Activismo
Emergencia climática

24S: La juventud, una vez más, lidera la lucha contra la crisis climática y ecológica

En todo el mundo, las voces de miles de jóvenes se multiplicaron pidiendo por la acción climática inmediata a quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones que cambien el rumbo del planeta. En Argentina, la juventud, respaldada por organizaciones socio-ambientales, se movilizó en todas las provincias dejando en claro el liderazgo juvenil en la agenda ambiental.

redaccion@carbono.news


Al grito de "no hay planeta B" la juventud se movilizó en distintas partes del mundo exigiendo mayor acción climática por parte de los gobiernos. En Argentina, la convocatoria del 24S fue federal, masiva y contó con la presencia de organizaciones socio-ambientales de base.

"Me movilicé porque no alcanza con palabras: necesitamos actuar de forma rápida, inmediata y a gran escala, como dice el último informe del IPCC. Me movilicé porque vemos caer propuestas e iniciativas de falsas soluciones que sólo potencian la actual crisis ecosistémica y nos llevan al colapso. Me movilicé porque nuestro presente y nuestro futuro dependen de lo que hagamos hoy y nuestros líderes deben escucharnos. Nuestro mayor desafío es poder incidir en los tomadores de decisiones antes de que sea demasiado tarde. Para eso, confiamos en unirnos de forma genuina bajo una misma bandera: la del planeta tierra", expresó en diálogo con Carbono News, Cecilia Quaglino, activista climática integrante de Fridays for Future Argentina.

La movilización que desde hace años elige los viernes para salir a las calles y pedir por el futuro, convocó a jóvenes y referentes socio-ambientales de todo el mundo. En nuestro país, la juventud eligió diversos escenarios para expresarse, entre ellos, el tramo de Plaza de Mayo al Congreso y se desarrolló en un contexto álgido. La pandemia-de origen zoonótico-, los incendios forestales, los desmontes en el Norte, la destrucción de humedales, el rechazo al acuerdo porcino con China, la bajante histórica del río Paraná y la impostergable transición energética han puesto el foco en la necesidad de repensar los modelos de producción y consumo imperantes, y buscar alternativas más justas, soberanas y sostenibles.

En Capital Federal, los jóvenes marcharon desde las 17 hs desde Plaza de Mayo al Congreso. (Foto: Instagram Fridays for future Arg)

Los jóvenes saben que salir a la calle es tan solo el primer paso: para cumplir con las metas de acción climática hace falta voluntad política. Es por ello que siguen exigiendo la sanción de una Ley de Humedales, la correcta implementación del Acuerdo de Escazú y un plan de acción y financiamiento para la adaptación al cambio climático que beneficie especialmente a las poblaciones más vulnerables.

Si bien en la 76° Asamblea General de Naciones Unidas el presidente Alberto Fernández reafirmó el compromiso de la Argentina con el Acuerdo de París y los objetivos de neutralidad de carbono para 2050, la juventud busca instalar con más fuerza una agenda socioambiental robusta e inclusiva en la esfera legislativa y en el ámbito gubernamental. "La política habla mucho sobre crisis climática y ecológica pero, en lo concreto, hace muy poco y se contradice demasiado. Los líderes políticos tienen que ser coherentes entendiendo que no hay justicia social sin justicia climática, pero sobre todo, que no alcanza con buenos discursos; necesitamos que escuchen a nuestras comunidades, que representan las voces de las personas más afectadas por esta crisis y actúen en consecuencia", señaló Quaglino.

Mirá también: El argumento cautivador para actuar ya ante el cambio climático

Por otro lado, una nueva instancia de negociación climática se espera en noviembre en la ciudad escocesa Glasgow, elegida para celebrar la vigésimo sexta Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) y las expectativas son altas.

Jóvenes de todo el país pidieron a los representantes políticos que escuchen a las comunidades en sus reclamos (Foto: Sabrina Pozzi)

Azul Schvartzman, coordinadora de Investigación y Política de Eco House, organización sin fines de lucro especializada en educación, política, economía y voluntariado para la sostenibilidad, dijo a Carbono News: "Venimos de un año de negociaciones internacionales virtuales, lo cual limitó mucho la participación de los oradores. Se dice que va a ser la COP más inclusiva de todas, pero hay muchos interrogantes especialmente en relación a la participación de la sociedad civil y las delegaciones de los países del Sur Global que van a tener que hacer cuarentena y que no recibieron vacunas por parte del Reino Unido".

Mirá también: Asfixiada por la desigualdad social y la crisis climática, América Latina y el Caribe puso énfasis en reformular el sistema de gobernanza global

Otros temas que preocupan son la ambición climática global y las estrategias de financiamiento a los países del hemisferio sur: "Aún falta que algunos países presenten sus contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC) y que los gobiernos del mundo demuestren que quieren trabajar por un camino de mitigación al 1.5°C. Hoy lamentablemente no estamos ni cerca", indicó Schvartzman, y añadió: "Hay que fortalecer las negociaciones, pero también los canales de financiamiento. No se puede pretender que los países puedan sostener esta transición y este cambio de modelo sin transferencia tecnológica y financiamiento directo de aquellos países que fueron los históricos causantes de la crisis".

