Energía
Movilidad sustentable

Avanza la electrificación de aviones, pero estas naves aún están lejos de transportar cientos de pasajeros

El motor eléctrico de 1 MW del Massachusetts Institute of Technology de Boston se ha convertido en el trampolín para hacer volar grandes aviones de holdings comerciales.

El prototipo desarrollado por el MIT ha servido para comprobar que sus componentes logran el rendimiento requerido para hacer viable la aviación eléctrica de gran escala en el mediano plazo.

Este tipo de proceso reduciría significativamente la huella de carbono que provoca el sector. Vale recordar que si sumamos todos los medios de transporte llegaríamos al 30 % de los gases de efecto invernadero vertidos a nivel global.

Mirá también: Preocupante récord mundial: un millón de pasajeros volando al mismo tiempo. La solución francesa

Los científicos especializados han determinado que las emisiones globales de dióxido de carbono deben llegar a cero neto en 2050 para evitar modificaciones sustanciales en el sistema climático de la Tierra.

En el caso de la aviación, hasta la fecha, solamente han despegado pequeños aviones totalmente eléctricos que solo cubrirían mercados muy específicos. Segmentos de "nichos". Para dar un salto hacia unidades mucho más voluminosas se requieren propulsores con potencias a la escala de varios megavatios que deberían ser desarrollados por sistemas híbridos, en los que una máquina eléctrica se acopla a un motor aeronáutico de turbina de gas.

Las primeras pruebas de la casa de altos estudios tendrían lugar dentro de tres meses, aproximadamente. En su diseño actual, las máquinas diseñadas en Boston tienen el tamaño de una maleta y pesan menos que un pasajero adulto.

Los estudios prevén que múltiples motores de un megavatio podrían alimentar múltiples hélices distribuidas a lo largo del ala de las aeronaves.

Un problema de "peso"

¿Por qué los autos eléctricos son un boom de ventas y sus modelos ya superan comercialmente a los nafteros mientras que no ocurre lo mismo con los productos aeronáuticos?. Fundamentalmente, por el peso de las baterías con las que funcionan. Por ejemplo, un Tesla Modelo S, que ya tiene una década en el mercado, tiene un conjunto de celdas que suman más de 320 kilogramos.

Esto significa que un avión preparado para 100 o 200 pasajeros debería ser impulsado por "pilas" gigantescas que generarían un lastre de decenas de toneladas a bordo.

Mirá también: Iberia, Lufthansa y Swiss Air apuestan a la descarbonización: modernizan sus flotas y compensan su huella de carbono

Consultado por Carbono.news, el experimentado piloto Ezequiel Sicardi expresó: "Por el momento, es muy difícil que las naves puedan despegar con un conjunto de motores de semejante pesadez. Habrá que esperar bastante todavía para ver volar a una unidad con enormes baterías. Deberían ser capaces de generar potencia, velocidad y autonomía para cubrir importantes distancias".

Interior de un motor eléctrico. Fuente: MIT

Los momentos de mayor consumo a nivel energético se dan durante el despegue y el aterrizaje. Por lo tanto, los "momentos eléctricos" deberían circunscribirse por ahora a ciertas fases menos demandantes.

La "ecologización" de la aviación es un objetivo central para las empresas del sector y también para las administraciones nacionales de muchos países. Varias empresas aeroespaciales se centran ya en este tipo de desafíos, pero habrá que esperar hasta el 2027 para ver estas maravillas surcar los cielos con servicios ejecutivos para nueve o diez personas a bordo.


Esta nota habla de:
Más de Energía
¿Quiénes son los dueños del litio en Argentina?
Energía

¿Quiénes son los dueños del litio en Argentina?

Una investigación revela que casi un millón de hectáreas de los salares del país, ricos en litio, están controladas por sólo cinco empresas
Hidroeléctricas en riesgo revelan la necesidad de avanzar en la resiliencia climática de Perú
Energía

Hidroeléctricas en riesgo revelan la necesidad de avanzar en la resiliencia climática de Perú

Ante los efectos del cambio climático y El Niño, las hidroeléctricas enfrentan desafíos operacionales en Perú. La escasez de lluvias ha disminuido drásticamente la capacidad de los embalses, obligando a tomar medidas extremas como la quema de diésel para mantener el suministro energético. Esto no solo retrasa la transición energética, sino que también subraya la urgencia de diversificar las fuentes de energía y fortalecer la resiliencia del sistema ante un futuro climático cada vez más desafiante.
Hidrógeno: la Nueva Era de la Energía ya ha comenzado
Energía

Hidrógeno: la Nueva Era de la Energía ya ha comenzado

En el contexto de descarbonización de la economía que atravesamos, el Hidrógeno se ha convertido en un rotundo protagonista. La producción de Hidrógeno con fines energéticos es un tema de interés mundial. La inversión en su producción aumenta cada vez más a nivel global y se incrementan nuevos proyectos que lo tienen como figura central.