Energía
Tendencia

Boom de ventas de autos eléctricos en el primer mundo: ¿mito o realidad?

Los gigantes de la industria automotriz responden a la presión de Tesla de Elon Musk. Si bien la carrera por la electromovilidad es un hecho, los estudios demuestran que los autos eléctricos apenas superan el 3% del total de las nuevas ventas en los Estados Unidos y solo abastecen al segmento denominado premium.

General Motors y Ford, los gigantes norteamericanos de la industria automotriz, rivalizan para asociarse con la empresa Rivian Automotive Inc. (Illinois), con el objetivo de poner en el mercado camiones propulsados con energía eléctrica. La tradicional marca del óvalo ya consiguió ser su inversionista, adquiriendo un 12% del paquete accionario. En los últimos dos años, gracias a la nueva Ford F 150 y la Chevrolet Silverado, recaudó más de diez mil millones de dólares entre los inversionistas privados. Sin embargo, General Motors Co no se da por vencida.

¿Por qué dos empresas fundadas a principios del siglo XX se meten tan de lleno en el mercado de las energías renovables? Porque están sufriendo la presión de Tesla, la principal productora de vehículos eléctricos y, actualmente, la automotriz más valiosa del mundo, creada por Elon Musk. Además, Amazon (de Jeff Bezos) se quedó con el 20% de Rivian, en una clara demostración de fuerza corporativa. Los precios de los nuevos modelos vienen bajando: GM anunció la venta de una SUV (Sport Utility Vehicle) a 30 mil dólares, bastante por debajo del Model 3 de Tesla.

Por su parte, Ford Motors está invirtiendo 30 mil millones de dólares para poder competir en ese segmento en 2025. La electro-movilidad no necesita de lubricantes ni de filtros. Se acciona con un solo pedal porque los frenos son automáticos y casi no necesita servicio de mantenimiento. Emplea apenas el 10% del total de piezas de un auto tradicional.

La venta a los consumidores se hace de manera directa, generalmente, a través de internet.

Mirá también: Electromovilidad: los vehículos más increíbles que lanzan al mercado las automotrices

¿Cuánto hay de marketing y cuánto de realidad en torno a la transición de motores a combustión a motores eléctricos? Por el momento, casi todas las ganancias de los fabricantes tradicionales siguen proviniendo de los coches que utilizan hidrocarburos. La cantidad de vehículos "nafteros" continúa siendo infinitamente mayor a la cantidad de automotores que utilizan fuentes verdes de energía. Según una investigación de la consultora Morgan Stanley, los autos eléctricos apenas superan el 3% del total de las nuevas ventas en los Estados Unidos y solo abastecen al segmento denominado premium.

El grueso de las ganancias de los fabricantes tradicionales siguen proviniendo de los coches que utilizan hidrocarburos.

Consultado por Carbono News, Pablo Naya, CEO de Sero Electric (la marca que creó el primer city car sustentable de Argentina), afirmó: "Las ciudades inteligentes están apuntando hacia movilidades pequeñas y eléctricas. Creemos que este es el futuro. Sin embargo, aún quedan muchas cuestiones por resolver. En Europa, Japón, China y Estados Unidos, los tiempos de crecimiento no son más rápidos, porque el crecimiento de la infraestructura para la carga es demasiado lento. Por ejemplo, un edificio donde estacionan unos 50 automóviles eléctricos no soportaría un abastecimiento nocturno simultáneo para todos ellos".

"Lo que actualmente existe es una estrategia de marketing fenomenal por parte de los grandes consorcios para mostrarse amigables con el medio ambiente mediante ingeniosas movidas de prensa. El mundo tiene, hoy en día, muchos faltantes de piezas estratégicas en el sector", sumó Naya.

En otras palabras, las tecnologías tradicionales le llevan más de un siglo de ventaja a las amigables con la naturaleza por lo que la batalla durará más de lo previsto.


Esta nota habla de:
Más de Energía
La luz que no llega: la pobreza energética también es un problema de género
Energía

La luz que no llega: la pobreza energética también es un problema de género

En Perú hay miles de personas sin electricidad y el 11% de la población recurre a la biomasa como fuente de energía. Las mujeres estarían entre los grupos más afectados por esto. Las encargadas de recolectar la leña son ellas, y se ven expuestas a diversos obstáculos y peligros, que van desde la falta de acceso a la educación e internet, hasta daños a su integridad. Como bien lo refleja la pobreza energética, no puede haber desarrollo sostenible si no hay igualdad de género.
La nueva estrategia de Argentina para reducir las emisiones de carbono, analizada
Energía

La nueva estrategia de Argentina para reducir las emisiones de carbono, analizada

El plan nacional a 2030 de reducción de emisiones y adaptación al cambio climático sitúa al gas como combustible de "transición"
La brecha de electrificación en Perú: la fuente para negar otros derechos
Energía

La brecha de electrificación en Perú: la fuente para negar otros derechos

Más de 700 mil viviendas no están conectadas a ningún sistema eléctrico legal en Perú. Esto es grave porque la pobreza energética retrasa el desarrollo educativo y socioeconómico, resta oportunidades e impacta negativamente en la calidad de vida de los habitantes. Quienes la sufren también están más expuestos a los incendios y, por ende, a la posibilidad de perder la vida o sus bienes materiales.