Energía
Sustentabilidad

Energía solar en Buenos Aires: ¿cuánto cuesta convertirse?

Los subsidios a la energía eléctrica la vuelven tan barata, que el pase a las energías limpias no es competitivo a nivel dóméstico.

Las centrales térmicas de Argentina son las principales generadoras de electricidad. La matriz energética del país depende casi en un 90% de la combustión de fósiles. El Estado y las empresas privatizadas del sector en el Área Metropolitana de Buenos Aires le venden al usuario la electricidad un KW entre cinco y siete veces más barato de lo que le cuesta producir y transportar hasta los domicilios.

Existe una enorme diferencia entre lo que se paga en la capital argentina por el servicio de luz -subsidiado en alrededor del 60% del valor real- y lo que cuesta en otras capitales, como Santiago (Chile), Montevideo (Uruguay), o San Pablo (Brasil).

¿Por qué ocurre esto? Porque las tarifas particulares siguen muy subsidiadas, a pesar de algunos fuertes incrementos en los valores ocurridos en los últimos años. Así, con la energía eléctrica tan "barata", y en un contexto de crisis económica, es muy difícil aspirar a que las familias se pasen a la energía renovable.

Si el principal conglomerado urbano de Argentina, que aloja a más de 15 millones de personas, pagara la electricidad a valores similares a los de la región, la inversión en paneles solares se recuperaría en una década, y a partir de entonces vendrían años de energía "gratis".

Ahora, considerando el 60% de subsidio a la energía eléctrica, en el país la transición se amortizaría en 25 años. Y si se agrega a la ecuación que los equipos solares tienen una vida útil de entre 15 y 20 años, no hay forma de que a un residente en Argentina le convenga económicamente este giro.

Por más que se difunda la importancia de la transición a energías limpias, mientras la brecha económica sea tan grande, la implementación doméstica de estas fuentes verdes se postergará cada vez más.

Según un análisis de la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires (APRA), cada MWh que se suma al sistema (de fuentes de centrales térmicas) le cuesta a los argentinos 344 dólares. El número se obtiene tras la suma del combustible, los gastos de operación, las pérdidas sufridas durante el transporte de electricidad y el proceso de distribución .

Si este esquema se trasladara directamente al precio final de Edenor, Edesur y Edelap, se produciría una suerte de colapso social y económico. Con los actuales subsidios no es rentable la energía renovable.



Esta nota habla de:
Más de Energía
La ciudad de las 12 hidroeléctricas
Energía

La ciudad de las 12 hidroeléctricas

En la zona central de Chile se encuentra San Clemente, la comuna más extensa de la Región del Maule. Aunque apenas supera los 40 mil habitantes, una cifra negra la corroe: con 12 centrales activas en la cuenca del río Maule, vecinos y vecinas acusan un colapso del recurso hídrico, en un territorio que se ha visto afectado no solo por la sequía, sino también por problemas energéticos de diversa índole.

Satélites revelan enormes fugas de metano desde empresas en México y exponen las brechas de los reportes oficiales
Energía

Satélites revelan enormes fugas de metano desde empresas en México y exponen las brechas de los reportes oficiales

La industria petrolera en México ha sido protegida y premiada con ingresos gubernamentales durante más de cien años. Pero las emisiones del sector, una de las principales causas del calentamiento global, tienen un turbio historial de transparencia. Así lo demuestran las fugas de metano desde la infraestructura de petróleo y gas, que han sido detectadas por satélites y que superarían las estimaciones oficiales del gobierno
¿Es el gas natural una buena inversión para América Latina y el Caribe?
Energía

¿Es el gas natural una buena inversión para América Latina y el Caribe?

El estudio de Naciones Unidas revela que una expansión de las energías renovables en el sector eléctrico de ALC sería por mucho la mejor opción.