Política
Primera parte

COP28 pone en juego la continuidad de la vida planetaria

La Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático 2023 (COP28), ya se está desarrollando en Expo City Dubai (Emiratos Árabes Unidos) desde el 30 de noviembre y hasta el 12 de diciembre próximo. Intervendrán más de 70 mil participantes, incluidos jefes de estado, funcionarios gubernamentales, líderes de la industria internacional, representantes del sector privado, académicos, expertos y jóvenes.

Maestría en Desarrollo Sustentable BioArquitectura, NeuroArquitectura, Hábitat Saludable y Sustentable

Mientras la COP28 se desarrolla en Dubái, la realidad nos golpea: reportes meteorológicos nunca antes vistos y el mundo entero en riesgo inminente. De ahí la urgencia de que las decisiones políticas y empresariales se alineen a la evidencia, a la realidad y sean consistentes con la urgencia de la crisis climática.

La Cumbre de la Tierra celebrada en 1992 en Río de Janeiro (Brasil), fue un relevante encuentro sobre desarrollo sostenible en cuyo seno se identificaron 3 procesos naturales en alto riesgo: la desertificación, la pérdida de biodiversidad y el cambio climático. Desde entonces se crearon 3 Conferencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el Medio Ambiente, más conocidas por su acrónimo COP. Cada una de ellas enfocada a abordar y erradicar estos impactos ambientales, aunque la más conocida es la de cambio climático, tanto por las dimensiones del problema que representa, como por la necesidad de acelerar la acción de gobiernos y empresas para abordarlo.

La COP sobre el Cambio Climático, es el encuentro más popular, y se celebra anualmente. Son las reuniones previstas por la ONU tras la aprobación de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), un tratado firmado en la Cumbre de la Tierra de 1992 (Río de Janeiro) que establece las obligaciones básicas de los estados (o partes) y de la Unión Europea para combatir el cambio climático. Estas cumbres reúnen a casi 2 centenares de países, organizaciones regionales y actores no estatales, que buscan negociar acciones conjuntas.

El objetivo es revisar el estado de implementación de la convención y proponer, evaluar y aprobar otros instrumentos que apoyen su instauración. Quizás la COP sobre cambio climático más famosa fue la COP21 que se celebró en París (Francia) en 2015, donde se adoptó el Acuerdo de París. Este pacto estableció objetivos específicos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) para limitar el aumento de las temperaturas y los impactos del cambio climático. Aunque estos son los más reseñables, no son los únicos acuerdos pioneros de la COP sobre el cambio climático.

¿Qué se espera de la COP28? 

Tras varios años de estancamiento y desilusión (boicots de por medio de países potencias y poderosas multinacionales altamente contaminadoras), esta COP debe demostrar que las negociaciones sobre el clima siguen siendo pertinentes y capaces de inducir un cambio real, a la altura del reto climático, por ejemplo, que se alcance un compromiso por parte de la industria petrolera para reducir a la mitad las emisiones de Alcance 1 (emisiones directas de fuentes propias o controladas) y de Alcance 2 (emisiones indirectas procedentes de la generación de electricidad, vapor, calefacción y refrigeración comprados y consumidos por la empresa informadora). Y fijarse el objetivo de cero emisiones de metano en toda la cadena de valor.

Fuente: ONU

También se espera de ella el compromiso para triplicar la capacidad mundial de energías renovables para 2030, con la consecuente capacidad de sustitución del uso de combustibles fósiles por energías limpias renovables. Igualmente movilizar fondos públicos y privados para la lucha contra el cambio climático, que debía alcanzar los 100.000 millones de dólares anuales en 2020 y que nunca se ha logrado desde entonces. 

Mirá también: Todo lo que tenés saber sobre las discusiones entre países por el financiamiento climático

Además, se publicará el primer balance mundial sobre la transición energética que se está llevando a cabo en sectores como las construcción o el transporte, para ofrecer a empresas, gobiernos e inversores mayor claridad en la situación actual y destacar lo que se necesita para acelerar la ambición, retomar el camino y evitar una "transición desordenada".

En esta COP28 corroboraremos cómo se ha avanzado para cumplir con los Acuerdos de París, aunque de antemano sabemos que NO vamos por buen camino, y que es necesario trabajar mucho para alcanzar su objetivo global de adaptación (GGA). También esperamos que se establezca una hoja de ruta para fomentar la acción climática con compromisos y recomendaciones claras y concretas. Hoy más que nunca las autoridades deben tomar decisiones que atiendan la realidad de las personas más vulnerables. Fortalecer a las comunidades para que sean más resilientes y puedan enfrentar estas nuevas condiciones climáticas.

El sistema climático avanza hacia un punto de no retorno. La continuidad de la vida en el planeta, requiere acuerdos y acciones preventivas y reparadoras impostergables. El clima seguirá cambiando y el peor error sería creer que las cosas serán como antes. El "Business as usual"·(todo sigue igual, negocios como siempre, como lo acostumbrado) ya no es una opción. Tenemos que incrementar nuestras capacidades para convivir con la nueva realidad climática. Urge diseñar e implementar políticas públicas que permitan la gestión de recursos para que los gobiernos , las organizaciones y actores locales se involucren y sean parte de la solución.