Ambientalismo y feminismo: recuperar la trama de la vida

El #24S también fue una jornada de reivindicación ecofeminista. Sofía Slobo Parisí, activista ecotransfeminista y terapeuta especializada en sexualidad, ciclicidad y gineco-ecología, advirtió: "El 80% de personas refugiadas por razones climáticas en el mundo corresponde a mujeres cis y trans e identidades femeneizadas. Somos nosotros quienes sufrimos mayormente los efectos de la crisis. Estamos atravesando una crisis climática y ecológica y también una crisis sanitaria de cuidados, de reproducción de la vida y de la salud socioambiental implicando así un aumento desmedido de las desigualdades sociales. Activamos en partes iguales por la recuperación y defensa del cuerpo, y del territorio. Basta de extractivismo de la tierra y de los cuerpos. Lo que está en juego es la fertilidad del territorio y de los suelos, así como también la fertilidad de la vida, de los úteros y de todos los cuerpos humanos".

El ecofeminismo tuvo gran representación en la marcha del 24S (Foto: Instagram Fridays for future Argentina)


Por su parte Florencia Carbajal, activista menstrual y coordinadora de la Diplomatura en Ecofeminismo de Eco House sostuvo: "Necesitamos unir ambientalismo y feminismo. Recordemos que la vida en el planeta es imposible sin el cuidado material y afectivo como principio político que permite refundar una lógica de sostenibilidad. Lo que hoy está roto es la trama de la vida. No hay adaptación posible al cambio climático si no reconocemos que nuestros ciclos vitales son interdependientes y ecodependientes. Es urgente que podamos resignificar las tareas de cuidado. Cuidarnos entre nosotros y cuidar la tierra".

Camila Herrero, investigadora y activista de la misma organización concluyó: "Es urgente la implementación de un paradigma de soberanía alimentaria. La soberanía de nuestras semillas, suelo y vida silvestre está estrechamente vinculada a la soberanía de nuestros cuerpos y no deben explotarse con fines de lucro".

El origen del activismo juvenil para salir de la crisis climática

En agosto de 2018, la joven sueca Greta Thunberg decidió faltar a clase por primera vez e iniciar una huelga para protestar contra los devastantes efectos de la crisis climática. Con 15 años y un cartel pintado a mano que recorrió el planeta, encendió la llama del ambientalismo juvenil y dio vida al movimiento estudiantil "Fridays for Future" o "Viernes por el futuro" que hoy cuenta con capítulos locales en todo el mundo.

Lo que nunca imaginó Greta es que, en poco tiempo, jóvenes de distintas ciudades replicarían su iniciativa y colmarían las calles con un mensaje claro y contundente: ¡justicia climática ya! Cansados de la inacción de los líderes políticos, estudiantes y activistas asumieron el doble desafío de interpelar a los adultos y de proteger su futuro.

En todo el mundo, jóvenes y referentes socio-ambientales hacen crecer Fridays for future. (Foto: Instagram Greta Thunberg)

Según el último informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) el panorama no es bueno: la temperatura global sigue aumentando, hay cada vez más ecosistemas dañados y pérdida de biodiversidad. "Estoy aquí para sonar la alarma. El mundo debe despertar. Los científicos climáticos dicen que todavía podemos alcanzar la meta de los 1.5°C del Acuerdo de París, pero la ventana de acción se está cerrando rápidamente", afirmó el Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Gutérres, en la apertura de la 76° Asamblea General de la ONU y señaló que es urgente una reducción de emisiones en un 45% para 2030.

Mirá también: El más reciente informe de la ONU ultima al mundo: "Es probable que el escenario se ponga peor"

Aunque el horizonte es incierto,no todo está perdido. Las juventudes en las calles del mundo demuestran que no hay futuro sin presente. Y el presente es este momento histórico que pide cambiarlo todo.


Esta nota habla de:
Más de Activismo
"Bond Eyewear", la firma de San Isidro que transforma botellas plásticas desechadas en gafas
Activismo

"Bond Eyewear", la firma de San Isidro que transforma botellas plásticas desechadas en gafas

Ya emplea a casi a una veintena de trabajadores y tiene un catálogo con más de 150 productos distintos.
Brysconsult Meadery, el proyecto disruptivo de un misionero que busca acabar con la devastación de la selva misionera
Activismo

Brysconsult Meadery, el proyecto disruptivo de un misionero que busca acabar con la devastación de la selva misionera

Fernando Brys, emprendedor, fabricante de hidromieles y conferencista, habló con Carbono News sobre su proyecto que valora a las abejas erradicando los agroquímicos.
El cambio climático, protagonista de los Premios Nobel 2021
Activismo

El cambio climático, protagonista de los Premios Nobel 2021

Dos científicos expertos en meteorología fueron distinguidos por su trabajo sobre la modelización física del cambio climático. Es la primera vez, desde 1995, que un Nobel reconoce investigaciones vinculadas directamente al cambio climático. En la terna de Química, el cuidado del ambiente también fue determinante.