados, certificados y que tengan la capacidad para medir los tóxicos usados actualmente en el agro.

   la elección del mismo sea acordado con la comunidad incluyéndola de forma co-participativa en convenio con una entidad que resulte de común acuerdo con el grupo en la supervisión de la realización de la toma de muestras, con el objetivo de evitar y descartar posibles conflictos de intereses.

   en aquellas zonas donde los estudios arrojaron como resultado la presencia de agrotóxicos se implementen campamentos socio-sanitarios con el objetivo de crear un relevamiento sobre la salud de quienes habitan los puntos afectados.

   el área de Salud y Desarrollo Social informe cuántos traslados para pacientes oncológicos y enfermedades autoinmunes provee a vecinos y vecinas de nuestro distrito hasta el día de la fecha.

   se cree un área municipal fija, ambulatoria o ambas cuyo gastos corran a cargo del Estado para que la población pueda realizarse análisis de sangre y orina para descartar la presencia de tóxicos en el cuerpo. Dichos análisis deben contar con la capacidad de medir los tóxicos usados actualmente en el agro.

   dichos análisis los lleve a cabo un laboratorio de los que presente el acuerdo de grupo para evitar y descartar posibles conflictos de interés.

   se difunda a toda la comunidad resultados y acceso a esos análisis.

Este informe fue presentado a la Municipalidad, tal como lo corrobora esta imagen.

El sello de la municipalidad que muestra que recibieron el informe (Foto: Exaltación Salud)

Sin embargo, la secretaria Bozzani dijo a Carbono News: "Nosotros estamos solicitando los resultados de los que hablaba algún grupo ambientalista. Estamos buscando esos estudios ya que no nos los facilitaron así que mientras tanto se pidieron muestras de agua en los mismos lugares donde sacaron ellos y vamos a pedir en el mismo lugar así que vamos a ver si la facultad nos facilita los resultados también, si es que la universidad es la que lo hizo".

Los estudios los volvió a realizar el Municipio, pero sin ponerse en contacto con la UNLP y analizaron muestras en un laboratorio privado llamado Melacrom, cerca de Mercedes, y los resultados fueron completamente distintos ya que, según este lugar, el agua no estaría contaminada por agroquímicos.

Miguel Sarasti es ingeniero en alimentos y es el encargado del control del agua del Municipio. En contacto con Carbono News, sobre el nuevo estudio, aseguró: "Se hizo en un laboratorio certificado por la 17025 Categoría A de la OPDS. El muestreo se hizo de acuerdo a lo que decía un informe, no, en realidad, fue según lo que había escrito un grupo ambientalista a través de Facebook que decía donde se habían tomado las muestras sin demasiada precisión y sin ningún protocolo hasta el momento".

-Pero los vecinos presentaron el informe en el Municipio, hasta mostraron una foto con el sello de que fue recibido...

-"Por lo menos a mí no me lo entregaron. No sabía que hubiesen entregado algún informe al municipio. Ante lo que usted me dice voy a hacer la consulta".

-Las personas que hicieron estos muestreos están muy preocupados por el tema de la salud, ¿usted qué piensa sobre eso?

-"Yo le puedo mencionar lo que es exclusivamente con el agua y provisión redes públicas, no puedo hablar de estos casos específicos. En caso que ocurriesen son atendibles y hay que hacer las investigaciones respectivas".

-"Hay que tener en cuenta que si las denuncias son infundadas generan gastos por hacer análisis y todo lo demás que se podrían destinar a otras acciones".

Miguel Sarasti es, además, el Gerente de Calidad de Granja Tres Arroyos, la empresa avícola líder del país con la mayor producción y comercialización tanto en el mercado interno como en el externo. Es una compañía que utiliza el método de granja industrial donde los animales se encuentran hacinados y reciben antibióticos para soportar el encierro. Las gallinas comen comida balanceada compuesta en mayor medida por maíz y soja transgénica, es decir, alimentos pulverizados con agroquímicos.