Lamentablemente, esta COP28 no comenzó bien aspectada. El Papa Francisco, que iba a participar en ella y, quizás, influir positivamente para que algunos "morosos climáticos" revirtieran su pereza y egoísmo, se enfermó y no pudo estar presente. Y como era de esperar, el Sultán Ahmed al Jaber, CEO de la empresa petrolera nacional de Abu Dabi ADNOC y enviado climático de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) - en vidente conflicto de intereses -, investido impunemente como presidente de la COP28, confirmó las sospechas y denuncias previas publicadas por la British Broadcasting Corporation (BBC) y The Guardian (diario británico bicentenario): Emiratos Árabes Unidos, anfitrión de la COP28, planeaba utilizar las reuniones climáticas con 27 países, para promover acuerdos para sus compañías nacionales de petróleo y gas, según los documentos informativos obtenidos y filtrados por el Centro de Informes Climáticos (CCR).

ADNOC tenía los mayores planes de expansión neta de reducción a cero de cualquier empresa en el mundo, mientras los yacimientos estatales de petróleo y gas en los EAU queman gas casi a diario, a pesar de haberse comprometido hace 20 años con una política de cero quema de rutina.

Desarrollos conjuntos de oportunidades internacionales de gas natural licuado (GNL) con China, en Mozambique, Canadá y Australia, y la propuesta de ayuda a Colombia para desarrollar sus reservas de petróleo y gas eran parte de su agenda paralela. Los científicos del clima han advertido repetidamente que el mundo ya tiene planes para explotar muchas más reservas de combustibles fósiles de las que pueden quemarse con seguridad y que no deberían llevarse a cabo nuevos proyectos de combustibles fósiles. O sea, como decimos en el barrio "pusimos al zorro para cuidar el gallinero".

¡Una a favor!

Parte del objetivo de la COP28 es que resulte neutra en carbono, por eso ofrecerán "Menúes alineados con 1.5 °C," con estrategias para trasladar al hogar; permitiendo a los delegados desayunar, almorzar, cenar y tomar un refrigerio sin salirse del "presupuesto" individual de carbono de 2.3 k CO2e por día. Se prevé que se sirvan 250 mil comidas cada día durante los 12 días del evento, contando con más de 90 establecimientos de alimentos y bebidas que exhibirán una amplia gama de platos, incluido un exclusivo parque con food trucks de comida 100% vegana, por ejemplo.

Para garantizar que los menús sean sostenibles y conscientes del clima, la COP28 exige a los proveedores de catering minimizar el desperdicio, utilizando envases sostenibles, brindando capacitación y reciclando cuando sea posible. Se les ha pedido que al menos el 50% de los alimentos servidos se encuentren dentro de límites sostenibles de huella hídrica y de carbono, y se alineen con las directrices de los EAU sobre macronutrientes. El equipo de catering de COP28 ha estado trabajando con Nutritics para permitirles calcular la huella hídrica y de carbono de los elementos del menú. Nutritics es una empresa de software que permite a los proveedores de catering realizar un seguimiento de estas huellas, para producir un artículo del menú, al mismo tiempo que calcula el contenido nutricional del artículo.

Suspenso e incertidumbre... ¿Será capaz la COP 28 de proteger la continuidad de la vida planetaria, o por lo menos contribuir significativamente a ello ?


Más de Política
INTA: Denuncian prohibición de usar expresiones tales como "cambio climático"
Política

INTA: Denuncian prohibición de usar expresiones tales como "cambio climático"

¿Cómo abordamos la crisis climática si desde distintos organismos del estado se avanza en el abandono del tratamiento de estos temas?
Riachuelo: a 16 años de la sentencia advierten una falta de ejecución
Política

Riachuelo: a 16 años de la sentencia advierten una falta de ejecución

El fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación emitido el 8 de julio de 2008 ordenó al Gobierno Nacional, la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires a restablecer el daño ambiental producido en la cuenca.
Tras 16 años, los objetivos planteados en el fallo no se han cumplido y los avances son aún escasos: solo el 40% de las relocalizaciones habitacionales han sido concretadas y las personas siguen expuestas a riesgos ambientales.
Desde FARN reclaman que el saneamiento de la Cuenca Matanza Riachuelo sea considerado una política de Estado, que cuente con el presupuesto necesario y que la Corte Suprema adopte las medidas necesarias.
Los flagelos climáticos y ambientales que amenazan a la niñez argentina
Política

Los flagelos climáticos y ambientales que amenazan a la niñez argentina

La niñez es particularmente vulnerable a los efectos de la contaminación ambiental, ya que en esta etapa de la vida (en pleno desarrollo físico) la exposición a contaminantes puede provocar enfermedades respiratorias, alergias, problemas de aprendizaje y otras complicaciones en la salud.
Incluso las condiciones precarias del hábitat afectan el desarrollo social y emocional de niñas y niños, limitando sus oportunidades de futuro.