¿Evidencias científicas? Hay de sobra

Ignacio Bocles es médico y docente de Embriología de la Facultad de Medicina. Es uno de los autores del informe de la Sociedad Argentina de Pediatría que detalla el impacto de los agroquímicos en los más pequeños.

Mirá también: "La infancia en Argentina, la gran olvidada del agronegocio"

Podría decirse que Exaltación de la Cruz está a 148 km de Pergamino, pero para estos últimos vecinos no es novedad lo que ocurre en el campo del agronegocio. Sin embargo, aún hoy es noticia que a 89 km de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires exista una realidad absolutamente diferente y que muchos desconocen, a pesar de estar a una hora de distancia.

En contacto con Carbono News, Ignacio contó el panorama general en la Argentina con respecto a estos tóxicos.

-¿Puede haber médicos que no sepan del tema?

-"Hay gente que, sinceramente, es ignorante al respecto y aún hoy desde la ciudades minimizan el impacto en la salud de estos temas pero creo que también está la parte de quienes eligen mirar a un costado, y otros que van a tratar de hacer lo más posible por ayudar. Por eso creo que lo más importante es hacer los mayores esfuerzos de visibilización, de dar luz a lo que significa la medicina ambiental y lo que es la prevención en salud. En ese sentido, en la Argentina la población fumigada está absolutamente invisibilizada".

"La Argentina no deja de ser una experimento enorme a cielo abierto" (Foto: Gentileza)

-"Una vez con el equipo que trabajo de epidemiología comunitaria una toxicóloga de la nación que no recuerdo el nombre nos dijo ‘¿Para qué quieren describir esto? Si ustedes describen esto, entonces existe el problema, sino lo describen, no. Si lo hacen tenemos que hacer algo'. Entonces estamos hablando de que lo que es ambiente está tan atravesado por la industria química que en general que hay mucho lobby y mucha gente a sueldo de estos sectores muy poderosos que ya son internacionales. Hay que sacarle el marco de solemnidad al médico porque no dejamos de estar atravesados por todas estas tensiones socioeconómicas"

Ignacio detalló algunas de las enfermedades y problemas que generan los agroquímicos como abortos espontáneos, cánceres, tiroides y anomalías congénitas, y también señaló algunos estudios científicos:

   en este estudio de Scientific Reports se explica cómo los efectos de la exposición a agroquímicos se pueden ver reflejados en generaciones futuras con distintas enfermedades, tanto para animales como humanos

   en este de ScienceDirect queda en evidencia cómo estos químicos pueden provocar el linfoma no hodgkin

   por último, aunque la lista podría continuar, este es el primer informe sobre pueblos fumigados publicado en la Argentina, en 2010

Además, el médico destacó que la negación del Estado frente a estos temas perjudica la salud mental. "La negación de tu propia realidad es una práctica que utilizaban los nazis", afirmó.

La vida se defiende

Anita (Foto: Gentileza Gabriela Sandes)

Gabriela Sandes tiene dos hijos y una hija llamada Ana. Sin embargo, antes de poder quedar embarazada tuvo varios problemas de salud y hasta sufrió abortos espontáneos. Nunca entendió por qué, hasta que falleció su hija anita hace cuatro años. La nena de 13 tenía un tumor en un ovario provocado por las fumigaciones.

"Con el grupo Exaltación Salud fui entendiendo. Yo no sabía. Ahora me pongo a pensar que en la entrada del barrio donde yo vivo, Esperanza, cuando Ana era chiquita la llevábamos con mi marido en bicicleta donde fumigaban como algo novedoso, lindo", expresó Gaby a Carbono News.

En Exaltación, los médicos no le daban respuestas sobre los dolores de Ana y Gabriela por su cuenta la llevó al Garrahan donde le diagnosticaron el cáncer. Ana fue una de tres nenas de la misma escuela que fallecieron en la misma época. "Acá se te cuestiona hasta de la muerte de mi hija. Ya fue demasiado visible que tres criaturas de una misma escuela, sanas, sin tener ninguna enfermedad previa se mueran por un cáncer fulminante. La directora se fue después de la muerte de las nenas porque le callaron la boca, le prohibieron hablar. En el Municipio saben lo que está pasando, las consecuencias que traen", afirmó.

En 2018 se consiguió la ordenanza de prohibición aérea de agrotóxicos porque un avión fumigador había pasado por una escuela e intoxicó a las chicos (Foto: Gentileza Verónica Garri)

Anabel Pomar, vecina de Exaltación e integrante del movimiento por la salud también recordó a Carbono News que el Concejo Deliberante votó en contra de hacer un campamento sanitario socioambiental para asistir a la población, ayudarla, darle agua potable y dejar de fumigar. "Lo dijeron adelante de familias que habían perdido a sus chiquitos, yo no lo puedo creer, los concejales y concejalas viven acá, te los encontrás en el chino. No nos vamos a olvidar de eso", aseguró.

Hoy, Gabriela sigue con problemas de salud. Tiene quistes en los ovarios, sufre de sangrados y la medicación que necesita es muy cara. Además, contó que la mayoría de las veces la trataron mal en el hospital de la zona. "Si yo pudiera tener a mi hija viva no me importaba nada. Ahora que no la tengo no quiero que los demás se sigan muriendo".

Tanto Gabriela como Verónica dijeron que "no tienen opciones para elegir una vida sana porque no se las dan". "Nosotros no elegimos, nos obligan, mi hija no tuvo opción. No les decimos que no produzcan, sino que lo hagan de una manera saludable, que no enferme, pero no lo entienden, no lo quieren entender", se lamentó Gabriela.

Y concluyó: "Cuando yo voy a las reuniones con el grupo me hace mal, tengo un dolor, te juro, pero en amor a ella tengo que hacer las cosas, tengo que salir y que ellos vean. Hay que sacarles la careta. No puede quedar en la nada tiene que haber un cambio. A mí me cerraron puertas para conseguir trabajo por esta lucha, pero no me importa. Yo ya no tengo nada que perder, ya perdí lo más importante de mi vida. Que se sepa que uno dice la verdad, que se sepa la verdad de lo que está pasando, que se sepa y no se olvide que acá había una nena que se llamaba Ana".

Esta nota habla de:
Más de Salud y alimentación
Para los argentinos, la sustentabilidad pasa primero por solucionar la pobreza y tener agua segura
Salud y alimentación

Para los argentinos, la sustentabilidad pasa primero por solucionar la pobreza y tener agua segura

Según el estudio de Kantar "La sustentabilidad 2021 a nivel global" realizado en 35 países, 8 de cada 10 consumidores piensa que las empresas no están haciendo lo suficiente por el cuidado del ambiente.
¡Contaminados!: OMS endurece las guías de calidad de aire y América Latina y el Caribe se aleja aún más de lo recomendado
Salud y alimentación

¡Contaminados!: OMS endurece las guías de calidad de aire y América Latina y el Caribe se aleja aún más de lo recomendado

La Organización Mundial de la Salud elevó los niveles máximos de contaminantes del aire. En el mundo, mueren 7 millones de personas al año por esta problematica y el 91% de la población vive en lugares donde no se respetan dichas guías. México D.F y Bogotá, entre las ciudades más contaminadas. Argentina, duplica los valores sugeridos.
Cambios en la alimentación: del boom del veganismo al avance de la "foodtech"
Salud y alimentación

Cambios en la alimentación: del boom del veganismo al avance de la "foodtech"

Aunque los argentinos sean conocidos por ser grandes consumidores de carnes, la tendencia indica un crecimiento de las dietas a base de plantas. Mientras el veganismo habla de "explosión imparable", la oferta se organiza en la Asociación de Productores a Base de Plantas. El futuro es disruptivo: algoritmos, inteligencia artificial y super-alimentos.